mejor-extintor-casa

¿Qué Tipo de Extintor es el mejor para Casa?

La elección de un extintor no debe hacerse a la ligera. Se trata de uno de los productos de seguridad en situaciones de incendio más comunes en los hogares, y se debe escoger con cuidado el tipo a utilizar.

En el mercado existen multitud de ellos y no todos son igual de eficientes con todos los tipos de fuego que pueden provocarse. La duda es frecuente, ¿cuál es el mejor extintor para casa?

En este artículo intentaremos responder a esta pregunta gracias a la empresa de extintores Presman que nos ha ayudado a analizar los tipos de extintores que se pueden adquirir.

Tipos de Extintores por clase de Fuego

Los extintores se pueden dividir en función del tipo de fuego para el que se deben usar. 

Las clases de fuego para las que son apropiados irán indicadas con una letra visible en la superficie de los extintores. Estas pueden ser A, B, C, D o F/K.

tipos-extintores-clase-fuego

· Tipo A: se usa para apagar fuegos provocados por combustibles sólidos como la tela, la madera o el papel. 

· Tipo B: se usa cuando el combustible es un líquido inflamable.

· Tipo C: se usa para equipamiento conectado a la corriente.

· Tipo D: se usa en fuegos metálicos, ocasionados por metales inflamables como el aluminio o el sodio.

· Tipo K o F: se usa para fuegos en los que el combustible son grasas o aceites.

Independientemente del tipo de fuego, siempre habrá cuatro elementos presentes: combustible, calor, oxígeno y una reacción en cadena. La idea es que el extintor elimina cualquiera de estos elementos, para así acabar con las llamas.

Tipos de Extintores para el Hogar según el agente extintor

  1. Extintor de polvo ABC:

Se trata del extintor más común, el que se puede encontrar en cualquier casa, oficina u otro tipo de edificio. 

Es apto para fuegos tanto de tipo A y B, como C, como su nombre indica, pues evita el riesgo eléctrico que acompaña a otros tipos de extintores por ser de polvo. 

Sin embargo, su uso en interiores supone un cierto riesgo de inhalación, puede dificultar la visión y causar daños en bienes materiales.

  1. Extintor de dióxido de carbono:

Se utilizan en fuegos donde hay aparatos eléctricos involucrados, es decir, de tipo C, pues el dióxido de carbono no es conductor. Además también se puede usar en tipos B y C. 

No deja residuos tras su uso, por lo que se suele utilizar cuando otro tipo de extintor podría provocar daños materiales severos.

  1. Extintor de agua:

Este tipo de extintor se utiliza en fuegos de tipo A y B. No es apropiado en el caso de incendios donde el combustible es un líquido inflamable o donde haya electricidad presente. 

Además, para facilitar el proceso de apagar las llamas se le añade un aditivo irritante.

  1. Extintor de espuma:

Es usado para fuego de clase A y B, pero es peligroso si hay electricidad, por lo que no suele ser una elección muy común en los hogares, donde muchos incendios son causados por aparatos eléctricos. 

Actúa desplazando el aire y enfriando el material.

Una vez analizados, se entiende que el tipo de polvo ABC, a pesar de los mencionados inconvenientes, sea el más común en hogares, pues se trata del extintor más versátil del mercado. 

Otros factores a tener en cuenta

Conviene mencionar que a la hora de hacerse con un extintor, además de el tipo de producto a escoger, se deben tener en cuenta una serie de factores.

En primer lugar, el tamaño. Se pueden encontrar extintores de entre 1kg hasta 50kg. El peso de los extintores de polvo suele rondar los 25kg, mientras que los de CO2 generalmente se sitúan en los 10kg. Por su parte, los de espuma pesan 6kg. 

extintor-pasillo-casa

Además, el emplazamiento es otro actor clave. Se debe escoger un sitio a la mano de los adultos, pero fuera del alcance de los más pequeños. El lugar también ha de ser visible y fácilmente localizable para que cualquiera pueda dar con él y utilizarlo en el momento preciso.

Otro punto clave, y a menudo olvidado, es el del mantenimiento. Asegurar el buen estado de los extintores es fundamental, dada la importante función que cumplen. 

Desde sacudir el extintor una vez al mes para evitar que el polvo de interior se asiente, hasta una comprobación de la presión trimestral, las medidas de mantenimiento son clave para que estos objetos cumplan adecuadamente su función. Lo mejor en este punto es ponerse en manos de expertos.

¿Cuándo fue la última vez que revisaste tus extintores? ¡Déjalo en los comentarios y asegúrate de que la seguridad de tu hogar no está comprometida!

Si te ha gustado… ¡Comparte! 😉

Categorías:

Otros Artículos Recomendados

Elije como Registrarte

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí los Términos de uso, privacidad y cookies. Si continúa navegando, está aceptándola.