Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"


8 consejos si buscas ahorrar energía en la elección de tus ventanas

9
Diciembre
2017
Valora este artículo
(3 votos)

En lo referente al aislamiento térmico para ahorrar energía en nuestros hogares, el cambiar de ventanas poco eficientes energéticamente por otras más modernas de mejores prestaciones, es una de las actuaciones más fáciles y rápidas de realizar. Además ofrece una mejora en la salud y el confort de los usuarios de las viviendas.

Existen muchas clases de ventana, y el elegir una con bajo grado de aislamiento térmico provoca un mayor consumo energético: durante el invierno, provocan grandes pérdidas de calor y condensaciones en el interior; durante el verano, permiten la excesiva entrada de radiaciones térmicas en su interior. Las ventanas aislantes son más eficientes energéticamente, por ejemplo, la energía que pierde una ventana de doble acristalamiento es de 650 kwh al año, y de cristal sencillo 1.000 kwh al año. También son una buena opción para ahorrar energía las ventanas de pvc y las ventanas de doble vidrio.

Por esta razón, si tienes que cambiar el tipo de ventana que hay en tu hogar, es importante prestar atención a los diferentes elementos de la ventana (vidrio, carpintería del marco, protecciones solares...) para cumplir con la calidad adecuada, evitando las pérdidas de frío y calor, y reduciendo el consumo energético, lo que contribuye a un ahorro en las facturas de calefacción y refrigeración.

La solución es introducir mejoras en la rehabilitación energética en las ventanas de la vivienda. Existen tres alternativas:

  • Sustituir únicamente el vidrio.
  • Sustituir el vidrio y la carpintería.
  • Instalar una segunda ventana independiente.

Conseguiremos estar más cálidos en invierno y más frescos en verano, además de reducir el coste de nuestras facturas y el impacto medioambiental que conlleva.

La cantidad de ahorro energético que se obtiene en el consumo de calefacción y refrigeración está entre un 2% y un 13%. Dependerá de la calidad del vidrio (tipo, espesor de vidrio, espesor de cámara de aire...), de la calidad de la carpintería (tipo de material, buena permeabilidad al aire...), del tipo de apertura (mejor sistema abatible que corredera, infiltraciones menores) y de la calidad de la ejecución (buen sellado entre vidrio-carpintería y carpintería-muro evita infiltraciones).

¿Qué tipo de ventanas elijo para ahorrar energía?

A la hora de elegir nuevas ventanas, conviene que tengas en cuenta estos factores:

1. Transmisividad del vidrio (U):
La elección de un vidrio doble, con tratamientos especiales (baja emisividad o bajo factor solar) en una de las lunas, es la mejor opción. Obtendrá un valor de U entre 1,8 - 1,4W/m²·K.
Lo más importante para ahorrar en un vidrio doble es el espesor de su cámara de aire, que podrá medir de 16 a 20 mm, siendo más aislante cuanto mayor sea.

Factor solar del vidrio (G):
Un valor indicado está en torno a 0,5. Si no se prevé la utilización de sistemas de sombreamiento, como persianas, el factor solar se debe disminuir a un valor de 0,2 a 0,3, además de la aplicación de tratamientos específicos al vidrio, que impliquen una coloración o un efecto espejo.

3. Transmisión luminosa del vidrio (TL):
A medida que se mejora el Factor solar de un vidrio, disminuye la transmisión luminosa o cantidad de luz que deja pasar . Es recomendable utilizar vidrios con una TL de al menos el 60 - 65% en aplicaciones residenciales, así supone poca pérdida de luz natural.

4. Transmitancia térmica de la carpintería (U):
El marco representa el 15 - 30% de la superficie de la ventana. La mejor elección son las carpinterías de madera, de PVC o de aluminio, con rotura de puente térmico. Las ventanas de aluminio o pvc consiguen un valor de U de entre 2,2 - 2 W/m²·K, e incluso pueden llegar a valores de 1,2 - 1,5 W/m²·K.


5. Clase de permeabilidad del marco:
Para evitar las pérdidas por infiltraciones de aire es recomendable una ventana de hojas batientes u oscilobatientes, en contraposición de una ventana corredera.

6. Sombreamiento de ventanas:
Las protecciones solares reducen la transmisión de calor al interior de la vivienda en los meses cálidos, mejorando el confort térmico y reduciendo el consumo de energía de refrigeración.

Los sistemas de protección solar deben adaptarse al tipo de ventana y al presupuesto:

  • Toldos convencionales, toldos extensibles, capotas, toldos tipo cortina…
  • Persianas enrollables, venecianas, alicantinas, abatibles, orientables...
  • Lamas horizontales o verticales, fijas o móviles.

7. Ventilación según disposición de ventanas:
Siempre que sea posible, se recomienda una distribución de las ventanas entre fachadas de orientaciones opuestas, como Norte y Sur.
Con su apertura provoca una ventilación natural cruzada en el interior de la vivienda, favoreciendo la calidad del aire en los espacios interiores.

8. Orientación de ventanas:
En condiciones de verano, en el hemisferio norte, la mejor orientación para evitar el sobrecalentamiento sería la norte, pero impide la captación solar en invierno.
Por esta razón, el estudio anual de la irradiancia a través de acristalamientos lleva a seleccionar la Fachada Sur como orientación óptima durante todo el año.

Precios en la instalación de ventanas eficientes

El coste de la instalación por vivienda dependiendo del tipo de carpintería y de vidrio, y según la calidad de sus componentes puede estar comprendida entre 1.700 y 4.400 euros, con una amortización media a partir de 15 años desde su instalación. Existen diversas ayudas para ahorrar en la compra de ventanas eficientes, estas subvenciones suelen denominarse Plan Renove de ventanas.

Ahorro en la factura de la luz por instalar ventanas eficientes

El ahorro en el gasto energético al año en el cambio de ventanas depende de la tipología edificatoria, el tipo y espesor del aislante utilizado, además de la calidad de la ejecución de la obra. Con un buen acristalamiento, en una zona climática fría, un radiador eléctrico para calefacción y una bomba de calor para refrigeración, se podría conseguir aproximadamente un ahorro en las facturas de 137 hasta 286 euros por año. Las ventanas no sólo pueden ayudarnos a ahorrar energía, sino a obtener energía limpia, ya que su vidrio podrían ser paneles solares transparentes

Teniendo en cuenta que el consumo de energía de los hogares españoles es un 60% superior a la media europea, ¿crees que si mejoramos la calidad de nuestras ventanas disminuiría la demanda energética de nuestro país o sigue siendo una medida insuficiente?

 
 
Empresa Patrocinadora
Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Publicidad

Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

REGALO-NUEVO e-book Ayudas 2017 ¡Suscríbete a la Newsletter!

Publicidad

Agenda

Calendario

Diciembre 2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas