importancia-protección-eléctrica-vivienda

Elementos de Protección Eléctrica en una Vivienda

Ante la diversidad de motivos que pueden provocar daños en la instalación eléctrica en una vivienda, se pone de manifiesto la necesidad de aplicar diferentes elementos de protección eléctrica.

Desde una instalación deficiente o alteraciones en la red provocadas por una inestabilidad meteorológica, son muchas las causas que pueden originar daños serios en la instalación. 

Estos daños son más comunes de lo que pensamos y pueden llegar a causar grandes problemas en nuestro hogar. En él, pasamos gran parte de nuestro tiempo, por lo que sentirnos cómodos y seguros es primordial. 

A menudo, olvidamos ciertas recomendaciones que nos pueden ayudar a potenciar la seguridad en nuestra vivienda, sobre todo, si se tratan de aspectos más técnicos como la instalación eléctrica. 

En este artículo, te presentamos cómo proteger tu instalación eléctrica ante un cortocircuito, sobrecarga o sobretensión con diferentes elementos de protección eléctrica para tu vivienda.

¿Qué es un cortocircuito y cómo se protege la instalación?

cortocircuito-protecció-instalación-eléctrica
Fuente: Pixabay

Un cortocircuito es un fallo eléctrico producido cuando dos conductores de distinta polaridad o fase entran en contacto físico entre sí. 

Cuando se genera un cortocircuito, se eleva la corriente eléctrica, provocando chispas e incluso llamas, lo que podría desembocar en un riesgo de incendio. No solamente pueden causar daños materiales, ya que el sistema eléctrico del dispositivo afectado queda inutilizable, sino también personales y económicos.

Ante esto es importante proteger la instalación de nuestra vivienda con diferentes protecciones eléctricas. Como su propio nombre indica, protegen la instalación eléctrica contra sobretensiones o ciertas averías.

Uno de los más comunes son los diferenciales, ya que gran parte de las personas tienen instalados este dispositivo en su cuadro eléctrico. 

Su finalidad principal es proteger de las descargas, las cuales son peligrosas y pueden resultar mortales.

Por su parte, también podemos señalar a los disyuntores, comúnmente confundidos con los diferenciales. No obstante, a pesar de ejecutar un trabajo similar, tienen algunas diferencias. 

La principal de todas ellas, es que los diferenciales solo protegen a las personas, mientras que los disyuntores otorgan protección también a los aparatos que funcionan con electricidad.

¿Cómo protegemos un circuito de una sobrecarga?

Una de las maneras por las que podemos optar para protegernos de una sobrecarga, es utilizando interruptores magnetotérmicos. 

Se trata de dispositivos que se encargan de interrumpir la corriente eléctrica de cualquier tipo de circuito eléctrico cuando se producen fluctuaciones en la corriente. 

De esta manera, consiguen evitar que se produzcan cortocircuitos o sobrecargas. 

Una ventaja a destacar, es que en el momento en el que se tiene lugar una sobrecarga, el interruptor magnetotérmico no se ve dañado. Simplemente se debe armar y activar nuevamente al circuito. 

Utilizar este mecanismo de protección eléctrica en tu vivienda garantiza mayor seguridad en ella, sin duda, un factor primordial si queremos vivir de forma confortable. 

Tipos de sobretensiones y cómo protegernos

elementos-de-protección-eléctrica-vivienda
Fuente: Pixabay

Las sobretensiones son el aumento del voltaje sobre unos valores ya establecidos como máximos entre dos puntos de un circuito o instalación eléctrica. 

Pueden provocar graves problemas en los equipos conectados a la red eléctrica como, por ejemplo, un envejecimiento prematuro o destrucción de los mismos. 

Podemos distinguir dos tipos de sobretensiones:

  • Transitorias: se trata de aumentos de tensión muy elevados, que no duran mucho tiempo. Son causados por problemas en la red debido a fenómenos climatológicos, como tormentas eléctricas. 

  • Permanentes: son aumentos de tensión durante un período de tiempo de mayor duración. En este caso, la causa de este aumento suele deberse a una instalación eléctrica obsoleta, o a fallos de conexión en los centros de distribución. 

Para evitar que sucedan sobretensiones, contamos con mecanismos de protección eléctrica diseñados para ese fin, que puedes instalar en tu vivienda. 

Por ejemplo, los fusibles, los cuales se encargan de la protección de ciertas partes de la instalación eléctrica. 

Su funcionamiento consiste en que cuando tiene lugar una subida de corriente, el filamento que lleva en su interior se funde y no deja pasar la corriente


Como vemos, cuidar la instalación eléctrica utilizando mecanismos de protección eléctrica es fundamental para garantizar la seguridad en una vivienda. 

Estos dispositivos pueden evitar daños importantes en tu red eléctrica, lo que nos permitirá ahorrarnos problemas personales, materiales y económicos. 

Fuente imagen de portada: Pixabay

Si te ha gustado, comparte 🧡
¿Tienes un Proyecto en Mente?

Cuéntanoslo y las mejores Empresas especializadas contactarán contigo


Suscríbete a Nuestra Newsletter

 
 
 
He leído y Acepto  Políticas de Privacidad   
Cuéntanos tu Proyecto

¿Perdiste tu contraseña? Por favor, introduzca su dirección de correo electrónico. Recibirá un correo con un enlace para establecer una nueva contraseña.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí los Términos de uso, privacidad y cookies. Si continúa navegando, está aceptándola.