Mapa de Viviendas Passivhaus en España

En el vídeo se muestra la explosión de edificios de consumo de energía casi nulo que está experimentando España.

Se ha pasado de 11 inmuebles de energía casi nula entre 2009 y 3013 a, en tan solo un año (2014) incorporar 103 edificios más construidos bajo el estándar passivhaus o Casas Pasivas.

Los principales núcleos de expansión de estos inmuebles passivhaus son Cataluña, País Vasco y Madrid.

Las passivhaus son viviendas construidas optimizando los recursos existentes a través de técnicas pasivas, de cara a reducir el consumo energético y la huella ambiental.

Para ello, cuentan con un gran aislamiento térmico y un riguroso control de infiltraciones, además de emplear la energía solar para conseguir una mejor climatización.

Algunas de las buenas prácticas de las passivhaus consisten en tener en cuenta factores como el sol o el viento de cara a ubicar la orientación de puertas y ventanas: de esta forma, se aprovecha mejor el sol en invierno y se controla más en verano.

Otro factor fundamental es el cuidado en la ausencia de puentes térmicos: las esquinas, juntas, ejes…, etc. de una vivienda pueden producir pérdidas o ganancias de temperatura, reduciendo así la eficiencia de la construcción.

Las passivhaus también destacan por el exhaustivo control en cuanto a la ventilación con el que cuentan. La envolvente se concibe de forma absolutamente hermética, por lo que no hay fugas de aire ni posibles corrientes.

Además, cuentan con un sistema de ventilación controlada que garantiza la calidad y salubridad del aire interior sin perder en el proceso frío o calor.

Por otro lado, las passivhaus se construyen con materiales naturales, menos contaminantes que los convencionales, lo que ayuda a prevenir o evitar enfermedades de tipo respiratorio a los inquilinos.

Si te ha gustado… ¡Comparte! 😉
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin