Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"


Calderas de condensación, las más eficientes y sostenibles del mercado

7
Febrero
2017
Valora este artículo
(0 votos)

Una caldera es una máquina destinada a calentar agua y a generar calefacción que ha avanzado muchísimo en los últimos años, haciéndose cada vez mejores, más eficientes y sostenibles. Conforme se desarrollaban las calderas, se empezaba a limitar la compra de las más antiguas, ya que se consideraron demasiado peligrosas, contaminantes y costosas, en comparación con sus antecesoras.

Tal y como veremos en este artículo, las mejores calderas del mercado que se pueden encontrar actualmente son las calderas de condensación. Si estás pensando en adquirir una caldera, lo más rentable es que te decidas por una de éstas porque son las más eficientes.

De forma general, ¿Cómo funcionan las calderas?

Para comprender por qué una caldera es más eficiente que otra, tenemos que entender cómo funcionan generalmente una caldera. Ya que la evolución y la mejora de estas máquinas se deben a las modificaciones que han hecho de su funcionamiento más clásico.

La caldera genera calefacción o agua caliente, a través de un líquido (generalmente agua) que al ser calentado genera energía. La acción de calentar este líquido se denomina condensación.

caldera-condensada-beneficios.jpg

Este líquido toma temperaturas de 70º en las antiguas calderas, sin embargo en las calderas condensadores es de 40º.

¿Cómo condensamos este líquido? a través de un combustible (gasoil, gas, biomasa, gases licuados del petróleo…) que es mezclado con el oxígeno. Para mezclar líquido y combustible y conseguir energía se necesita un quemador.  Esto se debe a que la combinación de ambos elementos crean una presión constante en la caldera, así que deben de encontrarse en un depósito muy seguro, como de acero laminado.

El fluido se va calentando cada vez más, conforme recorre un sistema de distribución que se encuentra dentro de la caldera. Después de pasar por este sistema de distribución, el fluido pasa por la red de tuberías, llegando a su destino.

¿Qué clases de calderas llegaron a existir antes de la definitiva?

A continuación, explicaremos y enumeramos todos los tipos de calderas que han existido hasta llegar a la definitiva, la caldera de condensación. Siendo la primera la peor y más primitiva, y siendo la última la más reciente y más eficiente :

Atmosférica:  son las calderas tradicionales y funcionan recogiendo el oxígeno para la combustión de la habitación donde se encuentran y lo vierten al exterior. Desde el 2010 no está permitido instalarlas ya que existen calderas mucho mejores. Si ya la tienes adquirida desde antes del 2010, no tienes porque desecharla.

TiroForzado: la única diferencia que tienen estas calderas respecto a las anteriores es que tienen un ventilador para expulsar los gases, para que no se inviertan al exterior de forma brusca. Este tipo de calderas también quedan desechadas desde el 2010.

Estancadas: son calderas que también cogen el aire del exterior, pero lo hacen a través de una tubería y lo vierten de la misma forma. Debido a su cambio de funcionamiento respecto a la atmosférica, resultan más eficientes ya que con menos gas consiguen más energía.  Estas calderas quedan también prohibidas en 2013, así que solo pueden instalarlas viviendas unifamiliares aisladas o viviendas de edificios donde no exista otra forma de extraer los gases que no sea a través del tejado.

Estancadas de bajo NOx: son un tipo de calderas estancadas, pero a diferencia de esas, éstas gastan menos combustible ya que la transmisión de óxidos de nitrógeno es menor. Sin embargo, estas calderas siguen emitiendo una buena cantidad de gases, provocando que en el 2015 ya no se pudieran fabricar aunque no fuera obligatorio retirar las que todavía siguen en el mercado.

Calderas de condensación: lo mejor que se puede encontrar en el mercado y son las más avanzadas tecnológicamente.

 

calderas-condensacion-funcionamiento.jpg

Aunque ya se disponga de una caldera primitiva, a la larga sale mucho más rentable adquirir una caldera condensada.

 

Podemos concluir que, la caldera se considera más contaminante cuanto más gases y humos que se genera en la condensación. Mientras que una caldera se considera más eficiente energéticamente cuando se optimiza el combustible utilizado para calentar el líquido.

Ventajas de las calderas de condensación

calderas-condensacion-funcionamiento-beneficios.jpg

Croquis del funcionamiento de una caldera condensada.

1º La caldera de condensación reutiliza el calor, o sea que vuelve a usar un 11% del calor que se ha conseguido en una condensación. Esto provoca que aumente el rendimiento energético y disminuye la pérdida de humos.

 

caldera-condensacion-perdidas.jpg

El gas que utiliza para quemar el líquido, puede realizar su función teniendo menos temperatura que la de una caldera normal. La caldera normal tiene un retorno e ida del 70º mientras que la caldera de condensación tiene un 40º, y a pesar de ello, puede adaptarse a las necesidades térmicas del exterior, impulsando agua a diferentes temperaturas en función a la temperatura del entorno. Debido a esto, las calderas de condensación tienen un 20 % más de rendimiento. 

caldera_condensacion.jpg

Que el gas sea de menor temperatura en las calderas de condensación, y que se reutilice el 11% de la combustión,  provoca que:

Las calderas de condensación reducen hasta en un 70%, las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) y dióxido de carbono (CO2). Debido a que necesitan un menor consumo de gas.

Tienen mayor aprovechamiento energético, proporcionando un ahorro del 30 %.  Pues los gases de combustión para calentar el agua, se aprovechan mejor. Eso sí, debido a la amortización óptima que se le da al combustible, se necesitan un desagüe para deshacerte de los líquidos generados.

Otra de las ventajas de estas calderas, es que tienen un mantenimiento más sencillo y rápido.

Desventajas de las Calderas de Condensación

Podríamos citar algunos inconvenientes, aunque en realidad sus beneficios son mucho mayores:

Necesitan una salida de humos (aunque los gases que desprenden son inocuos a diferencia de sus antecesores).

Precisan instalar un desagüe para eliminar los condensados, si bien también la inversión a realizar es superior, se puede amortizar fácilmente en poco tiempo. Esto se debe a que se vuelve a utilizar un 11% del calor condensado.

¿Por qué tienes que elegir una caldera de condensación y no otra?

Si todavía no te ha quedado claro que la caldera de condensación es lo mejor que te puedes encontrar en el mercado actualmente, os recomendamos este vídeo, donde se explica de forma breve y sencilla el funcionamiento, las ventajas y los beneficios de elegir una caldera de condensación:

 

También puede interesarte | Suelo radiante. Ventajas e inconvenientes

Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Publicidad

Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

REGALO-NUEVO e-book Ayudas 2017 ¡Suscríbete a la Newsletter!

Publicidad

Agenda

Empresas destacadas

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas