Ideas para Optimizar la Iluminación LED de tu Hogar

Ideas para Optimizar la Iluminación LED de tu Hogar

Vivir en un hogar sostenible es el objetivo de muchos de nosotros. Para conseguirlo, se pueden llevar a cabo muchas acciones, unas más fáciles que otras. Entre ellas, el uso de bombillas LED, por lo que en este artículo te daremos ideas para optimizar la iluminación LED de tu hogar.

¿Cómo Optimizar la Iluminación de tu Hogar?

La iluminación LED supone de partida un importante ahorro en la factura energética. Por otro lado, el precio de estas bombillas es cada vez más competitivo

Debido a ello, el cambio de bombillas halógenas o de bajo consumo a LED se amortizará en muy poco tiempo.

Aun así, ¿se puede hacer algo para que cada estancia de la vivienda esté perfectamente iluminada de forma eficiente?

La respuesta es sí, así que no te pierdas nuestras ideas o consejos para saber cómo iluminar tu casa.

Planificar los Espacios

En primer lugar, es esencial que los espacios estén bien planificados. De otra forma, no podrán aplicarse ideas para optimizar la iluminación LED en el hogar.

Lo que hay que hacer es analizar cada habitación y definir los usos que se quiere dar a cada espacio

Solo de esta manera, se podrá disfrutar en una vivienda de zonas perfectamente iluminadas. En este sentido, puede ser interesante llevar a cabo una iluminación por capas.

Esto es la combinación de iluminación empotrada en el techo o pared con lámparas de pie o de mesa

Escoger la Temperatura de Color Adecuada

La temperatura de color es un aspecto muy importante. Es primordial saber qué tono de luz LED escoger para dar el ambiente correcto a cada estancia.

De lo contrario, se puede crear una sensación de incomodidad en las estancias. Como pequeña guía, la luz fría es adecuada para mesas de trabajo o rincones de lectura, para cocinas y baños y para mesas de comedor.

No desvirtúa los colores gracias a su temperatura de color de más de 5000º Kelvin, la más similar a la luz natural. 

En cambio, la luz cálida es perfecta para crear espacios acogedores, por lo que es recomendada para habitaciones. Es equivalente a la luz producida por las bombillas incandescentes y su temperatura de color está entre los 2800 y 3500º Kelvin.

Para saber qué tono de luz queremos a la hora de comprar una bombilla, será necesario fijarse en la escala Kelvin que ofrecen.

Emplear Luz Indirecta

La mejor opción para iluminar perfectamente un espacio es instalar en él varios puntos de luz. Tendemos a pensar que un solo punto de luz en el centro es lo correcto, pero esto solo crea incómodas sombras que son preferibles de evitar.

Por eso, es mejor distribuir varios puntos de LEDs en los espacios de una casa, de modo que se genere una luz indirecta y tamizada que brinde mayor confort.

Para ello, se pueden crear falsos techos que oculten las luminarias, desplazar los focos hacia los laterales o buscar apliques que proyecten la luz de forma difusa.

Una opción muy interesante son los focos empotrables. Esto se debe a que permiten jugar con varios ángulos de inclinación, por lo que se pueden orientar como más convenga en cada momento.

Tener en Cuenta las Lámparas de Pie y de Mesa

Además de diversos puntos de luz en el techo o en las paredes, no hay que dejar de lado las lámparas de pie o de mesa. Complemento perfecto en la iluminación de tu vivienda, ayudan a crear una ambientación sutil y eficiente.

Además, suponen un gran ahorro energético, ya que reducen el consumo energético al no hacer necesario el encendido de otras luminarias con más bombillas.

optimizar-iluminacion-led-hogar
Fuente: barcelonaled.com

No Dejar de Lado la Decoración

A la hora de optimizar la iluminación LED y natural en el hogar, no debe dejarse de lado la decoración. Si tenemos un piso con luz natural moderada, sería conveniente decorarla con muebles, paredes y suelos en tonos claros.

En cuanto a los objetos decorativos, como alfombras, cojines o cuadros, estos son los que deben dar el toque de color.

¿Por Qué Escoger Bombillas LED para Optimizar la Iluminación en el Hogar?

Además del ahorro energético de hasta un 80% que suponen, las bombillas LED tienen muchas más ventajas

La primera de ellas es que son más seguras que otros tipos de bombillas. A eso, se suma su vida útil de hasta 45.000 horas.

Otro punto a su favor es que no producen calor. Esto es gracias a que el 80% de la energía que consumen se transforma en luz.

Por último, y como hemos visto en el artículo, se pueden adaptar a diversos ambientes. En algunos casos pueden controlarse además desde dispositivos móviles a través de Bluetooth.

Son las llamadas luces LED inteligentes, las cuales pueden apagarse o encenderse de forma remota, además de disponer de diferentes tonalidades que también se pueden variar.

Para terminar, te dejamos con un vídeo que resume muy bien cómo optimizar la iluminación LED en tu hogar con ejemplos.

Si te ha gustado… ¡Comparte! 😉
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin