Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"

×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 1154


La importancia del aislamiento térmico para ahorrar más energía en la fachada

1
Diciembre
2014
Valora este artículo
(3 votos)

El aislamiento térmico tiene un importante potencial en la mejora de la eficiencia energética y el ahorro de energía eléctrica de los edificios, de tal forma que con determinados sistemas constructivos se puede ahorrar hasta un 60% de energía. Además de contribuir a un importante ahorro económico y mejorar el confort interior, puede contribuir a la reducción en un 30% de las emisiones de dióxido de carbono. Además, algunos tipos de aislantes térmicos también tienen la capacidad de ser aislantes acústicos

Ahorro de energía eléctrica a través del Aislamiento térmico 

El ahorro de energía que genera un buen aislante térmico se traduce en una reducción de las necesidades energéticas de la vivienda, y por tanto, en una reducción en la factura eléctrica, que dependerá en gran medida de las características de la envolvente del edificio.
Es fundamental que una vivienda esté bien aislada térmicamente, logrando que los elementos que estén en contacto con el exterior (muros exteriores, cubiertas, suelos, tabiques y huecos) aumenten su resistencia al paso del calor.

Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), una fachada correctamente aislada térmicamente puede reducir el gasto de calefacción de forma considerable, como muestra este ejemplo:

Un edificio construido en 1975 (con más de 30 años de antigüedad, no se tuvo en cuenta el aislamiento), está ubicado en zona de rigurosos inviernos y veranos bastante calurosos (D3 según CTE) como Madrid, cuenta con 6 viviendas y tiene una superficie aproximada de fachada de 1000 m2. El sistema de calefacción es de una caldera con gas natural que funciona durante 5 meses al año (de noviembre a marzo), cuya demanda anual de energía es de 132 kWh/m2, lo que supone una factura de calefacción de 895€ al año por vivienda.

La solución adoptada es la rehabilitación de las cuatro fachadas del bloque de viviendas, incorporando un aislamiento por el exterior y un aplacado. El resultado es que la fachada ha conseguido aumentar su aislamiento en un 70% y, por consiguiente, se ha reducido el gasto de calefacción en un 35%. Por tanto, se pasa de un gasto de 895€ a 585€, lo que supone un ahorro por vivienda de 310€/año.

Es importante aclarar, que aunque el aislamiento térmico en fachadas sea la forma más común de mejorar térmicamente la envolvente del edificio, también es necesario aislar adecuadamente techos y suelos, así como elegir ventanas y puertas con un nivel adecuado aislamiento térmico, si bien se deben de evitar los puentes térmicos en las zonas de encuentros entre elementos constructivos.

Los tipos de aislantes térmicos más usuales son paneles de lana mineral o fibras de celulosa, espuma de poliuretano, planchas de poliestireno expandido o extruido, vidrio celular, perlita expandida, aglomerado de corcho, entre otros. Aunque existen otros tipos de materiales aislantes naturales que resultan igual de efectivos y más sostenibles como es la paja o la lana de oveja. Existen diferentes sistemas constructivos de paja que sirven para construir hogares más confortables térmicamente, que garantizan no sólo un buen aislamiento térmico, sino un consumo en la factura de la luz reducido gracias a una demanda de energía inferior.

El mejor aislante térmico para ahorrar energía eléctrica en casa 

Un estudio llevado a cabo por UNAUS (University Network for Architectural and Urban Sustainability) tiene como objeto averiguar qué material aislante térmico es el más sostenible y eficiente.

Para ello se han comparado los aspectos técnicos y energéticos de cada uno. Los resultados apuntan a que no existe el ‘aislante ideal’:

  • Según la valoración de eficiencia técnica, los materiales orgánicos y la lana de roca (material inorgánico sintético) son los elegidos.
  • Según la valoración de eficiencia energética, el aglomerado de corcho y las fibras de celulosa son los más eficientes tanto por consumo de energía como por generación de gases de efecto invernadero. Además la lana mineral también se asemeja a los orgánicos en eficiencia energética, ahorrando 150 veces la energía consumidadurante su ciclo de vida, genera muy pocos residuos al fabricarse y resulta ser un material económico.

El aislamiento es el único material de la obra que se amortiza por el ahorro económico que proporciona. Según IDAE: “Una rehabilitación térmica media, considerando el coste total de la obra y del aislamiento, se puede amortizar en 5-7 años. Considerando la larga vida media del aislamiento, se podrá ahorrar en ese periodo de 8 a 9 veces más de lo que costó toda la rehabilitación.”

En Inarquia te ofrecemos una completa Guia de Empresas con los Mejores profesionales de aislamiento térmico.

 

 

Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Publicidad

Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

REGALO-NUEVO e-book Ayudas 2017 ¡Suscríbete a la Newsletter!

Publicidad

Agenda

Calendario

Diciembre 2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas