Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"


Autoconsumo fotovoltaico en España vs. Europa

22
Noviembre
2017
Valora este artículo
(0 votos)

La energía solar fotovoltaica, en concreto el autoconsumo solar fotovoltaico actualmente es la mejor alternativa para que los ciudadanos y empresas alcancen la independencia energética, se calcula que aproximadamente el 83% de hogares en Europa se podrían abastecer mediante placas fotovoltaicas para su propio autoconsumo eléctrico.

Actualmente, la energía solar es la la fuente de energía renovable más utilizada para el autoconsumo en la Unión Europea, siendo la más indicada para autoabastecer energéticamente a las viviendas. El autoconsumo fotovoltaico y sus respectivos paneles solares fotovoltaicos constituyen una fuente de energía limpia muy importante en países como Alemania, Dinamarca, Holanda, Bélgica e Italia.

Europa está de acuerdo en que el autoconsumo energético es una de las mayores acciones en energías renovables que ayudarán a su transición energética, pero las medidas y normativas de cada país europeo respecto al autoconsumo son muy dispares.

Esto no es de extrañar ya que cada país Europeo tiene un diferente contexto que condiciona la transición energética. Mientras en unos países se apoyan drásticamente acciones que fomentan el autoconsumo energético y se deshacen barreras administrativas, otros países ponen muchísimos problemas legales a las energías renovables.

 

fotovoltaico-autoconsumo-españa-europa.jpg

 

Autoconsumo Fotovoltaico en España 

El autoconsumo energético en España es uno de los ejemplos más negativos de toda Europa.

Para la Unión Europea, todos los países deben de cumplir 3 principios, simplificar los trámites administrativos sobre las energías renovables, derecho a vender la energía invertida a la red y derecho al autoconsumo compartido.

España carece de los 3 principios que exige la Unión Europea respecto al autoconsumo energético, a pesar de ser uno de los países más preparados para el autoconsumo fotovoltaico.

 

españa-europa-fotovoltaico-autoconsumo.jpg

España está más preparada para el autoconsumo fotovoltaico que otros países por sus horas de sol. Fuente: El País.

 

El autoconsumo fotovoltaico de España tiene muchas trabas administrativas

España es el país con más trabas administrativas legales que hay en el momento de hacer legal el autoconsumo fotovoltaico de una vivienda, motivo por el cual la Comisión Europea ha pedido explicaciones a España, considerando que España ponía muy complicado a sus ciudadanos ejercer de su derecho al autoconsumo, a pesar de que el país presenta una climatología excepcional para el autoconsumo solar fotovoltaico.


El autoconsumo fotovoltaico de España no permite el autoconsumo compartido

En España es muy importante el autoconsumo compartido, porque la mayoría de viviendas son residencias y comunidades. Con el autoconsumo compartido las comunidades de vecinos pueden colocar en zonas comunes paneles solares fotovoltaicos y compartir la energía obtenida. El Real Decreto 900/2015 prohíbe el autoconsumo compartido en España, aunque se ha abierto una brecha y un camino hacia la impuesto al sol, cuando Cataluña recurrió parte del Real Decreto y el Tribunal Constitucional le dio parcialmente la razón.

EL Real Decreto 900/2015 asegura que sólamente puede haber un único titular en la instalación fotovoltaica, esta acción dificulta a las empresas comercializadoras y a los servicios energéticos.


El autoconsumo fotovoltaico de España no garantiza los vertidos

El autoconsumo energético en España también resulta una excepción muy negativa en Europa, al no garantizar la retribución vertida en la red. La pérdida de beneficios de los autoconsumidores provoca que menos personas estén dispuestas a comprar un kit de autoconsumo fotovoltaico. A no ser que estén dispuestos a convertirse en empresarios, que tampoco sería una buena alternativa debido a las grandes cargas administrativas.


El peaje al autoconsumo fotovoltaico de España

El autoconsumo fotovoltaico de España tiene un peaje que es comúnmente denominado impuesto al sol, aunque actualmente no se está pagando. Este peaje también deben de pagarlo algunas instalaciones con baterías fotovoltaicas, dificultando aún más la decisión de que un ciudadano adquiera un kit solar de autoconsumo.

Las instalaciones solares fotovoltaicas menores de 10 kw no están sujetas a este peaje, pero esta excepción resulta poco agradecida, teniendo en consideración que los demás países de Europa no tienen ningún impuesto al sol.

Las multas por el incumplimiento del impuesto al sol son desmesuradas, entre 6 a 60 millones de euros. Hay muchas Comunidades Autónomas, grupos sociales e incluso partidos políticos que hasta la fecha luchan contra este peaje, pero actualmente sólo Canarias ha conseguido su libertad al autoconsumo fotovoltaico.

Evidentemente, todas estas acciones negativas hacia el autoconsumo fotovoltaico en España han tenido muchísima repercusión en la transición energética del país, durante el 2015 se instalaron solamente 49 MW, siendo 13 MW para instalaciones de autoconsumo aisladas ya que no están conectadas a la red y son principalmente para uso agrícola. Esta cifra está muy lejos de los 3.500 MW del Reino Unido y de los 1.300 MW de Alemania.

Autoconsumo Fotovoltaico en países pioneros de Europa

Una vez mostrado el panorama del autoconsumo fotovoltaico en España, a continuación presentamos los 10 mejores ejemplos de autoconsumo energético que se encuentran en Europa, narrando sus acciones y políticas sostenibles principales. También se informará de la energía solar fotovoltaica que tienen instalada, de sus objetivos para el 2020 y sus datos del mercado de electricidad. Toda esta información es recogida por el informe de la Fundación Energías Renovables”Autoconsumo. Lecciones aprendidas en la Unión Europea.” (Marzo de 2017,Madrid).

 

autoconsumo-fotovoltaico-europeo-españa

Fuente: Cantabria Responsable

 

Autoconsumo fotovoltaico en Bélgica

Bélgica ha sido uno de los países en los que el desarrollo del autoconsumo basado en instalaciones fotovoltaicas ha tenido un desarrollo positivo. Sin embargo, sus recientes cambios en políticas de ayuda, han resultado muy perjudiciales para el sector. Aunque el balance neto está permitido, la eliminación de los certificados verdes ha cambiado el panorama. Si en 2014 se instalaron 218 Mwp, en 2015 esta cifra se vio reducida a 88 MWp3 .

Principales cifras
• Objetivo a 2020 de instalación fotovoltaica: 1,34 GWp.
• Fotovoltaica instalada en 2015: 3,2214 GWp.
- Por encima de 10 kWp: 1,23 GWp (2014).
- Por debajo de 10 kWp: 1,87 GWp (2014).

Datos del mercado de electricidad:
• Los precios medios del mercado minorista en 2016 fueron de 25,44 c€/kWh para residencial y 8,5 c€/kWh para consumidores industriales medianos .
• La paridad de red de la fotovoltaica fue alcanzada en 2012 (sin almacenamiento).
• Los impuestos a la electricidad se redujeron del 18% al 6% en noviembre de 2013.

Principales políticas relevantes para el autoconsumo

Entre 2009 y 2013, la producción de electricidad renovable se duplicó en Bélgica. Sin embargo, la Comisión Europea prevé que Bélgica fracasará en el cumplimiento de su objetivo global a 2020 de participación de las energías renovables en electricidad, calefacción y transporte. Las regiones y el Gobierno Federal aún no han acordado unas responsabilidades compartidas para el logro de los objetivos nacionales y falta una estrategia energética nacional.

En Bélgica, la electricidad procedente de fuentes renovables se ha promovido principalmente a través de un sistema de cuotas basado en el comercio de los llamados certificados verdes. En general, la energía renovable es una competencia regional y solo la energía eólica marina y la energía hidroeléctrica se rigen por normas nacionales.

La concesión de certificados verdes en Flandes y Valonia se hacía en función del rendimiento predeterminado de la tasa de inversión, calculado con respecto a los costes de inversión; en Flandes con banda específica de precios por tecnología y en Valonia respecto al precio mayorista de la electricidad.

Desgraciadamente, después del auge de instalaciones fotovoltaicas entre 2009 y 2013, el apoyo se detuvo abruptamente. Los certificados han sufrido cambios frecuentes por parte de los gobiernos regionales.

Por otro lado, en la promoción nacional de calor y refrigeración, las empresas en cuestión pueden acceder a una deducción fiscal sobre los costes de inversión. El transporte también es un asunto de competencia federal en Bélgica y el sistema de apoyo principal para las fuentes de energía renovables utilizadas en el transporte se hace mediante cuotas.

Varias políticas tienen por objeto promover el desarrollo, la instalación y el uso de energías renovables a nivel federal en Bélgica, incluidos los programas de formación para RES-instaladores, así como un mecanismo fiscal indirecto para los programas de I+D+D Investigación, Desarrollo y Demostración.

Políticas de autoconsumo

En todo el país los autoconsumidores de electricidad se pueden beneficiar de un esquema de balance neto, aunque cada una de las regiones de Bélgica tiene su propio marco relativo a las instalaciones.

En Flandes, las instalaciones fotovoltaicas solares inferiores a 10 kW teóricamente tenían derecho a «certificados verdes» hasta junio de 2015, pero la mayoría de las instalaciones estaban de hecho ya excluidas de la asignación por unos factores de bandas desventajosos que les impedían superar el umbral mínimo de producción.

En Valonia, la emisión de certificados a instalaciones fotovoltaicas de menos de 10 kW se detuvo en marzo de 2013. Sólo las instalaciones de más de 10 kW pueden reclamar todavía. Fue reemplazado por una subvención específica para inversiones en unidades fotovoltaicas por debajo de 10 kW (‘Qualiwatt’). Durante los primeros cinco años los propietarios de la instalación fotovoltaica reciben una prima basada en la potencia. Se calcula y se actualiza periódicamente por CWaPE (Commission Wallonne pour l’Energie) para garantizar que la inversión se amortice en 8 años.

En la región de Bruselas, el sistema de certificados verdes para los productores de energía fotovoltaica residenciales aún existe. Cada 1.000 kWh de electricidad producida da derecho a los propietarios a 2,4 certificados verdes emitidos por BRUGEL, el Regulador Energético Regional. Estos certificados verdes pueden ser vendidos a los proveedores de energía o a empresas intermediarias. El precio de mercado promedio actual es de 81,7€ por certificado.

Inicialmente, los autoconsumidores no estaban obligados a financiar el acceso a la red, ni su extensión o uso, pero Flandes introdujo retroactivamente varias tasas que cargan a los autoconsumidores con los costes de mantenimiento de todo el sistema de red.

Un hecho preocupante es que se están discutiendo en el país nuevos impuestos que reducen entre un 35% y un 60% los beneficios típicos de una instalación con balance neto.

Acceso a la red y dificultades del autoconsumo

En Bélgica los procedimientos de acceso a la red son en general sencillos y garantizan un acceso fácil con balance neto para instalaciones fotovoltaicas de hasta 10 KW. En Flandes, esto se garantiza incluso para los que superan esa potencia, siempre que se doten de un medidor diferenciado.
Como punto negativo, los plazos legales para la conexión a la red algunas veces no se cumplen.


Autoconsumo fotovoltaico en Francia

Francia tiene una tasa de penetración fotovoltaica baja (por debajo del 10%), a pesar de sus buenas condiciones de radiación. No es de extrañar en un país marcado históricamente por el desarrollo de la energía nuclear. Aun así, algunas políticas en los últimos años han promocionado esta tecnología y ha sobrepasado yo sus objetivos, modestos eso sí, de fotovoltaica para 2020. En 2104 instaló 952 MWp y en 2015, 879,5 MWp.

Principales cifras:
- Objetivo a 2020 de instalación fotovoltaica: 5,4 GWp.
- Fotovoltaica instalada: 5,6 GW, de los cuales:
- Residencial: 17%.
- Instalaciones en suelo: 49%.
-Comercial: 34%.
-Industrial: 0%

Datos del mercado de electricidad:
• Los precios medios del mercado minorista en 2016 fueron de 16,85 c€/kWh para residencial y 7,14 c€//kWh para consumidores industriales medianos.
• Los precios medios por instalación de unidad fotovoltaica en 2013 fueron 3.600 € para edificios residenciales y 1.900 € para industriales y comerciales, dependiendo del tamaño.
• La paridad de red de la fotovoltaica será alcanzada en 2018 (sin almacenamiento).

Principales políticas relevantes para el autoconsumo

Francia ha sido un país marcado energéticamente por la preponderancia de la energía nuclear. En 2013, sin embargo, se inició un debate nacional amplio y con alta participación de todas las instancias sobre la transición energética. Las conclusiones de este debate se recogen en la nueva Ley sobre la Transición Energética y el Crecimiento Verde, que incluyó objetivos a largo plazo: reducir la participación de la energía nuclear en la combinación energética nacional al 50% para el 2025, aumentar la producción de energía basada en fuentes de energía renovables hasta un 32% para 2030 y hasta el 40% para la producción de electricidad, reducir el consumo de energía en un 50% para 2050 y reducir el 30% el consumo de energías fósiles para 2030.

En Francia, la electricidad procedente de fuentes renovables se promueve a través de un sistema de primas y beneficios fiscales. También la generación de calor con plantas de energía renovable se promueve con varios subsidios a la energía, con mecanismos de regulación de impuestos y con préstamos a interés cero. El sistema de apoyo principal a las fuentes de energía renovables utilizadas en el transporte es a través de cuotas.
El uso de la red para la transmisión de energía eléctrica de fuentes renovables está sujeto a la legislación general en materia de energía. No existen disposiciones especiales para la electricidad procedente de fuentes renovables.

Hay diversas políticas destinadas a promover el desarrollo, la instalación y el uso de instalaciones de energías renovables en Francia, incluidos los programas de capacitación, los sistemas de certificación o los programas de I+D+D.

En marzo de 2011 y julio de 2016 Francia ajustó su sistema de tarifa de alimentación para la electricidad de las plantas fotovoltaicas. El marco de apoyo ahora se estructura a través de dos sistemas principales: una tarifa de alimentación, ajustada cada trimestre, para las instalaciones que no superen los 100 kW y licitaciones para instalaciones de edificios y plantas en suelo de más de 100 kW.

Políticas de autoconsumo

Debido al bajo precio de la tarifa eléctrica para el consumidor doméstico, las instalaciones fotovoltaicas siguen dominadas por la tarifa de alimentación. En caso de autoconsumo, los sistemas fotovoltaicos pueden recibir una tarifa de alimentación que compensa el exceso de la electricidad suministrada a la red.

En julio de 2016 se ajustaron las cuotas para las instalaciones: las integradas en edificios (BIPV) de no más de 9 kWp percibirán 0,246 €/kWh; se abandonan las primas a instalaciones de más de 100 kW y el único instrumento de apoyo para plantas de más de 100 kWp será a través de un esquema de licitación.
Con objeto de aumentar la competitividad de la instalación fotovoltaica, se propone remunerar a los sistemas fotovoltaicos de autoconsumo utilizando la medida de incentivo de autoconsumo.

Sin embargo, también se están comenzando a discutir medidas con el fin de aumentar la parte fija de costes de red y disminuir la parte variable. Esto puede hacer caer el atractivo del autoconsumo, debido a la reducción de los ingresos asociados con la factura de electricidad.

En los últimos años, las autoridades regionales y departamentales han establecido varias políticas de promoción fotovoltaica. Las regiones de Alsacia, Aquitania, Guadalupe, Languedoc-Roussillon, Pays de la Loire y Poitou-Charentes han lanzado convocatorias de proyectos de autoconsumo fotovoltaico.


Autoconsumo fotovoltaico en Alemania

Alemania líder mundial de autoconsumo, tiene una alta penetración de fotovoltaica y va a conseguir su objetivo de renovables para 2020. El marco regulador alemán permite la venta de la producción con primas o premium, dependiendo de la instalación. La paridad de red se alcanzó en 2012 debido a los altos precios de la tarifa eléctrica para el consumidor doméstico. El autoconsumo está permitido y fue apoyado hasta 2012, año en el que se pasó a fomentar el autoconsumo instantáneo y el almacenamiento. Los cambios de los últimos años están suponiendo un freno significativo de tendencia, pasando de 2.006 MWp instalados en 2014 a 1.354,8 en 2015.

Principales cifras:
• Objetivo a 2020 de instalación fotovoltaica: 51,75 GW.
• En 2015 tenía instalados 39,33 GW, de los cuales:
- Residencial: 18%.
- Instalaciones en suelo: 35%.
- Comercial: 34%.
- Industrial: 13%.

Datos del mercado de la electricidad:
• El precio de la electricidad en 2016 fue de 29,69 c€/kWh y de 7,88 c€/kWh para consumidores industriales medianos .
• El precio de la instalación de fotovoltaica es de 1.600 € por kW instalado (2013).
• La paridad se alcanzó a principios de 2012 (sin almacenamiento).

Principales políticas relevantes para el autoconsumo

La Ley de Energía Renovable (Erneuerbare-EnergienGesetz) ha apoyado la promoción y el despliegue de las energías renovables. Ha sido el principal factor de éxito en la rápida expansión del sector.
Se ha garantizado el acceso de las energías renovables a la red tienen prioridad en transmisión y distribución. Los operadores de red son los encargados de incluir esta electricidad preferentemente en la red.

La generación renovable siempre había sido apoyada con primas a tarifa desde su introducción en 1991. Cada kilovatio·hora generado a partir de instalaciones de energías renovables recibe una tarifa fija (FiT) por un período determinado. Con la revisión en 2014 de la Ley de Energía Renovable, para las nuevas unidades instaladas, las primas fijas a tarifa se sustituyen por una prima de mercado que compensa la diferencia entre el precio de mercado mayorista y el nivel reducido de la antigua prima a tarifa. Esto significa que el operador de una planta de energía renovable tiene que vender los kilovatios·hora directamente a los mercados mayoristas. En caso de que el precio mensual de mercado mayorista sea inferior al nivel teórico de la tarifa, se paga una prima, además del precio de mercado, para cubrir la diferencia.

La Ley de Energía Renovable también establece límites para un máximo de nueva capacidad instalada al año.

Políticas de autoconsumo

En Alemania, el autoconsumo está legalmente permitido en virtud de la Ley de Energía Renovable. Históricamente hablando, los dueños de instalaciones fotovoltaicas fueron alentados a autoconsumir la electricidad generada a través de una prima, esquema que fue progresivamente modificado.

El apoyo a las energías renovables se produce mediante un esquema de ajuste con primas relativamente bajas, entre 8,65 c€/kWh y 12,50 c€/ kWh, dependiendo del tamaño de la unidad. Hasta 2012 se apoyó con primas, pero desde que en ese mismo año se alcanzó la paridad de red de la energía fotovoltaica, la energía vertida se retribuye a un precio menor al que cuesta comprar la energía de la red.

Como contrapartida, desde mayo de 2013, existe un régimen de ayuda para el almacenamiento. Para aquellas instalaciones menores de 30 kWp, la inversión para el almacenamiento es apoyada hasta en un 30%. Además, hay un programa de préstamos para inversión en almacenamiento.

A pesar de las modificaciones introducidas en 2014, las instalaciones fotovoltaicas de pequeña escala, con menos de 500 kW (y a partir de 2016 con menos 100 kW), todavía tienen derecho a primas fijas, pero no está claro si las primas, utilizadas principalmente por hogares privados y pequeños proyectos comunitarios, persistirán en el medio plazo.

Por otro lado, se han producido cambios con algunos impuestos. Es el caso del impuesto EGG Umlage, que se incluye en la factura de electricidad de todos los consumidores alemanes y que está destinado a financiar la transición energética. Las instalaciones de autoconsumo con potencia inferior a 10 kW están exentas de este gravamen y, las que tienen una potencia superior pagaban solo el 35% del EEG Umlage en 2016 y el 40% en 2017.

Acceso a la red y dificultades del autoconsumo

Los procedimientos de conexión a la red son fáciles, rápidos y fiables. No se tiene que formalizar ningún contrato entre el autoconsumidor y el operador de la red. Los operadores de la red están obligados a realizar una conexión prioritaria para plantas de energía renovable y es deber del operador optimizar y ampliar la red. A los autoconsumidores no se les imputan cargos relacionados con la conexión a la red y la expansión de la misma. Los operadores de la red asignan estos costes a todos los consumidores de electricidad a través de las tarifas de red.
Los autoconsumidores solares fotovoltaicos deben cumplir con disposiciones técnicas relativas a los códigos de frecuencia de la red. Los propietarios de unidades de hasta 30 kW deben limitar la potencia efectiva exportada a la red hasta el 70% de la capacidad instalada o equipar la unidad con un dispositivo de corte remoto.

 

Autoconsumo fotovoltaico en Grecia

La transición griega hacia las energías renovables tiene su origen en la década de 1990 cuando el país introdujo por primera vez un sistema de primas. El camino desde entonces ha sido muy desigual, con el efecto demoledor de la crisis económica y las medidas de austeridad impuestas. El objetivo gubernamental es obtener el 40% de la electricidad de fuentes renovables en 2020, para lo que tendrán que acelerar el cambio.

Principales cifras:
• Objetivo a 2020 instalación de fotovoltaica: 3 GW.
• En 2015 tenía instalados 3,2 GW, de los cuales el 79,3%12 era de instalaciones en suelo.
• En 2014 se instalaron 16,9 MWp, pero en 2015 se redujeron a 10,4 MWp

Datos del mercado de la electricidad:
• Los precios medios del mercado minorista en 2016 fueron de 17,60 c€/kWh para residencial y de 9,23 c€/kWh para consumidores industriales medianos.
• La paridad se alcanzó en 2014.

Principales políticas relevantes para el autoconsumo

La evolución de las renovables en Grecia sufre con la crisis económica su principal revés. El nivel de ingresos por electricidad renovable del mercado fue insuficiente para cubrir los pagos concedidos a los generadores de electricidad renovable. Esta situación creó un déficit acumulado en el esquema de pago. En este contexto, se aplicaron recortes retroactivos en las instalaciones solares fotovoltaicas en 2011 y 2013. Además, en 2012, el Parlamento adoptó un impuesto temporal sobre los ingresos de todas las instalaciones de energía renovable, incluyendo el autoconsumo, con el fin de reducir el déficit. Esto significa que los pagos de primas se recortaron entre un 10% y un 15%.

En 2016 Grecia aprobó el desarrollo de un nuevo esquema de apoyo a las fuentes de energía renovables de conformidad con las Directrices sobre las ayudas de Estado para la protección del medio ambiente y la energía 2014-2020.

Aunque el nuevo marco abandona la política de primas a tarifa para los sistemas de más de 500 kWp, los de menos la mantienen. En la práctica, esto implica que las nuevas plantas de energía fotovoltaica, además de participar en el mercado de la energía, recibirán una prima variable. El importe de la prima para plantas de energía renovable dependerá de algunas variables del mercado (por ejemplo, los precios marginales del sistema) y de una tarifa fijada por medio de licitaciones competitivas. La prima tendrá una validez de 20 años. La nueva Ley no se aplicará a las islas no interconectadas de Grecia.
Actualmente, los sistemas fotovoltaicos con una capacidad de 10 a 500 kWp pueden optar a la prima. Sin embargo, en 2016, han sido bastante bajas (57 €/MWh) y no garantizan las inversiones viables. El Gobierno griego va a presentar nuevos ajustes para fotovoltaica de pequeña escala en 2017.

Políticas de autoconsumo

El sistema que se emplea es el de balance neto y es aplicable solo a los sistemas solares fotovoltaicos y se refiere a todas las instalaciones fotovoltaicas que tienen como objetivo el autoconsumo, tanto las de suelo como las de azotea.

El límite superior para instalaciones fotovoltaicas de balance neto en red continental de Grecia está en 20 kW. Sin embargo, la nueva Ley permite el balance neto para instalaciones que superan el límite de 20 kW y suponen hasta la mitad del consumo de energía del consumidor. En este caso, los sistemas de medición neta pueden alcanzar hasta 500 kW.

La nueva Ley permite, ademá,s el autoconsumo sin restricciones para consumidores específicos como los del sector educativo (escuelas y universidades, por ejemplo), los ayuntamientos y los agricultores o asociaciones agrícolas. Todos ellos pueden utilizar cualquier tipo de tecnología renovable para su autoconsumo.

Acceso a la red y dificultades del autoconsumo

En general, los procedimientos de permiso en Grecia para pequeñas instalaciones fotovoltaicas solares de hasta 10 kW no causan grandes inconvenientes a los consumidores que quieren iniciar una instalación de autoproducción renovable. De igual modo, las instalaciones fotovoltaicas solares en el sector residencial normalmente no suelen encontrarse complicaciones en comparación con otras plantas de energía renovable en Grecia.

Respecto a la situación jurídica, los productores tienen pleno acceso a la red para un horizonte temporal de 25 años. Los contratos con los proveedores son vinculantes y los productores pueden ejercer plenamente su derecho a un servicio de balance neto. Sin embargo, las plantas de energía renovable no pueden confiar en el acceso prioritario a la red.

 

Autoconsumo fotovoltaico en Austria

A partir de una, históricamente, muy elevada proporción de energía hidroeléctrica, Austria está a punto de alcanzar su objetivo de renovables para 2020. El informe de situación de la Comisión Europea para 2015 espera que Austria logre claramente el objetivo global de 2020 para la cuota de consumo de energía (electricidad, calefacción y refrigeración y transporte). No se puede decir lo mismo respecto a la tecnología fotovoltaica, cuya penetración es baja. En 2014 y 2015 la instalación de capacidad nueva se situó alrededor de 150 MWp al año.

Principales cifras:
• El objetivo de consumo final de renovables para 2020 es del 70,6%. En 2103 había alcanzado el 68,1%.
• En 2015 tenía instalados 953,3 MWp de solar fotovoltaica.
• La fotovoltaica alcanzó la paridad de red en 2014 con costes de generación de 14 a 19 c€/KWh.

Datos del mercado de la electricidad:
• El precio de la electricidad en 2106 para el sector residencial de tamaño medio fue de 20,34 c€/kWh y de 7,05 c€/kWh18 para consumidores industriales medianos.
• El precio de la electricidad de un hogar medio en Viena se sitúa en los 789 € anuales.

Principales políticas relevantes para el autoconsumo

La electricidad renovable siempre ha sido apoyada con primas a tarifa, introducidas con la primera Ley de Electricidad Verde en 2002 y revisada en 2006, fecha en la que se redujeron estas primas.

En 2010, se adoptó la estrategia energética austriaca para ayudar a la aplicación de los objetivos de la UE 20-20-20. A partir de entonces, los pilares de la política energética austriaca son seguridad integrada del suministro, eficiencia energética y fuentes de energía renovables.

La enmienda de 2012 a la Ley de Electricidad Verde introduce metas para tecnologías específicas (1.000 MW adicionales de energía hidroeléctrica, 2.000 MW de eólica, 200 MW de biomasa/biogás y 1.200 MW de fotovoltaica) para 2020.

Principales políticas de autoconsumo

El Fondo Federal del Clima y la Energía concede una subvención de 275 € por kW de capacidad instalada a los hogares y a las empresas que instalen sistemas fotovoltaicos, montados sobre techo o suelo, con una potencia máxima instalada de 5 kW (375 € para instalaciones integradas).

En 2015, los sistemas solares fotovoltaicos con una potencia instalada entre 5 y 200 kW tienen derecho a una prima de 11,5 c€/kWh. Adicionalmente, el 30% de los costes de inversión se cubren con subvención directa, pero se limitan a 200 € por kW.

Existe un impuesto al consumo propio introducido en 2014, para una producción anual superior a 25.000 kWh. Como es muy superior a la producción típica de los sistemas fotovoltaicos privados, no ha tenido efecto en los sistemas residenciales, pero sí afecta a los industriales, en los que el factor decisivo para la amortización es el autoconsumo.

Acceso a la red y dificultades del autoconsumo

Los productores deben registrarse en línea antes de instalar el sistema. No se prevé ningún esquema de remuneración de la electricidad producida.

Los operadores de la red tienen que responder a las solicitudes de los autoconsumidores en un periodo máximo de dos semanas. Después de una valoración técnica, se concluye un acuerdo de conexión entre el instalador y el operador de la red. Los autoconsumidores tienen que pagar una tasa de acceso a la red que cubre los costes de conexión y los cargos adicionales relacionados con la medición.

Los expertos critican que los operadores de la red puedan negarse fácilmente a la instalación de pequeños sistemas fotovoltaicos y consideran que los autoconsumidores de energía solar fotovoltaica podrían soportar costes adicionales de conexión a la red

 

Autoconsumo fotovoltaico en Reino Unido

Reino Unido tiene un objetivo a 2020 del 31% para la cuota de electricidad renovable en el consumo final. El país está alcanzando sus metas provisionales dentro de la Estrategia Nacional de Energía Renovable, aunque la Comisión Europea en 2015 consideraba que no estaba en línea para cumplir el objetivo general a 2020 de renovables en el consumo final de energía (electricidad, calefacción y refrigeración y transporte) y le pidió que evaluara sus políticas para duplicar la cuota.

Reino Unido tiene una penetración de fotovoltaica baja, aunque sus objetivos para 2020 del Plan Nacional de Energía están sobrepasados. En los dos últimos años, sobre todo, ha desarrollado una evolución extremadamente positiva, siendo líder en la UE con más de 2,5 GWp en 2014 y más de 3,5 GWp en 2015. Sin embargo, también está ajustando sus medidas de apoyo, lo que podría cambiar la tendencia.

Principales cifras:
• Objetivo a 2020 de instalación fotovoltaica: 2,68 GWp.
• La capacidad fotovoltaica instalada en 2015 fue de 8,9 GWp de los cuales:
- Residencial: 25%.
- Instalaciones en suelo: 39%.
- Comercial: 34%.
- Industrial: 2%.

Datos del mercado de la electricidad

• El precio medio de la electricidad al por menor en 2016 fue de 19,18 c€/kWh para residencial y de 15,27 c€/kWh para consumidores industriales de tamaño medio.
• La paridad de red sin almacenamiento espera alcanzarse en 2020. La combinación de fotovoltaica y almacenamiento puede ser competitiva para 2015 debido a las tarifas de generación.

Principales políticas relevantes para las energías renovables

En el Reino Unido, las renovables se apoyan a través de una prima a tarifa, un sistema de contratos por diferencia, un sistema de cuotas y un mecanismo de regulación fiscal. La electricidad renovable está conectada a la red bajo el principio de no discriminación.

En cuanto a sistemas renovables de calefacción y refrigeración, se conceden subvenciones. También existe un sistema de cuotas de los biocombustibles para el transporte.

Cuentan con un programa de capacitación para instaladores de plantas renovables, así como con un programa de certificación para las instalaciones.

En los últimos años se han producido importantes recortes a estos sistemas de apoyo. En julio de 2015, el Gobierno anunció planes para el cierre del régimen de obligaciones renovables para la energía eólica y solar fotovoltaica en suelo, así como de las primas para los proyectos de más de 50 kW y el subsidio para proyectos de biomasa.

Principales políticas relevantes para el autoconsumo

Desde 2010, las primas tuvieron bastante éxito en el Reino Unido, especialmente para la fotovoltaica, con más de 600.000 instalaciones domésticas en 2015. Los cambios introducidos en 2015 aseguraron que, para plantas de energías renovables que sean proyectos de autogeneración de pequeña escala de hasta 5 MW de capacidad instalada, se seguiría aplicando una prima a tarifa. Pero la reducción de las primas a tarifas en 2016 de 12 peniques de libra a algo más de 4, ha hecho que muchas inversiones sean poco rentables.

El marco regulador remunera la producción en general (tarifa de generación) y la alimentación mediante un arancel de exportación, lo que es beneficioso para el autoconsumo. En comparación, los precios de la energía al por menor son relativamente altos. Se prevé que la paridad de red se consiga para 2020.
Además de las primas hay una reducción del IVA de entre el 20% y el 5% para nuevas instalaciones residenciales.

Acceso a la red y dificultades del autoconsumo

Los operadores de la red deben concluir un acuerdo de conexión con los autoconsumidores y éstos están sujetos a un procedimiento normalizado, que generalmente dura de dos a cuatro semanas.
En general, los procedimientos de permiso en Reino Unido no causan grandes problemas a los consumidores que quieren iniciar un proyecto de autoproducción renovable. Las instalaciones solares fotovoltaicas en el sector residencial pueden contar con una aprobación relativamente rápida y sin complicaciones en comparación con otros países, aunque se producen numerosas quejas.

Las centrales eléctricas renovables no pueden tener acceso prioritario a la red. Los hogares que produzcan electricidad renovable y quieran verterla a la red deben concluir un contrato con el operador de la misma.
Para proyectos mayores de 4 kW de potencia instalada, puede haber costes adicionales por el uso de la red, que los consumidores podrían desconocer hasta que demandan el acceso. Este hecho aumenta el riesgo financiero para los proyectos.

Autoconsumo fotovoltaico en Portugal

La cuota de electricidad renovable en el consumo final, de acuerdo al objetivo a 2020, es del 59,6%. La Comisión Europea informó a Portugal de que tendría que acelerar el crecimiento de las renovables en la producción de electricidad para alcanzar dicho objetivo. En los últimos años se están produciendo mejoras, entre otras, el impulso de las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo. En el período comprendido entre agosto de 2015 y julio de 2016 se cubrió el 61,9% de la demanda eléctrica del país solo con energías renovables, teniendo en cuenta la producción bruta y el saldo importador. En 2016, Portugal alimentó su red de electricidad solo con renovables durante 4 días.

Principales cifras:
• Objetivo a 2020 de instalación fotovoltaica: 670 MWp.
• A principios de 2016 la potencia fotovoltaica instalada era de 460 MW.
• En 2014 se instalaron 120 MWp, pero en 2015 la tendencia se redujo drásticamente y se situó por debajo de los 40 MWp.

Datos del mercado de la electricidad:
• El precio medio de la electricidad al por menor en 2016 fue de 23,50 c€/kWh para residencial y de 9,43 c€/kWh para consumidores industriales de tamaño medio.
• La factura anual de electricidad para una vivienda media en Lisboa fue de 882 €.
• Con costes de generación de electricidad nivelada para la fotovoltaica entre 11 y 12 c€/ kWh se consigue la paridad de red. El precio medio de la electricidad al por menor superó los costes de la fotovoltaica, proporcionando ahorros atractivos para el autoconsumo.

Principales políticas relevantes para las energías renovables
Portugal tiene una larga experiencia con primas a la producción, excepto para grandes centrales hidroeléctricas, con objeto de aumentar la cuota de electricidad renovable. El decrecimiento del mercado eléctrico, junto con las altas ayudas públicas, entre ellas a las renovables a través del sistema de primas, un déficit tarifario de aproximadamente 5 billones de euros para el erario público y las políticas de austeridad han producido vaivenes importantes en la normativa de apoyo a estas energías.
Tras el Memorando de Entendimiento para el rescate del país, en mayo de 2011, se decretó una moratoria para la instalación de nuevas plantas de energía renovable. Después de suspender la moratoria, sólo las nuevas unidades de micro y mini producción tenían derecho a las primas.
En enero de 2015, entró en vigor un nuevo marco para pequeñas unidades de producción de hasta 250 kW, en sustitución del esquema de primas para micro y mini producción y promoción del autoconsumo de electricidad renovable. Ahora las ayudas quedan restringidas a este tipo de instalaciones. Las instalaciones que sólo vierten electricidad a la red tienen que participar en un sistema de licitación ofreciendo descuentos de una tarifa de referencia establecida por el Gobierno.

Principales políticas relevantes para el autoconsumo

Como se indicaba anteriormente, las primas especiales para pequeñas unidades de autogeneración estuvieron disponibles hasta finales de 2014. La nueva normativa para las pequeñas unidades de producción, vigente desde el 3 de enero de 2015, obliga a los autoconsumidores a celebrar un contrato de compraventa con el proveedor por el exceso de electricidad que viertan a la red, a un precio de mercado al por menor reducido.
Los nuevos proyectos son incentivados para reducir la entrada de energía solar fotovoltaica en la red y maximizar el autoconsumo en local. La tendencia es a favorecer el autoconsumo con la ayuda a pequeñas instalaciones, incluyendo la exportación de electricidad excedente.

Acceso a la red y dificultades del autoconsumo

El procedimiento tiende a ser complejo y prolongado. Inicialmente se deben inscribir en un Registro Estatal. El consumidor encarga a un instalador autorizado la instalación sólo después de que haya pagado el registro y recibido la confirmación. Una vez finalizada la instalación, el dispositivo tiene que ser inspeccionado para recibir una licencia de explotación. Para instalaciones inferiores a 1,5 kW se aplica un proceso de registro simplificado ya que sólo tienen que notificarlas al Registro.

Las nuevas instalaciones de autoconsumo mayores de 1,5 kW están sujetas a un impuesto para soportar los costes del sistema eléctrico. Una vez que la capacidad instalada de autoconsumo supere el 1% de la capacidad instalada total del sistema, se aplicará a todas las nuevas instalaciones, incluidas las menores de 1,5 kW. Previsiblemente, este cargo podría crear una barrera adicional a los nuevos proyectos. Además, cuando los autoconsumidores venden su excedente de electricidad se les deduce automáticamente el 10% del precio de mercado al por mayor para costes de mantenimiento.


Autoconsumo energético en Italia

El objetivo italiano a 2020 de la cuota de electricidad renovable en el consumo final era de 26,4% y lo sobrepasó hace años. En Italia se han alcanzado también los objetivos para calefacción y refrigeración renovable y solo en el sector del transporte están rezagados. En energía fotovoltaica se sitúa entre los cinco países más importantes en potencia instalada.

Principales cifras:
• Registró, aproximadamente, 301 MW de nueva capacidad fotovoltaica en 2015. Incluyendo esta capacidad, a final de 2015, alcanzó 18,91 GW de energía fotovoltaica conectada a la red.
• Es el quinto país del mundo en fotovoltaica instalada y el segundo per cápita. Cubre el 7,8% del consumo de la electricidad con esta tecnología.

Datos del mercado de la electricidad:
• El precio medio de la electricidad al por menor en 2016 fue de 24,13 c€/kWh para residencial y de 8,42 c€/kWh para consumidores industriales de tamaño medio.
• La factura anual de electricidad de una vivienda media en Roma fue de 1.090 €.

Principales políticas relevantes para las energías renovables
Italia aplica una amplia variedad de instrumentos para apoyar las renovables. Toda la energía renovable producida por plantas de 1 kW a 1 MW de capacidad instalada, excepto las unidades fotovoltaicas, tienen derecho a primas.
Las plantas con mayor capacidad instalada tienen que responder a una licitación anual publicada por el Gerente de Servicios Eléctricos (GSE). Alternativamente, las plantas de energía renovable pueden optar por la venta de su electricidad a través del GSE, sobre la base de los precios de mercado, con una prima para instalaciones fotovoltaicas de hasta 100 kW. Una tercera opción para instalaciones de entre 20 y 500 kW (por debajo de 20 kW si se ha encargado antes de 2008) es la facturación neta anual que puede implicar diferentes módulos de producción, incluyendo hasta un 5% de cogeneración de alta eficiencia.
A partir de enero de 2015 se produjeron recortes retroactivos para las centrales de energía renovable, con el objetivo de reducir la factura. Las primas a unidades por debajo de 200 kW no se han modificado.

Principales políticas relevantes para el autoconsumo

En general, la energía solar fotovoltaica se beneficia de una tasa de IVA reducida (10% en lugar de 20%).
Dependiendo del tamaño de la instalación y de los patrones de consumo de los usuarios, los diferentes esquemas pueden ofrecer un apoyo adecuado.

Instalaciones de más de 20 kW (menos de 20 kW si se comisionaron antes de 2008) pueden optar por el balance neto. Los proyectos de autoconsumo de energía solar fotovoltaica también pueden beneficiarse de los precios garantizados sin estar obligados a responder a un plan de licitación. Las unidades solares fotovoltaicas de hasta 100 kW pueden elegir entre una prima mínima garantizada y el precio de mercado.

En 2013 se estableció un esquema de facturación más dinámico para el autoconsumo que compensa el kilovatio·hora que se vierte a la red.

En enero de 2015 se incluyó una nueva tarifa para los sistemas de autoconsumo solar fotovoltaico con el fin de contribuir al coste general del sistema, equivalente al 5% de la cantidad de energía consumida.

El segmento residencial de plantas de tamaño pequeño es el que mejor ha funcionado en los últimos años gracias a deducciones fiscales, mientras que las plantas medianas y grandes no crecieron como se esperaba.

 

Autoconsumo energético en Noruega

Noruega es uno de los líderes mundiales en producción de electricidad mediante energías renovables. El país obtiene prácticamente el 100% de su demanda eléctrica gracias a la generación hidroeléctrica, incluso exportando parte de ella a otros países. Noruega se ha fijado un objetivo renovable del 67,5% del consumo final de energía (electricidad, calefacción y refrigeración y transporte) para 2020.

Principales cifras:
• En 2013 solo tenía instalados 27 MW de fotovoltaica

Datos del mercado de la electricidad:
• El precio medio de la electricidad al por menor en 2016 fue de 15,50 c€/kWh para residencial y de 5,74 c€/kWh para consumidores industriales de tamaño medio.
• La factura anual de electricidad media de una vivienda en Oslo es de 608 €.

Principales políticas relevantes para las energías renovables
Desde 2012, Noruega y Suecia operan con un certificado renovable común. Proveedores y consumidores que compran directamente en mercados mayoristas o que producen y consumen su propia electricidad, están obligados a demostrar que una parte de la electricidad suministrada está respaldada por certificados.
Sólo la potencia instalada después de septiembre de 2009 está excluida. Los certificados renovables son tecnológicamente neutrales, lo que significa que cada megavatio/hora renovable recibe un solo certificado con el mismo precio, independientemente de la tecnología de energía renovable utilizada.
Las instalaciones fotovoltaicas de pequeña escala no participan en el sistema de certificados. El balance neto es voluntario, siempre que haya acuerdo con los operadores de redes.

Las unidades de autogeneración de hasta 100 kW de potencia instalada se benefician de una exención del impuesto de la electricidad. Está en proceso un nuevo marco regulador para la generación de energía solar fotovoltaica.

Principales políticas relevantes para el autoconsumo

Las primeras disposiciones especiales para las unidades fotovoltaicas de pequeña escala se introdujeron en 2015. Las unidades fotovoltaicas de hasta una capacidad máxima de 15 kW reciben una subvención de la Agencia Estatal de Energía (Enova SF), limitada a 10.000 NOK (1.052 €) y, dependiendo de la ubicación de la unidad solar fotovoltaica, una cantidad adicional de 1.250 NOK (131 €) por kilovatio instalado, con un techo en 15 kW de capacidad instalada.

Los municipios manejan, excepcionalmente, esquemas de apoyo locales para unidades solares fotovoltaicas. El balance neto es voluntario para instalaciones solares fotovoltaicas de hasta 100 kW. Los autoconsumidores que quieren verter el exceso de electricidad a la red y participar del balance neto deben solicitar un acuerdo con su operador de red y la determinación de dónde y cómo conectar la instalación de la manera más eficiente. Algunos operadores de red de distribución rechazan conectar sistemas solares fotovoltaicos hasta que se hayan instalado nuevos medidores bidireccionales inteligentes en 2019.

Los costes de conexión a la red y, eventualmente, de refuerzo, son soportados por el operador de la planta. En el marco de los esquemas voluntarios de algunos operadores se impone una carga específica sobre el exceso de electricidad introducida en la red.


Si eres un Profesional o Empresa y realizas proyectos o instalaciones fotovoltaicas puedes darte de Alta GRATIS en nuestra Guía de Empresas y aumentar tu visibilidad en internet

Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Publicidad

Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

REGALO-NUEVO e-book Ayudas 2017 ¡Suscríbete a la Newsletter!

Publicidad

Agenda

28
Nov
2017

Empresas destacadas

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas