Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"


6 trucos para reducir el consumo de ACS en casa

14
Enero
2019
Valora este artículo
(0 votos)

El agua es un bien muy importante en nuestro consumo diario. España es uno de los países con mayor escasez en recursos hídricos de toda la Unión Europea. Aún sí, según un estudio de la Comisión Europea relacionado con el consumo medio diario de agua, somos el décimo país en consumo. Gastando una media de 132L de agua al día. Y a pesar de todo esto, contamos con una factura de agua muy por debajo del 3% de media establecido por la ONU como cifra límite de asequibilidad del Derecho Humano al Agua para poder contar con abastecimiento en la vivienda. El consumo de agua dentro del presupuesto familiar se coloca en el 0,89%. Según el “Estudio de Tarifas AEAS-AGA”, en 2018 el precio medio del agua para uso doméstico estuvo entorno al 1,84€/m³. Considerándose uno de los más bajos de toda Europa.

 

Tipo de consumo Litros de agua diarios consumidos
Lavadora 200 L
Baño 150 L
Lavavajillas 150 L
Ducha 30 L
Limpiar la casa 15 L
Cisterna del baño 10 L
Lavar a mano la vajilla 10 L
Lavarse las manos 1,5 L
Cocinar 1 L
Beber agua 0,5 L

 

Así todo, no podemos obviar que juntos esa escasez de recursos hídricos, contamos con un parque de viviendas bastante antiguo que repercute directamente en la eficiencia y el consumo de los hogares. Para poder hacernos una idea, actualmente en España existen alrededor 25,2 millones de viviendas, donde al menos el 50% de ellas, han sido construidas antes de los años 70. Por lo que contamos con viviendas bastantes envejecidas en donde la solución está en la rehabilitación energética y optimización de los aislamientos y envolventes de los mismo. Basándose en el nuevo Código Técnico de Edificación (CTE).

Volviendo al tema del consumo de agua, en nuestro país, las tarifas que paga el usuario son por lo general son muy heterogéneas. Donde en principio sólo varían en función de la localidad. Pero el principal problema es que no cubren todos los costes de los servicios de agua urbana. Esto hace, como ya mencionamos anteriormente, que no se renueven las infraestructuras y no se puedan dar mejores prestaciones en lo que se refiere a la calidad y el servicio del agua. Un problema que puede llevarnos a que la factura de agua sea mayor de lo que debería. Por eso hoy queremos darte una serie de consejos para que puedas tomar medidas en casa y así reducir el consumo de agua caliente sanitaria:

  1. Apuesta por electrodomésticos A+ y A+++: tanto en la cantidad de agua que usan, como en la energía que se necesita para calentar el agua, los sistemas de agua caliente sanitaria con este tipo de etiqueta son muchos más eficientes en relación a el consumo energético.
  2. Instala reductores de caudal: este tipo de sistemas te ayudan a reducir el caudal de agua que sale a través de los filtros. Según datos de la OCU si cuentas con este tipo de aparato te puedes ahorrar entre una media 18% y 47% en tu consumo. Incluso en algunos casos elevarse hasta el 79%. Otra opción que puedes utilizar es la de instalar difusores o aireadores de agua.
  3. Dúchate en lugar de bañarte: es otra forma muy eficaz de poder reducir el consumo de agua en el baño. Este tipo de acción puede llevarnos a reducir hasta un 50% el gasto de agua en casa. Además, si cronometras el tiempo en la ducha y no te pasas de 5 minutos de media, puedes ahorrar alrededor de 3.500 L de agua mensualmente.
  4. Cierra el grifo: algo tan simple pero muy eficaz. Cuando dejamos que el caudal de agua corra sin cerrarlo gastamos de media 12 L por minuto. Un gasto innecesario que si tenemos en cuenta pueda mejorar significativamente nuestra factura de agua.
  5. Revisa tu sistema de agua caliente sanitaria: te recomendamos que para evitar pérdidas de agua o posibles averías hagas una revisión anual de tu calentador de gas o termo eléctrico. ¿Por qué? El goteo continuo del mismo puede llevar a tener pérdidas de hasta 30 L de agua más al día. Además, una revisión nos permite detectar posibles fugas en las tuberías.
  6. Controlar tu consumo de agua: conocer nuestro propio consumo de agua nos permite mejorar nuestros hábitos en casa, en relación a el consumo de agua. Te recomendamos que no sólo controles tu factura, sino que también lleves a cabo un seguimiento de tu propio consumo.

 

Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal
Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

Suscríbete a nuestra Newsletter


Contenidos exclusivos AYUDAS y SUBVENCIONES.

He leido y acepto la Política de Privacidad

Publicidad

Agenda

No hay eventos en el calendario

Calendario

Abril 2019
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas