Selección del Material de Rejuntado

Los materiales de rejuntado, así como el resto de morteros empleados en construcción han evolucionado y se han tecnificado con el tiempo incorporándose a los procesos industriales y control normativo dando lugar a productos con propiedades y características distintas en función de las aplicaciones para las que son requeridos.

Tradicionalmente la colocación de baldosas cerámicas estaba referida a piezas de pequeño formato, sin apenas separación entre las mismas, donde las juntas eran muy estrechas y se rellenaban con una mezcla de cal o cemento blanco y arena (borada).

Posteriormente se impuso la colocación “a tope”, sin separación física entre baldosas, donde la aplicación mínima del material de junta era meramente estética (lechadas).

Pero si los morteros se han tecnificado y evolucionado las piezas cerámicas no se han quedado atrás, en cuanto a formatos y niveles de absorción que requieren de otro tipo de materiales para el relleno de juntas suficientemente dimensionadas. Así surgen las juntas de colocación, que dan respuesta a la separación física entre piezas en un recubrimiento cerámico.

Este tipo de material se rige por la norma UNE EN 13888 que hace una diferenciación del material de rejuntado en función de la naturaleza química del conglomerante empleado:

− CG: Material de rejuntado cementoso.
− RG: Material de rejuntado de resinas reactivas.

Para el caso del tipo CG (Cementosos) en la norma se establecen dos clases designadas con un número (1 y 2) del mismo modo que para los adhesivos cementosos:

1: Material de rejuntado normal.
2: Material de rejuntado mejorado.

A parte el mejorado, designado con el 2, cumple con otra serie de requisitos adicionales designados con otras siglas:

− W Absorción de agua reducida.
− A Alta resistencia a la abrasión.

De este modo para reconocer un material de rejuntado, utilizaremos estas siglas y números, de modo que tengamos los siguientes tipos de material de rejuntado:

Material-rejuntado

Una vez podemos reconocer el material a emplear, es importarte saber dónde podemos utilizar uno otro. Para ello haremos uso de las recomendaciones recogidas en la norma UNE 138002.

Por ejemplo: En condiciones de uso doméstico en recintos húmedos utilizaremos un mortero de rejuntado cementoso mejorado con características adicionales en cuanto a la absorción de agua, esto es un CG2W.

En aquellos recubrimientos que requieran condiciones de estanquidad al agua y al vapor utilizaremos un mortero de rejuntado de resinas reactivas RG ya que estas son dos de las características que presentan estos materiales en particular: impermeabilidad al agua y al vapor.

EMPRESAS ASOCIADAS

empresas-asociadas-anfapa

EMPRESAS PATROCINADORAS

empreas-patrocinadoras-anfapa

 

 

 

 

 

 

Si te ha gustado… ¡Comparte! 😉
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin