Ahorra Energía a través de los Sistemas Pasivos en Fachadas

Ahorra Energía a través de los Sistemas Pasivos en Fachadas

Un diseño bioclimático y la aplicación de sistemas de construcción pasivos en fachadas e interiores pueden conseguir una temperatura ideal. Lo consiguen tanto en invierno como en verano de forma eficiente, e incluso permiten no utilizar en exceso o incluso no necesitar sistemas de climatización.

La temperatura ideal de una vivienda, que consigue una sensación de confort y al mismo tiempo controla el gasto energético, está sobre los 21 ºC en invierno y 26º en verano.

Los edificios con algún tipo de sistema de construcción pasiva, como es un adecuado aislamiento térmico, pueden ahorrar hasta un 60% de energía. Por ello, todas las viviendas de alta eficiencia energética, como son las casas pasivas, se basan en el aislamiento térmico y la ausencia de puentes térmicos como principal sistema para ahorrar energía.

Qué Son los Sistemas para la Construcción Pasiva

sistemas-pasivos-climatizacion-energia-ahorro

Un sistema de construcción pasivo tiene como misión conseguir un acondicionamiento y un confort térmico ideal sin consumo energético externo. De ahí que se le denominen “pasivos”, pues no se utiliza ningún mecanismo que necesite energía para funcionar.

El aislamiento térmico es un sistema pasivo que forma parte de la envolvente del edificio, uno de los puntos más conflictivos a nivel térmico. Esto es porque es donde entra en contacto la temperatura del exterior con la temperatura del interior de las viviendas. Las puertas y las ventanas son uno de los elementos térmicos más débiles y donde se producen la mayoría de puentes térmicos. Además, también sucede el encuentro entre diferentes soluciones constructivas.

Sistemas Pasivos para Climatización 

Los sistemas pasivos no solamente ayudan a regular el intercambio energético, si no que además aportan confort. También pueden climatizar las estancias a través de procesos naturales, controlando la energía solar a su favor y beneficio, captándola u acumulándola dependiendo de las necesidades térmicas de la vivienda.

ahorro-energia-sistema-pasivo

Podemos diferenciar dos tipos de sistemas solares pasivos de acondicionamiento en fachadas:

– Sistemas pasivos de protección solar. Tienen el objetivo de proteger la vivienda del sol, por lo que se utilizan principalmente en verano. Contribuyen a evitar el calor excesivo en el interior de la vivienda.

– Sistemas pasivos que captan energía solar. Al contrario que los sistemas de protección solar, estos tienen el objetivo de atraer más sol en el interior de la vivienda. Por ello, se utiliza en invierno y en climas fríos.

Ejemplos de Sistemas Pasivos que Aprovechan la Energía Solar

Ya presentaron en otro artículo los diferentes sistemas pasivos que protegen del sol: toldos, cortinas y forros térmicos y persianas, etc. A continuación, se muestran diferentes sistemas pasivos que captan la energía solar: el muro trombe, el muro parietodinámico e invernaderos adosados.

Muro Trombe

Según el Código Técnico de la Edificación en Ahorro de Energía, se define como “un cerramiento que aprovecha la energía solar para el calentamiento por recirculación del aire interior del edificio. Generalmente está formado por una hoja interior de fábrica, una cámara de aire y un acristalamiento exterior. La circulación del aire puede ser natural (termosifón) o forzada. También se denomina muro solar ventilado”. Para su máxima optimización debe estar orientado al sol, en el caso de España al sur, y el muro debe estar formado por materiales que puedan acumular calor bajo el efecto de masa térmica (piedra, hormigón y adobe).

muro-trombe-sistemas-pasivos-fachada

Durante el día, los rayos del sol atraviesan la lámina de vidrio incidiendo en la superficie oscura del muro donde se almacena el calor gracias al vidrio. Por la noche, el calor se escapa del muro hacia el interior de la vivienda enfriándose la parte exterior. Dependiendo del tipo de vidrio (sencillo o doble) se podrá obtener una menor pérdida de calor al exterior.

Este sistema tiene un bajo coste económico además de una fácil construcción y producir confort en la vivienda sin necesidad de ningún aparato de climatización. Por el contrario, no es conveniente su instalación en climas cálidos ya que en verano se produciría un sobrecalentamiento además de impedir la entrada de la luz debido a su muro ciego, aunque se están investigando alternativas para la instalación de ventas.

Muro Parietodinámico

Según el Código Técnico de la Edificación en Ahorro de Energía, se define como “un cerramiento que aprovecha la energía solar para el precalentamiento del aire exterior de ventilación. Generalmente está formado por una hoja interior de fábrica, una cámara de aire y una hoja exterior acristalada o metálica que absorbe la radiación solar. La circulación del aire puede ser natural (termosifón) o forzada”. Tendrá la misma orientación y características que el Muro Trombe.

muro-parietodinamico-sistema-pasivo
Fuente de la ilustración: Ángel Sánchez Inocencio Ingeniero de Edificación

Tiene el mismo funcionamiento que el Muro Trombe, la única diferencia apreciable según su definición es el calentamiento del aire. Al contrario del Muro Trombe, se precalienta el aire exterior antes de ser introducido en el interior de la vivienda.

Invernadero Adosado

Según el Código Técnico de la Edificación en Ahorro de Energía, se define como “recinto no acondicionado formado por un cerramiento exterior con un porcentaje alto de superficie acristalada que se coloca adyacente a las fachadas de un edificio. El elemento de fachada que actúa de separación entre el invernadero y las zonas interiores del edificio puede incluir también acristalamientos. Es posible la existencia de una circulación de aire generalmente forzada a través de dicho recinto, bien en forma de recirculación del aire interior o de precalentamiento de aire exterior que se usa para ventilación. A esta misma categoría pertenecen las galerías y los balcones acristalados”.

invernadero-adosado-sistema-pasivo-ahorro-energia
 Fuente: Arqhy

El invernadero adosado funciona como un Muro Trombe y un Muro Parietodinámico. A diferencia de los muros, el invernadero permite crear un espacio habitable donde disfrutar del confort higrotérmico. Esto no se podrá realizar en todos los edificios, pero en algunos la construcción de un invernadero adosado será posible si existe alguna galería o balcón donde crear el espacio acristalado.

Como has podido ver en estos ejemplos, los sistemas pasivos en fachadas son la solución perfecta para conseguir un gran ahorro en energía.

Si te ha gustado… ¡Comparte! 😉
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin