Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"


Claves para ahorrar energía con tu aire acondicionado

3
Julio
2015
Valora este artículo
(0 votos)
Se acerca el verano y, ante la perspectiva de las futura subida de temperatura, muchas son las personas que se plantean instalar o renovar su sistema de aire acondicionado. Pero, ¿qué se debe tener en cuenta a la hora de elegir el aparato más adecuado a nuestras necesidades?
 
A la hora de adquirir un sistema de refrigeración es importante tener en cuenta una serie de puntos que pueden ayudar a mejorar la eficiencia del aparato y ahorrar en el consumo de energía. El incremento del 5,6%, que recientemente se ha implementado en la factura de la luz, hace casi imprescindible adoptar determinados hábitos encaminados a ahorrar en el consumo de energía de nuestras viviendas.

Adquirir un aparato energéticamente eficiente nos ayudará a reducir el consumo eléctrico del aire acondicionado, que en España oscila en torno al 11% de la factura eléctrica.

En el mercado podemos encontrar multitud de modelos de sistemas de refrigeración. Y, en ocasiones, algunas ofertas nos deslumbran. Pero en la mayoría de los casos estas ofertas enmascaran aparatos que consumen mucha energía debido a su tecnología anticuada, lo que supone un importante incremento en la factura de la luz. Por ello se recomienda comprar aparatos de una eficiencia energética lo más alta posible (A++).

Además, es conveniente adecuar la temperatura a las necesidades de la vivienda. Por norma general, la temperatura ideal se encuentra entre 21 y 25 grados. Punto de especial relevancia, ya que por cada grado que se baje el termostato, el consumo de energía se incrementa en un 8%.

En el momento de la adquisición del aire acondicionado es importante comprar un aparato con la potencia necesaria. Uno con una potencia mayor supondría un derroche de energía innecesario. Para calcular la potencia adecuada a la vivienda se recomienda el empleo de 100 frigorías por metro cuadrado que se pretenda refrigerar. Aunque para hacer una medición más exacta se deberá tener en cuenta tanto la orientación como el aislamiento térmico de la vivienda.  

En el mercado, la gama  de equipos es muy amplia, de acuerdo a todas las necesidades y presupuestos.

Aparatos fijos

El split es la opción mayoritariamente elegida. Se trata de un sistema que consta de una unidad externa que conecta con una o varias unidades internas.

Split simple. La unidad interior está formada por el evaporador, el ventilador, el filtro de aire y el sistema de control, mientras que en la exterior se encuentran el compresor y el condensador. Estos splits pueden trabajar en modo de humidificación, en modo económico o en modo de refrigeración. Su precio oscila entre los 300 y los 1.800 euros.

Multi-split. Aconsejado para viviendas de grandes dimensiones. La unidad exterior alimenta dos o más unidades interiores. Su precio va desde los 600 a los 2.200 euros, y la instalación debe ser realizada por un profesional.

Climatizador de ventana. Este aparato se instala en una ventana o muro exterior. La misma unidad incluye el compresor, el ventilador y el evaporador. Puede conllevar algunas desventajas, ya que genera mayor ruido en el interior de la vivienda. Su precio se encuentra entre los 500 y los 850 euros.

Aparatos portátiles

El precio de los sistemas de refrigeración portátil se encuentra en los 500 y los 800 euros.

Split portátil. Es muy similar al split simple. La única diferencia es que la unidad exterior o compresor no se fija a la pared externa, sino que se deja en el suelo de un balcón o similar.

Monobloc portátil. Es el menos eficiente de todos los mencionados. No necesita instalación y es fácil de transportar. Entre sus principales desventajas están que produce mucho ruido, al permanecer el compresor dentro de la vivienda, y su elevado gasto de energía.

A los costes de estos aparatos hay que añadir los gastos de instalación del equipo de refrigeración, que variarán según la complejidad de la instalación.

La clave para el ahorro: el buen mantenimiento del aparato
El más eficiente sistema de refrigeración no servirá de nada si no se hace un adecuado mantenimiento de este. Por eso es recomendable seguir unos sencillos consejos para mantener en óptimas condiciones el aparato de aire acondicionado.
* Mantener los filtros de aire limpios. Unos filtros sucios se traducen en un mayor consumo de energía.

* Proteger los equipos de refrigeración del sol. El termostato no debe estar cerca de fuentes de calor. También es recomendable instalar el aparato en un lugar con buena circulación de aire.

* Regular la temperatura entre los 21 y los 25 grados. Una diferencia de más de 12 grados entre el interior y el exterior de la vivienda no se considera saludable. Además, por cada grado que bajemos en el termostato, estaremos consumiendo un 8% más de energía.

* En verano, ventilar la casa cuando el aire es más fresco. Es decir, durante las primeras horas de la mañana. Después, es conveniente cerrar ventanas y bajar las persianas para evitar que penetre el calor.

* La clave es un buen aislamiento. Con ventanas de doble acristalamiento podremos ahorrar hasta un 20% de energía. Los burletes en puertas y ventanas también posibilitan un ahorro de entre el 5 y el 10%.


Más información en 10 consejos para ahorrar con tu aire acondicionado

 

Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Publicidad

Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

NEWSLETTER - Suscríbete - Acceso GRATIS a CONSTRUMAT

Publicidad

Agenda

Calendario

Mayo 2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
2
Jun
2017

Empresas destacadas

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas