botes-pintura-colores

Tipos de Pinturas Ecológicas

La construcción sostenible ha pasado de ser una opción, a una necesidad. Esto incluye medidas como escoger materiales respetuosos con el medioambiente, así como elegir tipos de pinturas ecológicas más beneficiosas para la vivienda y, por ende, para la salud del inquilino.

Quizá hasta ahora no te habías planteado esta cuestión y comprabas pinturas sintética, pero no te preocupes. Hoy traemos una serie de eco-pinturas cuyas ventajas respecto a las comerciales te van a sorprender.

Aunque antes es preciso que comprendas qué son las pinturas ecológicas. Y es que, cómo imaginarás, este tipo de material está creado a base de materias primas naturales y es biodegradable. Esto significa que no hay sustancias tóxicas ni derivadas del petróleo en él.

La pintura orgánica puede ser vegetal o animal, creada a partir de pieles de manera artesanal, por ejemplo. También puede ser mineral. Estas son las que destacaremos en este artículo y que encontrarás fácilmente en los comercios. Existen incluso pinturas mixtas. ¡Sigue leyendo y descubre más!

Pros y contras de la Pintura Ecológica

pared-roja-rodillo-pintura
Fuente: Pexels

Los diferentes tipos de pinturas ecológicas cuentan con más ventajas que inconvenientes. Así, las desventajas de este tipo de pintura se pueden resumir en:

Su precio es mayor que una pintura plástica.

– La gama de colores disponibles en el mercado es más limitada.

– Su lavado debe ser más cuidadoso, ya que no cuentan con plastificantes en su composición.

– Cada tipo de pintura natural sirve para un soporte/superficie u otra.

Ahora bien, los beneficios de las pinturas biodegradables y ecológicas no pueden ser tan fácilmente resumidos porque son muchísimos: Desde su gran durabilidad y la ausencia de fuerte olor, hasta su fácil uso y alta conservación.

Además, cuentan con un bajo contenido de orgánicos volátiles, es decir, sustancias químicas. Aunque ralentiza su secado sea más lento, benefician la salud del hogar y del individuo al no emitir gases tóxicos.

Así, la carencia de toxicidad de estos tipos de pinturas ecológicas las hace más resistentes al fuego, y no se cargan de energía electroestática, lo que hace de ellas un material más pulcro.

Los productos naturales que componen esta pintura no perjudican al medioambiente, y mantienen tu vivienda saludable durante mucho tiempo. Una alternativa estupenda a las pinturas plásticas, ¿no crees?

Pintura Ecológica de cal

pintura-cal-piedra-blanca
Fuente: ARS Systems

La pintura ecológica de cal se suele utilizar para interiores, pues debe estar protegida del agua y las humedades para su correcto mantenimiento. No obstante, también es usada en restauraciones exteriores.

Esta eco-pintura se elabora mezclando cal hidráulica con aditivos naturales orgánicos, lo que nos dará un color blanco muy puro. Por ello, para conseguir el color deseado, se añaden pigmentos naturales, arcilla e incluso tintes de ropa.

Si a la pintura biodegradable de cal se le añaden resinas vegetales, estas consiguen una mayor adhesión. Además, la cal es un material fungicida y bactericida, por lo que potencia en gran medida la desinfección y la transpiración.

Para acabar con este tipo de pintura orgánica, debemos destacar que la cal, una vez que se seca, no mancha, una gran ventaja que ahorra muchos esfuerzos.

Pintura Ecológica de arcilla

suelo-arcilla-pintura
Fuente: Pixabay

En contraposición con el tipo de pintura ecológica de la que hemos hablado anteriormente, aquella compuesta con arcilla es menos resistente y perdurable en el tiempo, así como más cara económicamente hablando.

No obstante, la pintura de arcilla cuenta con diversas ventajas que hacen de ella otra muy buena opción entre los diferentes tipos de pinturas ecológicas para la construcción sostenible.

Aunque no es idónea para espacios con tráfico donde puedan producirse roces, sí que trabaja bien sobre zonas que necesiten una pequeña reparación, pues el cambio de color apenas se percibe.

Esta eco-pintura también obtiene un color blanco tras la mezcla de los tres materiales que la componen: arcilla blanca, polvos de mármol y caseína vegetal. Como en el ejemplo anterior, los pigmentos serán tu mayor aliado para conseguir el color que más te guste.

Pinturas Ecológicas de silicato

pintura-piedra-silicato
Fuente: Ingeneo

De entre los diferentes tipos de pinturas orgánicas, aquellas creadas con silicato pueden ser una de las opciones más idóneas. Son muy resistentes gracias a la silicificación y se recomiendan tanto para el interior como para el exterior de la vivienda.

Es un tipo de pintura aconsejada especialmente para baños y cocinas por su gran impermeabilidad y transpiración. Así, permite el flujo de vapor y evita que este se condense y corrompa la pintura.

Como es de imaginar, también son las eco-pinturas más caras del mercado, aunque su calidad y durabilidad lo justifican.

Las pinturas ecológicas de silicato se crean a través de la fundición de vidrio reciclado, invirtiendo y beneficiando así al medioambiente. Solo se ajustan a superficies minerales, aunque con polvo de sílice este pequeño inconveniente puede solucionarse.

Estos son los tres tipos de pinturas orgánicas más utilizadas y comercializadas. Además, cuentan con la etiqueta ecológica de la Unión Europea (Ecolabel). Ahora bien, existen otros tipos como aquellas fabricadas con tiza o grafeno.

Si te ha gustado este post sobre tipos de pinturas ecológicas, no dudes en hacérnoslo saber y pronto hablaremos de más pintura biodegradable, eco-eficiente y respetuosa con la naturaleza.

Si te ha gustado… ¡Comparte! 😉

Categorías:

Otros Artículos Recomendados

Elije como Registrarte

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí los Términos de uso, privacidad y cookies. Si continúa navegando, está aceptándola.