Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo NZEB en España: Definición, Propiedades y Normativa

Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo NZEB en España: Definición, Propiedades y Normativa

Se pueden definir los edificios de consumo de energía casi nulo nZEB (nearly Zero-Energy Building) o edificios ECCN, como edificaciones que cumplen con un nivel muy alto de eficiencia energética y confort. Poseen, por tanto, un consumo de energía muy bajo, procedente en su mayoría de fuentes renovables in situ o del entorno.

Asimismo, un edificio nZEB genera igual o mayor cantidad de energía de la que consume, ofreciendo un gran ahorro de energía en las facturas de los usuarios.

Por ello, su balance energético cero ofrece ventajas económicas y ecológicas, para una gran variedad de climas y tipologías de edificios, siendo el futuro de la construcción sostenible.

Todavía existe una gran confusión entre los edificios nZEB y las casas pasivas pues, aunque comparten objetivos comunes, siguen sin ser lo mismo.

El estándar passivhaus viene de Alemania y el término nZEB es acuñado por la Unión Europea. A través de este nuevo estándar, exigido en la normativa EPBD de eficiencia energética, se pretende disminuir drásticamente el consumo de energía en edificios.

Principios Básicos en la Construcción de Edificios NZEB

A continuación, os hablaremos de las 5 cuestiones básicas que se deben tener en cuenta en la construcción de un edificio nZEB:

  • Un buen diseño bioclimático pasivo, para reducir al máximo la demanda energética de calefacción, refrigeración, agua caliente e iluminación. Para ello, se tienen en cuenta las condiciones climáticas del entorno y el ambiente, aplicando principios básicos de la arquitectura bioclimática.
  • Un estudio detallado de la envolvente térmica (fachadas, cubierta y solera). El objetivo, llegar a una solución de alto confort y bajo consumo. La elección de un buen aislamiento térmico en un edificio o casa puede ahorrar hasta un 60% de energía.
  • Instalar las energías renovables que mejor se adapten al edificio y a su entorno. Estas instalaciones eficientes pueden ser paneles solares fotovoltaicos, térmicos, aerotermia, geotermia, etc.
  • Instalar sistemas domóticos en las viviendas que mejor se adapten a las necesidades de cada edificio y hogar. La domótica ayuda a optimizar el consumo de energía. Todo ello gracias al control de instalaciones, detectores de presencia, lámparas de bajo consumo y LED, acceso remoto, etc.
  • Los edificios de bajo consumo deben tener una alta calidad constructiva acorde con las exigencias normativas requeridas.
eficiencia-energetica-edificios-consumo-nulo
Fuente: paisajismodigital.com 

Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo O NZEB en Nueva Construcción y Rehabilitación

El estándar de edificios nZEB debe estar pensado para nuevas edificaciones y para rehabilitar las ya existentes. 

La rehabilitación es un factor clave en este proceso. Según el IDAE, en España más de la mitad de los edificios están construidos sin aislamiento térmico adecuado.

Para que una edificación tenga una demanda de energía muy baja, todos los agentes del sector de la construcción deben conocer los principios básicos de la construcción sostenible y de la construcción passivhaus.

Las casas pasivas, al igual que los edificios nZEB, tienen como principal objetivo ser edificaciones de alta eficiencia energética que consuman muy poca energía. Pero no hay que confundirse ya que las casas pasivas y edificios nZEB no son lo mismo.

Directiva UE 2018/844 de Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo

El concepto nZEB es introducido por la Directiva Europea de Eficiencia Energética 2010/31/UE. Su objeto es ahorrar un 20% de consumo de energía primaria, estableciendo que a partir de mediados de este año 2020, todos los edificios residenciales de nueva construcción sean edificios nZEB.

Después, apareció la Directiva Europea de Eficiencia Energética 2012/27/UE, que complementa a la Directiva 2010/31/UE, mejorando los requisitos mínimos de eficiencia energética en edificios.

Actualmente la Directiva europea de eficiencia energética en edificios en vigor es la 2018/844 que modifica las anteriores.

Entre los Cambios de la Nueva Directiva UE 2018/844 (EPBD)

Lo más importante que se debe conocer de esta Directiva es que a partir del 2021, tanto las nuevas edificaciones como las rehabilitadas deben incorporar fuentes de energía renovables.

Otras cuestiones señaladas en esta Directiva son:

  • Se definen los “sistemas de automatización y control de edificios”.
  • Define una estrategia para fomentar la renovación del parque inmobiliario europeo, con el objetivo de que sea de alta eficiencia energética antes de 2050.
  • Establece un régimen voluntario para la clasificación del grado de preparación para aplicaciones inteligentes de los edificios, con la definición de un indicador y una metodología para calcularlo.
  • Fija un umbral de 70 kW en la potencia nominal útil para las instalaciones de Calefacción y de Aire Acondicionado (en sus anexos).
  • La EPBD determina el consumo de energía primaria en kWh/(m2.a), como indicador numérico para los requisitos mínimos de eficiencia energética, así como otros indicadores numéricos adicionales del consumo de energía primaria renovable, no renovable y total, y de emisiones de gases de efecto invernadero en kg de CO2 eq/(m2.a).
  • La nueva actualización incentiva la lucha contra la pobreza energética y pretende incentivar la financiación pública para la renovación de edificios y los certificados de rendimiento energético.
  • Modifica su Artículo 4 relativo a la Renovación de Edificios de la Directiva 2012/27/UE (EED).

España debía trasponer la directiva 2018/844 a la legislación nacional antes de marzo del 2020.

Esto ha resultado complicado e incluso ha llegado a ignorar la normativa europea, ya que nuestro país se encuentra muy retrasado respecto a las exigencias de la Unión Europea.

Todavía no se ha aprobado una definición exhaustiva para los edificios de bajo consumo de energía.

arquitectura-nzeb
Fuente: cscae.com

La Necesidad de Adaptarse a las Nuevas Exigencias

No es sólo una cuestión de dejadez burocrática. El retraso para adaptar la legislación a las exigencias comunitarias puede afectar a los planes para hacer frente al cambio climático.

Bruselas exige que el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) contenga una estrategia global de rehabilitación del parque de viviendas.

Ninguno de los dos borradores del PNIEC elaborados por el Gobierno en el último año tiene en cuenta esa estrategia global de rehabilitación que depende del Ministerio de Fomento.

Para España es una cuestión muy sensible. Hay 26 millones de viviendas construidas antes de 2007. La inmensa mayoría son energéticamente ineficientes. Y peor aún, la mitad del parque es anterior al año 1980 y fue construido sin normativa de eficiencia energética. 

El resto tiene un aislamiento muy pobre. Sin trabajar en su rehabilitación es difícil ahorrar la energía que se propone en el plazo establecido.

No existe una definición compartida de lo que son los edificios nZEB en Europa. Aunque la directiva europea pone el marco, es responsabilidad de cada país definir los parámetros sobre qué es un edificio ECCN.

Definición y Normativa de Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo en España

España tiene que cumplir también las Directivas de Europa, pero tardó aproximadamente siete años en definir lo qué son los edificios de energía casi nulo.

Actualmente, se ha actualizado el Documento Básico DB-HE. Por ahora, la definición expuesta en el documento de base no ha resultado satisfactoria para muchos colectivos profesionales. Entre ellos, se encuentra la Plataforma Española Passivhaus, que la tacha de “laxa y poco rigurosa”.

La falta de definición y exigencia de los requisitos que deben cumplir los edificios de consumo de energía casi nulo no es el único problema que tiene España. Según un estudio titulado “Overview and future challenges of nearly zero energy buildings (nZEB) design in Southern Europe, la mayoría de los países del sur de Europa no están preparados para cumplir con los objetivos que marca Europa.

Los 3 motivos fundamentales que dificultan esta transición hacia edificios con energía nula son varios. La climatología de estos países, los métodos de cálculo y la poca formación de todos los agentes implicados en estos países.

Si te ha gustado… ¡Comparte! 😉
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿ Quieres ser PREMIUM?