Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"


Jardines y huertos vegetales móviles en vehículos urbanos

29
Junio
2016
Publicado en Actualidad
Valora este artículo
(0 votos)

Nuevos autobuses, camiones refrigeradores y furgonetas con techo vegetal pasean por las ciudades de Barcelona, Girona y Palma. En su superficie portan cubiertas ajardinadas, pero incluso en algunos casos, huertos urbanos que recorren diferentes ciudades españolas superando así las trabas que pone el asfalto al despliegue de jardines y vegetación.

La escasez de espacios verdes en los entornos urbanos ha sido la principal causa por la que el  paisajista catalán Marc Grañén ha llevado a cabo este proyecto, uniendo así su pasión por el diseño y su compromiso ambiental con la innovación, a fin de dar un paso más allá de las paredes verticales o las azoteas ajardinadas y convertir las calles de las ciudades en morada de flora y fauna en movimiento.

Pájaros, ranas, abejas, lombrices o mariposas son algunos de los “viajeros” que suben sobre la marcha a estos espacios verdes móviles que, además de “aumentar la biodiversidad, contribuyen al mantenimiento isotérmico del vehículo, reducen la energía hasta un 33 por ciento y consiguen un efecto de visibilidad espectacular” para la ciudad.

Estas cubiertas generan 20 kilogramos de dióxido de carbono al año por cada metro cuadrado. Contabilizándolo, nos damos cuenta que no es una gran cantidad, pero en la lucha por la naturaleza todo suma.

Estos jardines móviles de siete centímetros de alto tienen la peculiaridad de no utilizar sustrato vegetal o tierra, sino que se construyen sobre un soporte hidropónico, con disoluciones minerales que sustituyen el suelo agrícola en forma de espuma o de lana mineral, ejerciendo menos peso a la cubierta y no ensuciándola. Además, el sistema incluye una placa de acero galvanizado recubierta con pintura impermeable sobre la que se colocan unas bandas metálicas que permiten la circulación del agua y evitan corrimientos en caso de frenada.

Encima se coloca el sustrato sobre el que se planta la manta de "sedum" y las especies ornamentales y todo ello se cubre con una malla metálica que, unida a las baldas, impide que se mueva el jardín.

Las especies vegetales que se están instalando abarcan desde plantas pequeñas como menta y romero hasta huertos de mayor envergadura como lechugas y escarolas, formando un pequeño huerto.

Las plantas que se han usado consumen muy poco agua, con regarlas una vez al mes sería suficiente para su buen mantenimiento, aunque también existe la posibilidad de aprovechar la condensación de los aires acondicionados en un pequeño depósito que abastezca el jardín.

Para el paisajista, lo sostenible no es una opción, sino una obligación, por lo que todo se fabrica en el lugar, con materiales de tiendas locales y con plantas de la propia ciudad, un compromiso que no está reñido con la homologación porque "todos los vehículos que he ajardinado han pasado la ITV".

Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Publicidad

Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

NEWSLETTER - Gratis "TOP Eficiencia y Rehabilitación 2016"

Publicidad

Agenda

Empresas destacadas

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas