Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"


Primer Edificio Sostenible de Madera Contralaminada en Granada

4
Julio
2016
Valora este artículo
(0 votos)

El estudio de arquitectura especializado en bioconstrucción, Bonsái Arquitectos ha sido objeto de estudio gracias a su nueva creación.  Especialistas en arquitectura y urbanismo, su interés por la sostenibilidad, les ha llevado a construir el primer edificio sostenible de madera con paneles laminados en Andalucía, concretamente en pleno centro de la ciudad de Granada.

El proyecto se ha realizado para la Fundación Benéfica Anticáncer San Francisco Javier y Santa Cándida. Este edificio se destinará a alojar a turistas en sus apartamentos.

El inmueble tiene unas dimensiones de 17,80 metros de ancho por 7,30 metros de fondo, donde alberga seis viviendas y dos locales comerciales, con el portal en el centro. Esto permite colocar la bajante principal por el centro del edificio para la distribución de circulaciones e instalaciones reduciendo su recorrido y aislando los ruidos del ascensor. Dos pozos de luz iluminan y ventilan simultáneamente escalera, baños y salones, y actúan como chimeneas térmicas que contribuyen a la mejor ventilación cruzada de apartamentos y escalera.

Ha sido construido con cimientos a cubierta en construcción seca empleando madera contralaminada, además del uso de madera reciclada. El aislamiento térmico del edificio es óptimo gracias a su orientación, que disfruta de horas de sol, además debido a su técnica constructiva los ruidos también desaparecen: el edificio está muy por debajo del límite de decibelios permitidos, hecho que hace que la estancia de sus huéspedes sea mucho más cómoda y tranquila.

Principales ventajas:

Este sistema constructivo incrementa el espacio útil en parcelas pequeñas, permite un ahorro de un 80% de energía y reduce el tiempo de construcción.

Solo ha necesitado siete meses para levantarse en pleno centro urbano del municipio, de los cuales seis semanas han bastado para ejecutar la estructura completa. La envolvente compuesta de una estructura de paneles contralaminados se apoya sobre un sistema de muretes a partir de la cimentación que forman el esqueleto y armazón del edificio, con las luces estructurales, se eliminan los paneles intermedios y las medianerías con cámaras de aire de espesor variable, ventiladas para un mejor mantenimiento de la madera.

La utilización de madera como aislante natural reduce los gastos energéticos necesarios para el mantenimiento de las estancias, fija 0,9 toneladas de CO2/m3 y además reduce las emisiones en 1,1 toneladas de CO2/m3: esto supone un ahorro total de 2 toneladas de CO2/m3'.

Ahorro de agua en un 90% con respecto a un edificio equivalente construido con hormigón armado.

  La fachada cumple a la perfección con el Plan de Protección del Centro Histórico, combinando el aspecto tradicional con el uso de materiales sostenibles, lo cual demuestra una vez más que la imaginación y  la innovación en materiales no es incompatible con la situación en casco antiguo.

 Para hacerlo más confortable, en la orientación sur se ha instalado un alzado con mallorquinas deslizantes. Para la ventilación cruzada se disponen patios que garantizan esa renovación natural de aire. Respecto al aislamiento térmico, se dispone un sistema SATE para producir una envolvente continua sin puentes térmicos, y su tabiquería y suelo flotante a modo de 'caja dentro de caja' que garantiza la protección de la estructura de madera al fuego.

Los sistemas de paneles vegetales poseen una eficacia energética muy superior a las paredes convencionales, de manera que  se ahorra  hasta un 80% de energía al minimizar los puentes térmicos y acústicos. Y respecto al ruido, además, las mediciones que se derivan del aislamiento a ruido de impacto en medianeras y forjados quedan muy por debajo de la norma (23dB y 25dB, cuando lo exigido en ambos casos es 65dB), resultando además una vibración cálida que redunda en un mayor confort acústico para los usuarios.

La cubierta por imposición normativa se realiza con una solución de teja tradicional, dejando una zona posterior de terraza plana para instalaciones, ya que el Plan de Protección del Centro no permite la ubicación de placas solares.

Este edificio “verde”, es mucho más ligero, mucho menos agresivo con el medioambiente, más sencillo y más limpio de construir, por lo que se reducen los posibles accidentes laborales y su impacto frente a lo ecológico es menor. Con esta obra de nuevo se pone de manifiesto que se abre la puerta a construcciones sostenibles con gran eficiencia energética, reciclables, debido a que sus piezas se pueden desmontar y volver a ser utilizadas.

Con ello dejamos patente, finalmente, que una nueva arquitectura de reciclaje y más ecológica es posible, y el hecho de encontrarnos en un casco antiguo con una normativa que limita las posibilidades de actuación no es un impedimento gracias al estudio y desarrollo de nuevos materiales, que cada vez se hacen más necesarios de cara a conservar el medio ambiente sobretodo dentro de las grandes ciudades. Sin embargo, ¿Crees que se destina suficiente apoyo a la investigación de estos materiales y son aceptados por la sociedad?, dicho de otro modo, si tuvieras que construir tu propia vivienda, ¿Te decantarías por ellos? Cuéntanoslo aquí.

Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Publicidad

Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

NEWSLETTER - Suscríbete - Acceso GRATIS a CONSTRUMAT

Publicidad

Agenda

Empresas destacadas

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas