Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"


Estanqueidad al Aire en Casas Pasivas

27
Abril
2018
Valora este artículo
(0 votos)

La estanqueidad al aire permite una envolvente óptima en las viviendas y en los edificios, impidiendo el paso del aire incontrolado del interior al exterior (o viceversa).

Al igual que el aislamiento térmico, la hermeticidad hacen que el hogar pierda menos calor, haciendo que sea más confortable, que tenga mayor ahorro energético, que proyecte y reciba menos ruido del exterior.

Esto quiere decir que la estanqueidad del aire, aparte de ser muy importante para la construcción de viviendas passivhaus también debería de ser para cualquier construcción tradicional en la que no se quiera derrochar de forma indiscriminada, pues provoca un mayor gasto en la climatización de la vivienda. 

Las viviendas pasivas certificadas tienen una estanqueidad al aire de 0,6 renovaciones/hora, mientras que las viviendas convencionales tienen unos valores mucho más permisivos, entre 5 y 7 en los los mejores casos y en los peores casos de 10 a 12 según explicó el termógrafo de Emmepolis Novecento, llamado Sergio Melgosa.

Las infiltraciones son un gran enemigo de los hogares pasivos, o más concretamente, de las viviendas que optan por una muy alta eficiencia energética y gasto mínimo en energía. Por poner un ejemplo visual, la arquitectura  pasiva no permite que la suma de todas las fisuras y grietas sean mayores de 15 x 15 cm, mientras que en las viviendas tradicionales puede llegar a ser de más de 1m2. 

 

estanqueidad-aire-casa-pasiva.jpg

Hermeticidad en las Viviendas Pasivas

Controlar las infiltraciones en la fase de construcción

Debido a la gran importancia que tiene la estanqueidad al aire, en las construcciones pasivas se cuida y se verifica en todas sus fases, principalmente con la regla del lápiz y el ensayo Blower Door.

 envolvente-casa-pasiva.jpg

Fuente: Catálogo de elementos de construcción para casas pasivas de KHL

 

En una vivienda pasiva se consigue la estanqueidad al aire sellando eficazmente todas las uniones entre los diferentes elementos del edificio (cajas de las ventanas y persianas, enchufes, puertas, conexiones a la pared…) garantizando de este modo una hermeticidad óptima en la edificación.

Hay que poner especial énfasis a los puntos de la envolvente donde se pueda romper su continuidad, como lo es la apertura de ventanas y sus respectivos marcos o en las instalaciones que tienen salidas a la cubierta como son las chimeneas.

Durante la fase de construcción se realizan varios ensayos Blower para verificar que todo esté bien.

Construir una vivienda estanca no parece sencillo, pero existen materiales de construcción que resultan estancos al aire, como es el yeso y el hormigón que son utilizados como revestimiento para mejorar la hermeticidad. Sin embargo, no hay que olvidarse de las cintas especiales de hermeticidad que se emplean cuando se instalan diferentes elementos en la envolvente del edificio.

Otra forma para controlar las corrientes de aire son las barreras de aire que evitan las infiltraciones no deseadas, siendo como una piel que protege la cubierta, fachada y suelo, es decir, toda la envolvente controlando el movimiento del aire tanto en su interior como en su exterior.

 

 vivienda-estancada-hermecidad.jpg

Reforma passivhaus en Ezkaroz-Navarra. Fuente: Bau-passivhaus

 

Las uniones de los elementos del edificio mal sellados no son beneficiosas para nada, se cree erróneamente que son necesarias para mejorar la ventilación, pero esa afirmación es completamente falsa. Los huecos pueden provocar entradas indeseadas de agua, apareciendo moho u otro tipo de patologías capaces de corroer los elementos constructivos de la vivienda.

 

Ventilación no es lo mismo que Infiltración

Los sistemas de ventilación son completamente necesarios en los hogares, más en las casas pasivas con gran estanqueidad y permeabilidad, aunque la misión de esta tecnología sea la de intercambiar el aire del interior de la vivienda por la del exterior, no es lo mismo infiltrar el aire que ventilar, puesto que la ventilación es controlada y la infiltración no. El paso de aire sin controlar provoca que las estancias de la vivienda no sean óptimamente confortables, provocando a su vez una eficiencia energética menor la vivienda ya que se necesario utilizar más la calefacción y la refrigeración.

¿Por qué las infiltraciones son incontroladas? Porque el viento del exterior es muy variado y por ello también resulta muy variada su infiltración dentro de la vivienda.

Los sistemas de ventilación mecánicos renuevan controladamente el aire de la vivienda, una acción bastante necesaria para tener un hogar sano y sin aire viciado.

 

Difusión del vapor en la estanqueidad

La estanqueidad al aire de la vivienda no debe permitir el agua, ni el aire, pero sí que es necesario que permita el vapor del agua ya que sino la vivienda podría tener grandes problemas de condensación. Puede haber materiales muy herméticos inservibles porque no permiten la difusión del vapor.

 

Estanqueidad al Aire y Aislamiento Térmico 

Uno de los errores más comunes en la construcción passivhaus es relacionar la estanqueidad al aire con el aislamiento térmico, pues ambos son requerimientos básicos para construir de forma pasiva, sin embargo deben de trabajarse individualmente.

 

estanqueidad-aire-aislamiento-termico-casa-pasiva.jpg

Casa Pasiva Vogel, Mostelberg. Fuente: Arquitectos Diethelm & Spillmann

 

Una vivienda con un aislamiento térmico de 0,3 W/m2K puede empeorar 5 veces más si existe alguna infiltración de aire de 1 mm, según explican los expertos.

Una vivienda que quiera reducir aún más su demanda de energía, puede mejorar muchísimo su aislamiento térmico, y aun así tener una diferencia mínima de ahorro, ¿Esto a que se debe? Puede ser porque, el problema de esta vivienda no sea su falta de aislamiento térmico, sino sus infiltraciones de aire. Cuando aislamos una edificación se está reduciendo la velocidad de transmisión de calor entre el interior al exterior, pero es que también es importante reducir el paso del aire, y esto solo se logra teniendo una envolvente estancada sin infiltraciones de aire.

El aislamiento térmico de una vivienda pasiva no tiene por qué ser hermético, como pueden ser los aislantes naturales de lana, la paja… 

Para comprenderlo mejor, un buen ejemplo cotidiano sería un jersey de lana, esta prenda es muy fuerte contra el frío (aislamiento térmico), pero al mismo tiempo pasas mucho frío si hay viento (no es estanco).

En el caso contrario, un buen material hermético no tiene por qué ser un buen aislamiento térmico, de ejemplo está el aluminio.

Prueba de Estanqueidad en Viviendas Pasivas, Test de Blowerdoor

Para conocer in situ la estanqueidad de una vivienda, se ejecuta un ensayo denominado test de Blowerdoor.

En este ensayo, se consigue verificar los puntos de la vivienda por donde entra el aire, que suelen ser en ventanas, enchufes, por ello en fase de construcción se comprueban rigurosamente los posibles problemas que puedan surgir en relación a la estanqueidad al aire, ya que la vivienda está pensada para ahorrar mucha energía en climatización.

Esta técnica es la empleada en viviendas pasivas para comprobar si su estanqueidad de aire es 0,6 renovaciones/hora, y poder de este modo cumplir uno de los requisitos fundamentales para obtener el certificado passivhaus.

 

casa-pasiva-test-blowerdoor.jpg

Test de Blowerdoor. Fuente: Green River

 

¿Y en qué consiste exactamente el test de Blowerdoor?

1.- Se coloca un ventilador en una ventana o puerta que extrae el aire del interior y permite que el aire del exterior entre en la vivienda.

2.- Durante la fase del ventilador, se toman mediciones de los valores de la infiltración que van surgiendo.

3.- Durante este proceso, las puertas y ventanas exteriores están cerradas y las interiores abiertas.

Para complementar el test de Blowerdoor y encontrar las infiltraciones se puede realizar otras inspecciones en la envolvente: la termografía infrarroja (encuentra infiltraciones complejas de forma rápida) y anemómetro (busca por todas las juntas y conexiones para encontrar las infiltraciones de aire determinando su temperatura e incluso la velocidad del aire).

¿Qué es la Regla del lápiz? Es lo más básico del diseño hermético. Sobre el plano de la futura casa se dibuja una línea fina que pase por cada sección de la envolvente, tanto de forma horizontal como vertical. Es importante no levantar el lápiz en ningún momento, la línea debe de ser continua en toda la vivienda.

 

envolvente-hermética.jpg

Fuente: passivhaus paso a paso

 

Gracias a este diseño, se controla muchísimo más la construcción pues se descubre cuáles serán los puntos más débiles de la envolvente, y, por lo tanto, los que más cuidados necesitan en su construcción.

Para finalizar, dejamos un video muy recomendado sobre cómo valorar la estanqueidad de una vivienda, donde se muestra de forma muy explicativa el test de Blowerdoor y la utilización del anemómetro.

 

 

Con todo lo comentado a lo largo del artículo, queda claro que la estanqueidad al aire es requisito básico que no se debe dejar de lado en ninguna construcción si se desea ahorrar energía.

Consulta los mejores profesionales en Bioconstrucción en nuestra Guía de Empresas

Imagen de portada MARTaK Passive House. Fotografía: Baosol
Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal
Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

Suscríbete a nuestra Newsletter


Contenidos exclusivos AYUDAS y SUBVENCIONES.

Publicidad

Agenda

No hay eventos en el calendario

Calendario

Mayo 2018
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas