Fachadas Vegetales, un nuevo Mecanismo de Ahorro de Energía

Las fachadas vegetales ayudan a mejorar el aislamiento térmico y acústico y reducen la contaminación ambiental.

Con el paso del tiempo, la sociedad está adquiriendo una nueva mentalidad encaminada hacia un desarrollo cada vez más sostenible y un sentido de la responsabilidad creciente por el medio ambiente y por el entorno.

Como consecuencia, se están desarrollando nuevas herramientas y técnicas de construcción sostenible destinadas a mejorar la eficiencia energética de los edificios y las infraestructuras.

Un ejemplo de estos nuevos mecanismos de ahorro de energía son las fachadas vegetales o “green facades”.

Principales ventajas de las Fachadas Vegetales

Fuente: thermosash

La principal ventaja que se puede destacar de este innovador sistema vegetal, es el excelente aislamiento térmico y acústico que proporciona al edificio, lo que ocasiona un importante ahorro energético.

En lo referente al aislamiento térmico, las fachadas tienen un proceso de funcionamiento diferente en función de la época del año.

En verano, la vegetación bloquea los rayos directos del sol que inciden sobre el cerramiento de fachada (únicamente entre un 5 y 15% alcanzan el interior).

Esto unido a la evapotranspiración de las plantas y la capa de aire existente entre la manta vegetal, ayuda a reducir la temperatura en el interior del edificio.

En invierno, el calor que emiten las paredes de la fachada se aísla por la manta vegetal, lo que reduce las pérdidas térmicas del edificio.

En lo referente al aislamiento acústico, el efecto combinado del sustrato, la manta vegetal y el aire atrapado en el sistema provoca que las ondas sonoras reboten cuando alcanzan la estructura.

Además de las las principales características que proporcionan las envolventes vegetales, se pueden destacar factores como:

  • La estimulación de la biodiversidad urbana.
  • La reducción de la contaminación ambiental.
  • La creación de nuevos puntos verdes en el entorno.

Este tipo de cubiertas vegetales verticales, tienen un futuro muy prometedor aunque su uso en España aún es poco habitual. Por ejemplo, es el caso de edificios singulares diseñados íntegramente bajo criterios de sostenibilidad, como el edificio CaixaForum Madrid.

Fuente imagen de cabecera: GettyImages

Si te ha gustado… ¡Comparte! 😉
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿ Quieres ser PREMIUM?