Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"


Fachadas Vegetales, principales sistemas constructivos al detalle

21
Junio
2017
Valora este artículo
(0 votos)

Como norma general, se consideran fachadas vegetales a las fachadas de edificios que han sido cubiertas por plantas trepadoras las cuales han desarrollado mecanismos de sujeción y que no requieren ningún apoyo adicional, para poder cubrir los paramentos verticales de los edificios. Las fachadas vegetales tradicionales son aquellas en las que las plantas van creciendo desde el suelo donde tienen sus raíces y se apoyan en la superficie vertical para crecer, pero no reciben los nutrientes ni ningún tipo de humedad de la pared. Las especies más utilizadas son las distintas de hiedra y se sostienen en los paramentos mediante raíces aéreas lo que supone una amenaza para la mampostería del edificio.

 

fachada-vertical-tradi.jpg

Fachada tradicional | Fuente: lasfachadas.blogspot.com
 

La mejor especie a utilizar en este tipo de fachadas, sería la hiedra de Boston o Virginia Creeper que son las que no tienen raíces aéreas y se adhieren a las superficies mediante zarcillos adhesivos que terminan en forma de copa. Sin embargo, presenta demasiados inconvenientes. A parte del daño de las fachadas, el aislamiento térmico es bajo, la protección contra los elementos atmosféricos es escasa en este tipo de sistema, la estética es muy limitada y el tiempo para conseguir que se cubra la fachada al completo puede tardar varios años.

 

Hay varios tipos de sistemas de construcción de fachadas vegetales, de los cuales algunos funcionan como una fachada vegetal tradicional, como las fachadas vegetales como segunda piel, que añaden soportes para que la hiedra vaya trepando y así es menos perjudicial para la fachada. En cambio otras, como los sistemas hidropónicos o el hormigón vegetal, funcionan con otros procedimientos y utilizan otro tipo de plantas totalmente distintos a los de las fachadas verdes tradicionales.

 

A continuación, veremos los distintos sistemas de construcción de fachadas vegetales.

 

Tipos de sistemas de construcción de  Fachadas Vegetales

 

1. Fachadas vegetales como segunda piel

 

1.1. Sistema de cables trenzados

 

1.2. Enrejados modulares

 

1.3. Fachadas vegetales invernadero

 

1.4.Fachadas deslizantes

 

2.Sistemas de plantas precultivadas

 

2.1.Sistemas de Paneles vegetados en cajas metálicas

 

2.2.Sistemas de paneles vegetales en celdas drenantes

 

2.3. Gaviones metálicos

 

3. Sistemas hidropónicos

 

4. Hormigón vegetal

 

 

1.Fachadas vegetales como segunda piel

 

Este sistema está basado en las fachadas vegetales tradicionales, pero con la diferencia que se utilizan superficies verticales, como enrejado de acero galvanizado, alambres, mallas como apoyo estructural para el crecimiento de las plantas, de la que tampoco reciben ningún tipo de humedad y nutrientes de ella. El objetivo es crear una segunda piel o pantalla entre el edificio y el ambiente exterior. Existen varios sistemas de sujeción para fachadas vegetales que actúan como segunda piel:

 

1.1.Sistema de cables trenzados

 

fachada-vegetal-cable-trenzado.jpg

 Fuente: Signare.es
 

Se crea una estructura en forma de rombo u ortogonal utilizando cables y varillas de acero inoxidable y piezas accesorias, que son las que servirán de apoyo a plantas trepadoras. Hay diferentes soluciones en función del peso que deberá soportar la estructura y dispone de diferentes tipos de anclajes en función del material de fachada para garantizar la estabilidad y durabilidad del sistema.

 

Una de las ventajas más importantes de este sistema de construcción es que al estar hecho de acero inoxidable es altamente resistente a la corrosión, requiere poco mantenimiento y es 100% reciclable. Además, el coste de instalación es bajo y fácil de instalar. Sin embargo, presenta los mismo inconvenientes que las fachadas verdes tradicionales; bajo aislamiento técnico, escasa protección contra los elementos atmosféricos, estética limitada y tardanza para cubrir toda la pared.

 

1.2.Enrejados modulares

 

fachada-vegetal-enrejado-modular.jpg

 Fuente: Signare.es

 

Este sistema de construcción se compone de un macetero flotante que ancla con seguridad las plantas a la fachada del edificio. Los contenedores de las plantas son un gran método para lograr una cobertura vegetal verdadera sin dañar la fachada. Son módulos formados por un sistema tridimensional a base de perfiles y chapa de acero inoxidable que se adecúan a las tipologías de las fachadas.

 

Es un sistema constructivo diez veces más rápido que el tradicional y se compone de cinco elementos; los contenedores, adaptables a cualquier tamaño; recipientes aislados, provistos de cables que proporcionan calor para que el cepellón de la planta no muera por congelación; mantenimiento; monitoreo remoto de riego y fertilización, por goteo con sensores de temperatura para usar solo el agua necesaria y sistema de montaje, diseñado para ser montado en cualquier tipo de estructura y material.

 

Se instala cuando las enredaderas han adquirido un crecimiento óptimo y se instalan los módulos sobre los que irá este sistema a base de perfilería de acero, se instala el riego por goteo y demás sensores para la motorización del sistema. Su mantenimiento es relativamente barato y  permite la eliminación de contenedores para su inspección. Los problemas de este tipo son también similares a los de las fachadas verdes tradicionales. Bajo aislamiento térmico, baja protección atmosférica y la estética también es limitada. Además, este sistema constructivo mejora la situación con respecto al sistema de cables pero se necesita también varios años para cubrir la pared completa.

 

1.3. Fachadas vegetales invernadero

 

fachada-vegetal-invernadero.png

 Fuente: picharchitects.com
 

La fachada vegetal invernadero es un sistema constructivo que funciona como ventilación higiénica, ventilación térmica y protección solar. Además de actuar como un material de construcción, la incorporación de elementos vegetales al cerramiento de fachada ofrece una respuesta térmica variable según las condiciones climáticas exteriores. La estrategia consiste en un cerramiento concebido como un invernadero extraplano que incluye un subsistema constructivo vegetal dividido en tres capas correlativos que median entre el interior y el exterior.

 

En verano, la densidad de la vegetación consigue una obstrucción solar determinada con su consecuente ahorro en refrigeración y  el aire exterior atraviesa la lámina vegetal húmeda, enfriando unos grados el ambiente interior. En invierno, el aspecto de la capa intermedia vegetal cambiaría con la caída de las hojas, permitiendo la entrada máxima de radiación solar, junto a una mejora de las prestaciones térmicas del ambiente interior y el conjunto del sistema constituye un invernadero para la vegetación, calentando el flujo de aire de forma pasiva, suponiendo en ambos casos, un ahorro energético.

 

1.4. Fachadas deslizantes

 

fachada-vegetal-deslizante.jpg

Diseño panel deslizante | Fuente: habitat.aq.upm.es
 

Es un sistema de protección solar móvil para huecos de fachada que incorpora un panel con plantas que actúan como protección contra la radiación solar, sombreando la fachada y haciendo que la temperatura del aire adyacente al muro baje.

 

El soporte para la vegetación consiste en una jardinera-maceta instalada en la parte inferior del panel que alberga el sustrato, un sistema de cables helicoidales que posibilita el crecimiento de la trepadora de modo tapizante y un sistema de riego por capilaridad por su fácil adaptación a un elemento móvil y porque supone un ahorro de agua considerable. Se recomiendan especies como la hortensia trepadora y los jazmines amarillo y silvestre en orientaciones sur. Para las de norte es más acertada especies de hoja perenne como la hiedra de hoja pequeña.

 

Este sistema de construcción de fachadas vegetales es muy fácil de montar y constituye una protección solar móvil para ventanas o puertas. Sin embargo, la aplicación del panel deslizante solo es posible en aquellos edificios con coberturas al exterior (puertas y/o ventanas) que tengan el espacio suficiente para su colocación.

 

2.Sistemas con plantas precultivadas

 

Estos sistemas constructivos básicamente se componen de una estructura ligera , anclada a las fachadas del edificio o estructura donde se quiere instalar el jardín vertical, sobre la que se cuelgan unos paneles son carcasas de forma rectangular, en forma de malla en cuyo interior se deposita los sustratos necesarios para la planta y se procede a la plantación de las mismas. Hay tres tipos.

 

2.1. Sistemas de Paneles vegetados en cajas metálicas

 

Es un sistema constructivo diseñado de forma modular que componen la fachada de modo que pueda ser desmontable fácilmente de una estructura metálica de anclaje. Las especies vegetales incorporadas requieren de un elemento de soporte que tenga en su interior los nutrientes y elementos necesarios que propicien su crecimiento y por esta razón se emplea una caja metálica, cuyo interior alberga el sustrato envuelto en un geotextil que permite el paso del agua. Estos paneles se unen al edificio mediante una estructura portante de montantes y travesaños que permite despegar los paneles vegetados del cerramiento interior. Las celdas al ser individuales son fáciles de instalar, reemplazar y eliminar y esto hace que no haya que esperar a que crezca la planta para cubrir el edificio.

 

fachada-vegetal-panel-metalico.jpg

 Fuente: habitat.aq.upm.es
 

Al ser un cerramiento protector exterior, se evita el deterioro de la fachada a causa de las radiaciones ultravioletas, evitando la aparición de casos patológicos comunes en sistemas constructivos tradicionales, pero es un sistema más caro por su complejidad en cuanto a diseño y montaje de la misma.

 

2.2. Sistemas de Paneles vegetales en celdas drenantes

 

Los paneles vegetados en celdas drenantes están formados por celdas Atlantis de polipropileno, con una porosidad del 90%. Las oquedades se rellenan con un sustrato previamente estudiado. El conjunto se envuelve con fieltro de lana de 2 mm de espesor obteniendo un paquete compacto colocado en paralelo a la fachada, de forma que la cara amplia del mismo quede vista. Sobre esta cara se practican incisiones en el fieltro para introducir las especies vegetales y son regadas por goteo.  

 

Este sistema de construcción presenta unos buenos beneficios ecológicos como son el aislamiento acústico y térmico, protección de edificios y gestión de aguas, son muy pronunciados. Es más, los hongos y bacterias incluidas en el sustrato actúan sobre la contaminación. El problema de este tipo de paneles es su complejidad, lo que hace que aumenten los gastos de mantenimiento, al requerir mayores esfuerzos y costes una vez implantado el sistema.

 

2.3. Gaviones metálicos

 

Los gaviones son una solución de fachada industrializada a partir de módulos formado por una malla metálica de acero inoxidable, piedra, celda de drenaje de polipropileno con sustrato, vegetación, aislamiento y una estructura metálica galvanizada. Los módulos de rellenan de piedras y la vegetación crece entre ellas.

 

Los gaviones se disponen sobre la fachada existente a través de una estructura auxiliar y funcionan de forma similar a una fachada ventilada, por lo que se incrementa el aislamiento de las edificaciones eliminando puentes térmicos, así como, los problemas de condensaciones obteniendo, de esta manera, un excelente comportamiento térmico. Un problema significativo en este sistema es el peso, además de la estética puesto que los paneles tienden a tener un aspecto muy geométrico y artificial.

 

3. Sistemas Hidropónicos

 

hidroponico-fachada-vegetal.jpg

Jardín vertical hidropónico en Vitoria-Gasteiz | Fuente: Alicanteforestal.es
 

Este sistema consiste en la instalación de unas láminas donde se propicia el crecimiento vegetal y un sistema de riego totalmente automatizado y con capacidad de recirculación de agua. Para la colocación de las láminas será necesario la instalación de un enrastrelado de aluminio sobre la fachada previamente impermeabilizada. Dicho enrastrelado estará sujetado y se colocará una capa de panel aminoplástico y una capa superior de polifieltro fitogenerante. Sobre todo este conjunto se realizará la plantación de especies acorde al lugar y climatología local.

 

Estos tipos de sistemas constructivos son los más ligeros del mercado, se usan plantas independientes cada una de ellas ubicadas en una especie de bolsitas creadas en el fieltro permitiendo por tanto la sustitución individual de cada una y permite crear un entorno con gran similitud a entornos naturales. Sin embargo, Requiere una cuidadosa instalación, una inversión inicial más grande y mucho más mantenimiento que otros sistemas.

 

4. Hormigón vegetal

 

hormigon-biologico-fachada-vegetal.jpg

Simulación de fachada vegetal en el Centro cultural aeronáutico de el Prat de Llobregat | Fuente: UPC
 

Es un tipo de hormigón ecológico con capacidad para que crezcan organismos pigmentados de manera natural y acelerada. Para obtener el hormigón biológico se ha modificado el pH la porosidad y la rugosidad superficial. El resultado obtenido es un elemento multicapa formado por una capa de impermeabilización situada sobre otra que sirve de protección ante el paso del agua y la siguiente es la capa biológica, donde se permite la colonización de las especies y la acumulación de agua en su interior.

 

Este nuevo hormigón vegetal sería fácilmente implantable puesto que es igual que el hormigón estructural tradicional, el acabado sería idéntico a un edificio tradicional. El hormigón biológico funciona no sólo como material aislante y regulador térmico, sino también como alternativa ornamental, de forma que sirve para decorar la fachada de edificios o la superficie de construcciones con diferentes acabados y tonalidades cromáticas, pero es un material en estudio por lo que aún se desconocen la permeabilidad, degradación, fisuras y grietas provocadas por las mismas en el hormigón, etc.

 

Normativa en los sistemas de jardines verticales

 

En la actualidad únicamente existe en Europa un documento que regula el funcionamiento, construcción, diseño y mantenimiento de los sistemas verticales de vegetación de edificios. Se trata de las Directrices para la planificación, ejecución y mantenimiento de fachadas, con plantas trepadoras. Es una normativa publicada en Alemania por la FFL (Asociación Alemana de Investigación y Desarrollo en Paisaje), pero únicamente se refiere al uso de plantas trepadoras o enredaderas.

 

Esta publicación surgió como consecuencia de la necesidad de regular una práctica habitual en este país, como era el utilizar plantas trepadoras o enredaderas en las paredes de las edificaciones, por motivos principalmente estéticos. Sin embargo, en los últimos años la tendencia desde el punto de vista estético ha cambiado. A este valor, los proyectistas han añadido otros valores estratégicos para el diseño de una edificación sostenible, respetuosa con el medio ambiente y más eficiente desde el punto de vista técnico.

 

El documento contempla solamente la regulación de la actividad de jardinería realizada por los usuarios de los edificios, pero no la regula desde el punto de vista constructivo, o como elemento previsto por los arquitectos o ingenieros en la fase de diseño.

 

Te puede interesar | Fachadas vegetales, un nuevo mecanismo de ahorro de energía

Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Publicidad

Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

NEWSLETTER - GRATIS e-book Ayudas y Subvenciones 2017

Publicidad

Agenda

Empresas destacadas

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas