Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"


Beneficios de instalar aire acondicionado solar

6
Abril
2019
Valora este artículo
(0 votos)

¿Sabía que España es uno de los países de Europa con mayor irradiación? Haciendo que la energía solar en nuestro país sea más rentable que en otros. Y es que regiones del norte de España, que generalmente se consideran poco adecuadas para la energía fotovoltaica, reciben más irradiación que la media en Alemania. País que mantiene desde hace años el liderazgo en la promoción de la energía solar fotovoltaica.

Una energía que cuenta con múltiples variables dentro del sector de la calefacción enfocadas sobre todo al calentamiento de agua caliente sanitaria y la climatización en casa. Pero también existe una variante de refrigeración, el denominado aire acondicionado solar o frío solar. Y aunque suena contradictorio, es posible hacer descender las temperaturas a partir de la obtención de rayos solares. Una opción que nos puede aportar muchos beneficios:

  • Respetuoso con el medio ambiente: al utilizar energía solar que son menos contaminantes y más respetuosas con el medio ambiente y que permite disminuir las emisiones de gases tóxicos.
  • Ideal para zonas geográficas con mucho sol: es una manera idónea de aprovechar los rayos solares y reducir así el consumo eléctrico para el aire acondicionado.
  • Instalación no invasiva: tan solo necesitamos un espacio en nuestra vivienda para poder ubicar los paneles solares.
  • Energía limpia y gratuita: solo se necesita del calor del sol para poder activar el funcionamiento del aire acondicionado solar.
  • Menor demanda de red: el contar con placas solares que nos generen electricidad, se reduce hasta un 70% la demanda de electricidad.
  • Costos de electricidad reducidos: el consumo final en nuestra factura de la luz se verá reducido.

¿Qué tipo de viviendas son aptas para la refrigeración solar?

En función del clima que tengamos en nuestra zona geográfica, nos decantaremos por uno u otro sistema de refrigeración solar. Dado que el funcionamiento que tienen es variable entre ellos, no todos se adaptan igual de bien a unas determinadas condiciones climatológicas.

Al nutrirse de los rayos del sol, es normal que lo adecuado sea que se encuentren en zonas en las que estos incidan en mayor medida. Es el caso principalmente del aire acondicionado solar híbrido. Los paneles solares tradicionales necesitan de la incidencia directa de los rayos solares para funcionar. Por ello, esa opción está especialmente indicada para aquellas zonas geográficas en las que hay más días de sol. Por ejemplo, la zona de Andalucía o también la costa mediterránea.

¿Qué tipos de aire acondicionado solar hay?

1. Aire acondicionado solar híbrido

El aire acondicionado solar híbrido se basa en la combinación de la tecnología fotovoltaica con la corriente eléctrica que utilizamos en las viviendas. Dependiendo del tiempo y de la incidencia de los rayos solares sobre los paneles, el sistema cambia automáticamente de la batería a un suministro directo de la electricidad para su consumo y viceversa.

Cuando hace sol, se utiliza la energía solar para recargar las baterías. Al ponerse este, la recarga tendría lugar gracias a la alimentación de la red eléctrica. De esta manera, podemos ahorrar en el consumo mientras inciden los rayos solares. Además, es posible guardar la energía que se ha utilizado, entre un 90% y un 100%. Estos últimos, no obstante, tienen un precio bastante superior al resto y son adecuados en aquellos climas más secos.

2. Aire acondicionado solar por absorción

En el caso de la refrigeración solar por absorción, la energía del sol se emplea para la evaporación de un líquido refrigerante que es el que se encarga de enfriar el aire. Cuando el agua es calentada a través de la energía solar, comienza un proceso dinámico de baja presión.

Este enfría el agua a una temperatura que ronda los 7º. Este agua circula por una serie de tubos de cobre, y así el aire frío recorre la vivienda enfriándola.

Se le llama frío solar. Dicho líquido realiza un proceso que consta de cuatro partes. La primera de ellas es la expansión. El líquido de alta presión es refrigerado, y así se reduce su presión y su temperatura, para que pueda continuar con el siguiente paso; la evaporación. Durante esta, el líquido se evapora y cede el frío a la vivienda a climatizar, a través de un ventilador.

En esta fase el líquido ha pasado ya a estado gaseoso. Después tendrá lugar la compresión, en la que el gas vuelve a pasar a estado líquido al comprimirse, con una presión muy elevada. Finalmente, llegamos a la condensación, en la que el vapor a alta presión circula por el condensador. El calor se expulsa hacia el exterior y el refrigerante vuelve a recuperar su estado líquido.


3. Aire acondicionado solar desecante


Existe una tercera opción en la refrigeración solar que no es muy conocida. En estos, los materiales de refrigeración son desecantes. Se utiliza por ejemplo el gel de sílice, aunque también funciona con líquidos. El aire se enfría por la evaporación del agua y llevan incorporados intercambiadores de calor. Aunque pueden utilizarse en cualquier clima, no se ven con demasiada frecuencia, y su precio es bastante elevado.

Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal
Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

Suscríbete a nuestra Newsletter


Contenidos exclusivos AYUDAS y SUBVENCIONES.

He leido y acepto la Política de Privacidad

Publicidad

Agenda

No hay eventos en el calendario

Calendario

Abril 2019
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas