Guía sobre Energía Solar Térmica

Año: 2016

Fuente: Fundación de Energía de la Comunidad de Madrid

Ámbito: Nacional

Esta guía de energía solar térmica consiste en absorber la energía del Sol para producir calor que puede aprovecharse para cocinar alimentos. O para la producción de agua caliente destinada al consumo de agua doméstico.

Ya sea agua caliente sanitaria, calefacción, o para producción de energía mecánica y, a partir de ella, de energía eléctrica. Todo ello forma parte de las Energías Renovables.

La demanda de energía de los edificios representa una parte muy importante del consumo de energía final de la Unión Europea. Y se espera que siga creciendo en los próximos años.

Para el 2030 la UE dependerá en un 90% de las importaciones para cubrir sus necesidades de petróleo y en un 80% en el caso del gas natural.

Mejorar la eficiencia energética de los edificios, responsables de la tercera parte de las emisiones de gases de efecto invernadero, no sólo ahorraría costes, sino que paliaría, en parte, el efecto del cambio climático.

El componente principal del consumo energético de la edificación es el debido al uso cotidiano del edificio.

En general, el gasto energético en los edificios está condicionado por dos factores: el uso y el mantenimiento de las instalaciones y las características constructivas de los edificios (aislamiento, inercia térmica, etc.).

Evidentemente, son muchos los sistemas renovables que existen en la actualidad.

Pero se debe ser realista a la hora de escoger los tipos de tecnologías a utilizar para que éstas puedan ser implementadas en el contexto de una rehabilitación energética de un edificio.

Y que resulten ser económicamente viables.

Guia_sobre_Energia_Solar_Termica.pdf

Si te ha gustado… ¡Comparte! 😉
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin