Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"


La importancia de los sistemas de renovación de aire en los edificios

23
Enero
2015
Valora este artículo
(0 votos)
"La ventilación o renovación de aire consiste en reemplazar gradualmente el aire viciado o contaminado de una estancia por aire nuevo y fresco, pero ¿por qué ventilar?"
 
La ventilación se puede realizar de forma gradual por el viento o movimientos térmicos del aire en el interior de los edificios o de mediante sistemas mecánicos como ventiladores. Es necesario ventilar para evitar que la humedad y que las sustancias nocivas se acumulen en el interior de los espacios, con el objetivo de mantener los niveles de salubridad adecuados y de control olfativo de sus ocupantes. En una vivienda sin una adecuada ventilación, proliferan las bacterias, el moho y los ácaros del polvo, lo que puede provocar problemas en la salud, como irritación de nariz, garganta y ojos, tos, dolor de cabeza, mucosidad y cansancio.
 
"Europa ha fijado el objetivo 20-20-20 en materia de eficiencia energética y bajo consumo"
 
En España han aparecido varias normas, como el Reglamento de Instalaciones térmicas (RITE) o el Código Técnico de la edificación (CTE), que marcan los límites para nuevos edificios y las rehabilitaciones de edificios existentes, orientadas a mejorar la eficiencia energética y reducir el consumo energético de los edificios. En el RITE se definen las exigencias mínimas en las instalaciones térmicas en los edificios y que surgen de la necesidad de transponer la anterior Directiva Europea 2002/91/CE de eficiencia energética de los edificios. Sin embargo en el CTE se recoge la obligatoriedad de incluir sistemas de renovación de aire y la calidad del aire interior en los edificios.
 
"El clima interior, el nivel de ahorro energético y el nivel de regulación son tres aspectos que definen la calidad de la ventilación"
 
En una vivienda bien aislada, y energéticamente eficiente, todos los contaminantes del aire como sustancias químicas, partículas en suspensión y microorganismos, se quedan en el interior. Por ello, la ventilación cobra una vital importancia en la tipología de vivienda actual. Además, también hay una gran producción de humedad, es necesario extraer el aire húmedo, en la cocina mediante el extractor y en los baños son aconsejables sistemas de extracción autorregulables.
 
Tipos de ventilación, natural y mecánica
 
En los sistemas de ventilación natural sin ventiladores, se utiliza la presión del viento sobre las fachadas y los movimientos de aire por diferencias de temperatura. Es un sistema sencillo, que no consume electricidad y silencioso porque no dispone de motores. Sin embargo, los caudales de aire no están garantizados y no se dispone de mecanismos de ahorro energético.
 
Mediante los sistemas de ventilación mecánica se utilizan uno o más ventiladores para realizar la admisión de aire. Con este sistema, la admisión de aire se realiza de forma mecánica por medio de un ventilador a través de conductos, mientras que la extracción se produce de forma natural por rejillas en las zonas húmedas. Como ventaja se puede controlar mejor la admisión de aire y se puede filtrar el aire exterior. Como desventajas no se pueden implantar elementos de ahorro energético y se debe hacer una limpieza periódica de los conductos de admisión de aire.
 
En función de la admisión y la extracción existen 3 tipos
 
a)Admisión y extracción centralizada. El sistema funciona equilibradamente puesto que los caudales de entrada y salida son iguales y el aire frío del exterior se precalienta por intercambio con el aire que se extrae del interior sin que se mezclen, lo cual reduce la carga de calefacción por ventilación.
 
b)Admisión descentralizada y extracción centralizada. Las unidades de admisión de aire tiene que estar en la pared de fachada y pueden ser independientes o estar integradas en un radiador, mientras que la extracción es centralizada desde las zonas húmedas. Para conseguir un alto rendimiento energético se puede regular el sistema, instalando sensores de CO2 en las estancias con aporte de aire exterior y sensor de humedad en la extracción centralizada.
 
c)Admisión y extracción descentralizada. El sistema permite una regulación por demanda, ya que contiene un sensor de CO2 y otro sensor de humedad que determinan la necesidad de caudal de la estancia donde esté instalado en cada momento. El sistema está equilibrado debido a que el aire es extraído e introducido por la unidad en la misma estancia y los caudales son iguales.

 

Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Publicidad

Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

NEWSLETTER - Gratis "TOP Eficiencia y Rehabilitación 2016"

Publicidad

Agenda

Empresas destacadas

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas