¿Cuánto cuesta reformar una vivienda?

El coste de reformar una vivienda depende básicamente de lo que te quieras gastar. Uno de los factores más importantes que determina el precio de esta, es la cantidad de habitaciones que vamos a reformar. Por otro lado, la elección de los materiales también es importante. Sin embargo, independientemente de la reforma que vayas a hacer, la forma para poder acometer esta con total tranquilidad, es solicitar un préstamo para reformar la vivienda en Financer España.

La licencia de obra, un gasto fijo

Al presupuesto que tengas asignado para llevar a cabo la reforma, tienes que contar como mínimo con el coste que tiene la propia licencia de obra. Esta licencia de obra puede ser mayor o menor, dependiendo de si vamos a llevar a cabo una reforma de grandes dimensiones en donde tengamos que ocupar la vía pública con andamios. Por otro lado, las licencias de obra menor no suponen cambios estructurales y, por lo tanto, suelen ser más baratas. Los precios de las licencias de obra se mueven en cifras de entre 200 euros y 700 euros.

Baños y cocina

Los baños y las cocinas suelen ser los elementos estrella de todas las reformas. Esto es debido a que estas reformas cuentan con costes adicionales, como los que supone la fontanería. Independientemente de los muebles o sanitarios que hayas elegido para la ocasión, el servicio de fontanería te podría salir por cerca de 700 euros, un coste que tendremos que añadir a lo que elijamos en nuestra reforma.

¿Y pintar la casa?

A priori el trabajo de pintura parece el menos complicado, su precio se encuentra alrededor de 600 euros. Evidentemente, dependiendo de la calidad de la pintura o de la técnica que vayamos a utilizar, el precio podrá ser más o menos elevado. Por supuesto, el tamaño de la vivienda o de la estancia también influirá, cuanta más pintura gastemos, más tendremos que pagar.

¿Cómo ahorrar en todos estos costes?

La principal forma en la que podemos ahorrar a la hora de llevar a cabo una reforma del hogar es contratando a una empresa de reformas. Estas empresas de reformas además de ofrecernos presupuestos más detallados cuentan con sus propios profesionales que son los que llevan a cabo la obra. Debido a esto, no tendremos que cuadrar los horarios entre profesionales y además evitaremos diferentes problemas que pudieran existir entre profesionales de diferentes sectores, por ejemplo, con la compatibilidad horaria.

A pesar de que llevar a cabo una reforma de la vivienda asuste a muchas personas, la verdad es que el proceso resulta mucho más sencillo. Empieza pidiendo unos préstamos  y solicita un presupuesto a una empresa de reformas. Después, dependiendo de lo que te quieras gastar simplemente negocia el presupuesto con la empresa y a esperar. No te tendrás que preocupar por nada más que elegir los muebles o la disposición que esperas en tu nueva reforma. Aguanta unos días hasta que el proceso acabe y pronto estarás disfrutando de una casa prácticamente nueva.

Si te ha gustado… ¡Comparte! 😉
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿ Quieres ser PREMIUM?