Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"


Cómo elegir una Caldera de Biomasa

16
Noviembre
2016
Valora este artículo
(0 votos)

Las calderas de biomasa son las más ecológicas actualmente. Se diferencian de las calderas convencionales principalmente en que usan como fuente de energía combustibles naturales como los pellets de madera, huesos de aceituna, residuos forestales, cáscaras de frutos secos, etc.

Su instalación es muy similar a la de una convencional y su función también, generar calor y agua caliente a una vivienda o edificio de viviendas.

Para optimizar el funcionamiento de la caldera de biomasa es recomendable instalar un acumulador, que almacenará el calor de una forma similar a un sistema de energía solar.

Las calderas de biomasa necesitan un contenedor situado cerca de la caldera donde se almacena el biocombustible. Desde el mismo, un alimentador de tornillo sin fin o de succión, lo lleva a la caldera, donde se realiza la combustión.

Cuando quemas biomasa se genera ceniza, esta se deposita automáticamente en un cenicero y  es recomendable  vaciar varias veces al año.

Existen diferentes tipos de calderas de biomasa:

Calderas de Pellet

Este tipo de calderas se alimentan únicamente de Pellet. Se caracteriza por su gran eficiencia energética y su pequeño tamaño, es la mejor opción para espacios reducidos. Disponen de un gran depósito de agua sanitaria.

Las Calderas Policombustibles

Son calderas muy versátiles, admiten todo tipo de combustible; Pellet, Hueso de aceituna, Maíz, Cáscara de Almendra... También existe la posibilidad de adaptar un Kit adicional, para la combustión de Leña.

Las Calderas de Leña

Son calderas que sólo admiten de material para su combustión la leña. Ofrecen una larga vida útil y un rendimiento mayor que las anteriores. Su combustión es gaseosa pero aportan un gran ahorro en la factura de la calefacción.

¿Qué criterios debemos  seguir a la hora de elegir una caldera de biomasa?

-Si tenemos tiempo para limpiar la caldera, cada dos semanas más o menos, llevarle un seguimiento de una vez al día y disponibilidad de leña, es recomendable usar las calderas de gasificación de leña ya que ahorran notablemente en calefacción. Otra de sus ventajas es que controlan el tiro de la chimenea, ajustando el aire de entrada a la combustión para que esta sea más lenta y extraiga todo el calor de la madera.

-Si no disponemos de demasiado tiempo y, queremos comodidad y poco mantenimiento, se aconseja el consumo de pellet de madera.

-Si podemos llevar un seguimiento intensivo de la caldera controlando cada 1-2 horas que no se acabe la leña y manteniendo una limpieza diaria, es aconsejable el uso de calderas de leña. Su rendimiento no es tan bueno como las anteriores pero te permite observar el fuego desde la estancia en la que esté colocado creando un ambiente más acogedor.

¿Conoces más soluciones para ahorrar en la calefacción de tu vivienda? Cuéntanoslo aquí

Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Publicidad

Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

REGALO-NUEVO e-book Ayudas 2017 ¡Suscríbete a la Newsletter!

Publicidad

Agenda

Calendario

Diciembre 2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas