Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"


Ahorra energía en casa con unos sencillos consejos

27
Julio
2015
Valora este artículo
(0 votos)
Un estudio realizado en Extremadura concluye que una casa unifamiliar consume una media de 2.300€ al año en electricidad, mientras que un piso gasta en torno a los 1.150 €.

Un estudio realizado en 2015 por la Consejería de Fomento de Extremadura cifra en 1.150 € el gasto energético de un piso y en 2.300€ el de una casa unifamiliar.  

Pero, ¿qué es lo que más consume en nuestros hogares? Casi el 56% del gasto de un hogar extremeño corresponde a los sistemas de calefacción y refrigeración, que consume en torno a 820 € una casa y 410€ un piso. Por lo que una casa duplica el consumo de energía que realiza un piso.

El clima extremo de Extremadura, con temperatura muy bajas en invierno y muy altas en verano, ocasiona que los ciudadanos extremeños hagan, por lo general, un gasto de energía un 27% superior a la media nacional.

Algunos trucos como no abrir más de 10 minutos las ventanas de la casa para ventilarla pueden suponer una notable diferencia en la factura de la luz a fin de mes.

Pero todo esto dependerá de la época del año y la orientación de la vivienda. Además, son tres los factores implicados en el consumo de nuestra vivienda: el clima, el uso que los ocupantes de la casa hacen de los recursos energéticos y las características de la envolvente de nuestra vivienda.
El clima no lo podemos cambiar, pero con un uso adecuado de los recursos y una rehabilitación energética de la vivienda es posible mejorar la calidad de la construcción y disminuir el gasto energético.

Aprovechar la energía gratuita del sol

El sol puede ser un aliado en la época de invierno, en primavera y en otoño, pero a la vez un enemigo en verano. También influye la orientación de la vivienda. Por lo que si la vivienda está orientada al norte o al este es conveniente aislar la vivienda en invierno, además de cerrar las persianas  y correr las cortinas el mayor tiempo posible. El ahorro obtenido con las persianas levantadas sólo durante las horas de sol es de hasta 21€ al mes.

Pero si la vivienda está orientada al sur o al oeste será una vivienda soleada y en verano debes protegerla del sol con toldos, lamas, persianas, voladizos, cortinas, etc.

Sistemas de calefacción y refrigeración

En Extremadura, los sistemas de calefacción y refrigeración ostentan alrededor del 56% del consumo total de energía de una vivienda. Por el ello es recomendable hacer uso de aquellas instalaciones más eficientes.

Los braseros y los radiadores eléctricos son los sistemas más ineficientes y su consumo puede llegar  hasta los 15€ diarios. Las calderas de gas o los sistemas de bomba de calor puede proporcionar la misma cantidad de energía por la mitad de precio.

Aunque los sistemas más eficientes en materia de energía son los equipos de energía renovable como las calderas de biomasa, que tienen un gasto de entre 3 y 5 € diarios.

Además, si se hace uso de la calefacción, debemos tener en cuenta pequeños  consejos que nos ayudarán a ahorrar energía. Para ventilar una casa no es necesario abrir las ventanas más de 10 minutos. Ventilando 30 minutos gastas 0,34 € más al día (10 € al mes), y ventilando 1 hora gastas 1,65 € más al día (48 € al mes).

Otro punto a tener en cuenta es establecer una temperatura adecuada de la calefacción de 20ºC máximo y tener ropa de abrigo en la justa medida. Por cada grado de temperatura que aumentemos el termostato en nuestra vivienda, gastaremos un 7% más (entre 1€ y 0,3 € más al día).

Durante la época estival el uso de toldos puede ser un gran aliado, pues impide el paso directo del sol por las ventanas y logra un ahorro del 30% en aire acondicionado. También es muy útil cerrar las persianas y correr las cortinas para que no se caliente mucho la vivienda.

Ahorraremos bastante energía si mantenemos la temperatura del aire acondicionado por encima de 25ºC. Por cada grado que disminuyamos la temperatura, consumiremos entre un 5 y un 7% más.

Además, en verano es muy importante ventilar la casa cuando el aire es más fresco, es decir, durante la noche y las primeras horas de la mañana.

Electrodomésticos

Otro grupo importante de consumidores de energía en un hogar son los electrodomésticos. Estos aparatos eléctricos, que nos facilitan la vida diaria, también consumen mucha energía.Por suerte, a la hora de comprar un electrodoméstico, estos cuentan con una etiqueta que nos facilitan saber si se trata de un aparato energéticamente eficiente o no.

Si nuestro propósito es ahorrar energía, la mejor solución es comprar electrodomésticos de la Clase Energética más elevada posible (A+++).Lamentablemente, no todos los electrodomésticos cuentan con esta etiqueta energética. Tan solo los frigoríficos, congeladores, lavadoras, secadoras, lavavajillas y hornos eléctricos gozan de este privilegio.

De estos aparatos, el frigorífico es el que más gasta, ya que permanece encendido 24 horas al día. Su consumo ronda el 19% del total de la factura. Además, con un frigorífico A+ tendremos más del 58% de ahorro de energía y dinero, con uno A++ más del 70% y con uno A+++ más del 76%.

Después del frigorífico, la lavadora y la secadora son los electrodomésticos que más gastan en tu hogar. Por ello es conveniente usar la lavadora cuando esté llena y tratar de secar la ropa al sol.

En cuanto al uso de hornos y microondas, los hornos a gas son mucho más eficientes que los eléctricos. Usar el microondas en lugar del horno convencional te ayudará a ahorrar hasta un 70% de energía.

Y para cocinar, las cocinas de inducción y las de gas consumen menos energía que las cocinas eléctricas.

Hay muchos aparatos eléctricos como el secador, el ordenador, la televisión, la plancha, etc., que no tienen etiqueta energética pero que no podemos olvidarlos porque la suma de todos representa aproximadamente el 7% de la factura eléctrica en las viviendas.

Agua caliente

El agua caliente es, junto a la calefacción, uno de los principales consumidores de energía en nuestros hogares. Con buenas instalaciones y prácticas podemos lograr importantes ahorros. No dejes correr el agua de los grifos inútilmente, por ejemplo al lavarte los dientes o las manos y utiliza agua fría siempre que sea posible.

Darse una ducha en vez de un baño nos ayudará a consumir 4 veces menos energía y agua. El ahorro de una persona por ducharse en lugar de bañarse es de 65.700 litros de agua y 85,4 € al año.

En el caso de tener depósito acumulador de agua caliente, su temperatura no debería superar los 60ºC.

 

 

 

Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Publicidad

Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

NEWSLETTER - Suscríbete - Acceso GRATIS a CONSTRUMAT

Publicidad

Agenda

Empresas destacadas

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas