Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"


Síndrome del edificio enfermo: Ejemplos y soluciones

18
Enero
2018
Valora este artículo
(0 votos)

Los edificios enfermos acarrean problemas de salud para las personas que viven o trabajan en ellos, produciendo síntomas como dolores de cabeza, irritaciones de garganta, nariz y ojos, fatiga y alergias, además de ser la causa de la lipoatrofia semicircular una enfermedad peculiar que se caracteriza por la pérdida de tejido graso en muslos y glúteos. En España se ha determinado que un 30% de las oficinas padecen el Síndrome del Edificio Enfermo y que han generado en estos síntomas, que no son graves, pero sí muy molestos.

¿Qué es el Síndrome del Edificio Enfermo?

En 1982, la OMS definió el Síndrome del Edificio Enfermo como un conjunto de molestias y enfermedades ocasionadas por la mala ventilación, la descompensación de temperaturas, las cargas iónicas y electromagnéticas, las partículas en suspensión, los gases y vapores de origen químico y los bioaerosoles, entre otros agentes causantes que producen en al menos un 20% de los habitantes un conjunto de síntomas sin que sus causas estén bien definidas.

Síntomas

Los síntomas más habituales que presentan las personas que viven en edificios enfermos están casi todos relacionados con las vías respiratorias, aunque son muy variados. Entre los más frecuentes encontramos síntomas nasales como irritación de la nariz, mucosidad, sequedad nasal, congestión o tos; molestias oculares como irritación, escozor o enrojecimiento; dolores de garganta, alteraciones cutáneas como irritación de la piel o escozores, y otras manifestaciones como dolores de cabeza, náuseas, vértigos, fatiga mental, somnolencia o alergias.

 

edificio-enefermo-dolor-cabeza.jpg

 

Lipoatrofia semicircular


La lipoatrofia semicircular es una enfermedad producida por el Síndrome del Edificio Enfermo que se caracteriza por la pérdida de tejido graso bajo la piel en forma de semicírculos y aparece sobretodo en los muslos y en los glúteos. Se manifiesta mediante unas marcas profundas en la piel como hoyuelos o manchas, además de otros síntomas como sensación de pesadez en las piernas o fatiga. Estos síntomas se han encontrado en personas que trabajan o viven en edificios enfermos, debido a los materiales de construcción empleados como el PVC, a la sobrecarga de tecnología, grandes campos de electricidad estática, mobiliario metálico, cableado defectuoso y baja humedad.

En 2007 se encontraron 40 casos de lipoatrofia semicircular entre los 700 trabajadores de la Torre Abgar de Barcelona debido al sistema de refrigeración y al cableado eléctrico. Otros edificios enfermos de Barcelona también presentaron casos de lipoatrofia semicircular, como el de Gas Natural Fenosa o L’ Hospitalet de Llobregat, todos relacionados con la carga de electricidad estática y la falta de humedad.

 

lipoatrofia-semicircular.jpg

fuente: UGT


Factores de riesgo - Síndrome del Edificio Enfermo


El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (I.N.S.H.T) determinó que los factores de riesgo que se pueden considerar en el caso de un edificio enfermo, haciendo referencia tanto a contaminantes químicos como agentes ambientales biológicos. Los contaminantes más significativos son el dióxido de carbono, el monóxido de carbono, los aldehídos, el oxígeno de nitrógeno, los metales y los vapores orgánicos. Las propias personas son fuente de contaminación ya que producimos de forma natural dióxido de carbono, vapor de agua y partículas y aerosoles biológicos, además de producir otros contaminantes como el humo del tabaco, con más de 3.000 compuestos. Otros elementos como los materiales de construcción contienen formaldehído, vapores orgánicos y polvo; los materiales de trabajo o de limpieza también aportan contaminantes, como las fotocopiadoras, que desprenden ozono. También los contaminantes biológicos como bacterias, virus, hongos, ácaros, etc producen enfermedades infecciosas y alergias.


Olores: Gases y vapores que causan molestias y estrés.

Iones: La ausencia de iones negativos en un ambiente cerrado puede ser el origen de un Edificio Enfermo.

Iluminación: La baja iluminación o los deslumbramientos causan estrés visual, irritación de ojos y dolores de cabeza.

Ruido: Reduce la concentración, aumenta el estrés y produce dolor de cabeza y fatiga. Los infrasonidos, los ruidos de baja frecuencia, los tonos puros y los ruidos discontinuos no periódicos causan molestias. Las vibraciones de baja frecuencia de las máquinas de un edificio también pueden causar irritabilidad.

Ambiente térmico: Sequedad del ambiente, baja humedad, temperatura radiante media y velocidad del aire. Lo correcto sería un adecuado equilibrio entre todos esos factores.

Ventilación: La falta de ventilación es la causa que más se le atribuye a los edificios enfermos. La ventilación de un edificio se basa en la distribución de aire nuevo o aire recirculado, y se distingue entre ventilación natural o ventilación forzada. La ventilación natural permite la transferencia de aire del exterior al interior del edificio a través de aberturas que facilitan el movimiento del aire por la diferencia de presión o temperatura de los diferentes ambientes exterior e interior. La ventilación forzada introduce el aire en el edificio por medios mecánicos, pudiendo ser todo el aire exterior o todo el aire interior recirculado. Cuando los edificios no se diseñan pensando en la ventilación, el aire entra de forma no regulada por puertas y ventanas.

Cuando se pretende satisfacer las necesidades de los ocupantes del edificio, se recurre a la climatización, que consiste en mezclar proporcionalmente el aire exterior con el aire recirculado. El control de la ventilación es importante para evitar problemas de la calidad del aire interior.

Factores psicosociales: Están determinados por las interacciones en el trabajo y por las capacidades, necesidades y expectativas de los trabajadores. El conflicto aparece cuando hay un desequilibrio entre las demandas del entorno (físico, psíquico y social) y las capacidades del individuo, pudiendo deberse a que el entorno no satisface las necesidades del trabajador o a las exigencias excesivas que no puede cumplir.

 

edificio-enfermo-ventilacion.jpg

 

Edificios Enfermos en España: Casos de lipoatrofia semicircular

La mejor forma para entender mejor qué se entiende por el síndrome del edificio enfermo es a través de ejemplos reales. A continuación se muestran 5 ejemplos de Edificios Enfermos en España.

 

1. El Edificio Enfermo más reconocido en España, la Torre Agbar (Barcelona)

En 2007 se registraron en la Torre Agbar de Barcelona 40 casos de lipoatrofia semicircular entre los 700 trabajadores del edificio. Unas 210 personas se sometieron a una revisión médica voluntaria para su tranquilidad personal. El problema no se centró en una sola planta, por lo que determinaron tras hacer una inspección que los casos de lipoatrofia semicircular no estaban relacionados con la electricidad estática acumulada. Así, las medidas que tomaron para solucionarlo fue el aumento de la humedad en un 40%-50%.

 

torre-abgar-edificio-enfermo.jpg

 

2. El Edificio Enfermo de La Caixa (Barcelona)

En el mismo año, se dio a conocer otro caso de edificio enfermo debido a los 12 casos de lipoatrofia semicircular que se presentaron en el edificio de La Caixa de la Diagonal de Barcelona. Estos casos fueron relacionados con la baja humedad presentada en el edificio.

 

caixa-edificio-enfermo

 

3. Edificio Enfermo de Gas Natural (Barcelona)

En 2007 también se registraron casos de lipoatrofia semicircular en el edificio de Gas Natural en el barrio de la Barceloneta en Barcelona. Aproximadamente 150 de los 1.000 trabajadores del edificio presentaron esta enfermedad debido al clima seco y a las cargas electroestáticas que presentaba este edificio enfermo. Las medidas que se llevaron a cabo para corregir el problema consistieron en mejorar las tomas de tierra e instalar mecanismos para aumentar la humedad del edifcio y neutralizar los campos de electricidad.

 

edificio-enfermo-gas-natural.jpg

 

4. Edificio Enfermo de Telefónica (Madrid)

El edificio de Telefónica de Madrid se consideró como edificio enfermo debido a los 20 casos de lipoatrofia semicircular entre sus trabajadores debido a la electricidad estática, la baja humedad y el mobiliario metálico. No obstante, no se consideró como enfermedad, por lo que no se dio la baja médica a los empleados, pero se aumentaron las medidas para controlar el problema, como poner tiras de poliuretano y tomas de tierra en los muebles metálicos, aumentar la humedad, cambiar muebles por otros preparados para la electricidad estática y utilizar plantas que atraen la electricidad.

 

edificio-enfermo-telefonica.jpg

 

5. Juntas Generales de Guipúzcoa

En 2008 se registraron cuatro nuevos casos de lipoatrofia semicircular en el edificio de las Juntas Generales de Guipúzcoa. El edificio disponía del mismo tipo de mobiliario que el edificio de Hacienda de la Diputación guipuzcoana, donde se registraron 10 casos de lipoatrofia semicircular. También se registraron 13 casos más en el Palacio Foral. Para solucionarlo, se aumentó la humedad relativa del aire en un 50%.

 

edificio-enfermo-juntas-generales.jpg

Fuente: Uxío Da Vila


Síndrome del edificio enfermo: Soluciones

La lipoatrofia semicircular y otros problemas de salud provocados por los edificios enfermos son afecciones molestas pero no son graves. No obstante, para evitar estos problemas de salud lo adecuado es utilizar materiales de construcción adecuados y mantener el edificio en buenas condiciones.

  1. Realizar limpiezas periódicas de los conductos de ventilación para mantener unas buenas condiciones higiénicas, además de utilizar sistemas de ventilación adecuados, de manera que se utilice tanto el aire exterior como el interior recirculado a una temperatura conveniente.
  2. Mantener una temperatura entre los 22 y los 24 grados.
  3. Protección de las tomas de aire exteriores.
  4. La humedad ha de mantenerse entre el 40% y el 50%.
  5. Mantener un buen clima laboral y buenas condiciones de trabajo entre los empleados.
  6. Iluminación adecuada y eliminación de los ruidos y vibraciones en la medida de lo posible.
  7. Sustitución de muebles metálicos o utilización de tomas de tierra o plantas para controlar la electricidad estática.
  8. Control en la utilización de los productos químicos utilizados para la limpieza u otros materiales de trabajo como las impresoras.

 

Consulta los Mejores Profesionales en Rehabilitación de Edificios en nuestra Guia de Empresas

Imagen portada: Air life
Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal
Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

Suscríbete a nuestra Newsletter


Contenidos exclusivos AYUDAS y SUBVENCIONES.

He leido y acepto la Política de Privacidad

Publicidad

Agenda

No hay eventos en el calendario

Calendario

Noviembre 2018
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas