Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"


Ornamento de fachadas

12
Enero
2020
Valora este artículo
(0 votos)

Aparte de su función decorativa, los ornamentos tienen un significado, puede que transmitan un mensaje poético, que expliquen o simbolicen algo, o que establezcan un nexo histórico... Lo que es seguro es que no están allí solo para lucir bien. Se trata de una expresión arquitectónica individual, de un producto surgido de una cadena de proceso digital y marcado por la singularidad o por la precisión de las tecnologías modernas de fabricación en serie. Sobre la base de diferentes materiales, los ornamentos de fachada modernos permiten crear auténticas iconografías en la envolvente.

 

Utilizar un SATE no elimina ni limita esta expresión arquitectónica, por el contrario han encontrado la forma de convivir juntas y realizar proyectos con su propia firma o han permitido la recuperación de edificios históricos cumpliendo los estándares actuales de aislamiento térmico y otras consideraciones técnicas que también deben contemplar.

 

Los hombres han decorado y embellecido sus casas desde la Era Neolítica. La radicalización funcional de la arquitectura moderna supuso una ruptura total con los cánones estéticos del pasado, aunque la arquitectura contemporánea recupera y fusiona ambas tradiciones para recorrer nuevos caminos.

La búsqueda de nuevas formas de abordar la ornamentación o el relieve nada tiene que ver hoy, sin embargo, con un retorno a la profusión ornamental del siglo XIX. El ornamento moderno traspasa claramente su función embellecedora para construir, junto con el volumen, un relato.

 

Al simbolismo de la arquitectura moderna añade un nuevo nivel de significado que se mueve en el plano semiótico y que es comparable a la función narrativa que tenían las fachadas de las catedrales medievales.

 

La preocupación existente hoy en día de que los aislamientos de fachada “rudos” y funcionales podrían acelerar aún más la uniformización de las ciudades pone de relieve la dimensión emocional del tema. Y es que, fuera del ámbito de la protección del patrimonio histórico, no se trata de regresar al lenguaje de formas de la era premoderna, sino de reinterpretar desde una óptica nueva las molduras, los sillares, las pilastras y demás.

 

Hoy en día es posible incorporar a la fabricación industrial con procesos de diseño asistidos por ordenador la unicidad, la individualidad y la diversidad ornamental que antaño resultaban de la precisión y destreza de este o aquel artesano.

 

Los diseños exclusivos se traducen a algoritmos y, al final de una cadena de procesos digitales, se prefabrican creando piezas individuales de alta precisión que se utilizan posteriormente en la fachada.

 

El amplio abanico de posibilidades plásticas que se abre se divide en tres categorías básicas: la superficie, la línea y el símbolo. Su carácter tridimensional puede ejecutarse mediante juntas alternadas rítmicamente o también sin juntas, en función de las propiedades de cada material. Pueden incorporar el color o pueden formar relieves monocromos que conviertan el juego entre luces y sombras en parte del diseño.

 

El abanico de posibilidades incluye desde delicados relieves e inscripciones hasta imponentes superficies, singulares marcos de ventanas o tramas geométricas. Naturalmente, estos elementos de fachada pueden también hacerse con diseños históricos especialmente eficaces en el ámbito de la conservación del patrimonio arquitectónico.

 

Estos elementos deben ser resistentes a la humedad, heladas, la presión y los impactos y cumplir con las normativas aplicables en el ámbito de durabilidad, seguridad y deben mantener intactas las propiedades y dar la protección que requiere el SATE, es decir: sin causar filtraciones, movimientos diferenciales por dilataciones térmicas, eliminar de forma adecuada la suciedad que pueda acumularse, reducir los efectos de puentes térmicos y estabilidad.

 

Las propiedades de los materiales deben encajar perfectamente en los sistemas de aislamiento de fachada.

En lo que se refiere a la superficie requiere una capa de acabado, que puede ser tanto una pintura lisa como texturas rugosas o revestimientos imitación piedra.

 

 

Configuración básica de un elemento ornamental lineal sobre SATE, sobre el mortero armadura con malla: 1) adhesivo, 2) moldura, 3) y 4) acabados según requerimientos de los fabricantes. La fijación mecánica (no representada) dependerá principalmente del peso de la moldura.

 

 

Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal
Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

Suscríbete a nuestra Newsletter


Contenidos exclusivos AYUDAS y SUBVENCIONES.

He leido y acepto la Política de Privacidad

Publicidad

Agenda

No hay eventos en el calendario

Calendario

Julio 2020
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas