passivhaus-requisitos-certificacion-materiales

Passivhaus: Requisitos, Certificado, Precio y Materiales

El estándar Passivhaus es un sistema constructivo nacido en Alemania en el año 1991 que, con el paso de los años, se ha extendido en todo el mundo.

Conseguir viviendas y edificios pasivos es el objetivo de todos aquellos que quieren hacer de su vivienda un hogar más sostenible y autosuficiente.

Y es que un edificio o vivienda passivhaus puede reducir hasta un 80% su demanda de calefacción y refrigeración.

Además, estas necesidades pueden ser perfectamente cubiertas con el uso de fuentes de energías renovables como la solar o la aerotermia.

A lo largo de este artículo, os contaremos las razones y cuál es el precio de vivir en una casa pasiva.

Cuáles son los Requisitos para tener una Casa Pasiva

El concepto y estándar de lo que es una casa pasiva surgió en Alemania en los años 90 y refleja los requisitos que una casa pasiva debe tener.

Sin ellos, no sería considerada Passivhaus, ya que el propósito es conseguir hogares con una muy escasa demanda energética.

Este estándar marca un límite en la demanda energética permitida, situada en 15kWh, por lo que se determina un consumo igual o menor de esta cifra por cada metro cuadrado al año.

De este modo, es necesario seguir los principios de la construcción Passivhaus, que os detallamos a continuación.

Principios Básicos de la Construcción Passivhaus

Para que una vivienda cumpla con las exigencias del estándar passivhaus, debe cumplir los siguientes cinco principios básicos.

Aislamiento Térmico

El aislamiento térmico es importante en cualquier casa, pero más todavía si hablamos de casas pasivasEste irá colocado en toda la envolvente de la vivienda o edificio.

En este sentido, es importante que teniendo como las paredes exteriores, la cubierta y la solera tengan una baja transmitancia.

Para ello, el aislante debe ser de una alta calidad, de modo que se reduzcan las pérdidas de calor de la vivienda en verano y evite su entrada en los meses de mayores temperaturas.

El aislamiento térmico debe ser continuo en la envolvente, mejorando en mayor medida la eficiencia energética de la vivienda. 

Respecto a su grosor, dependerá de la zona climática donde se ubica la vivienda, ya que sus necesidades térmicas no serán iguales en todos los lugares.

Ausencia de Puentes Térmicos

Los puentes térmicos son aquellos puntos de la envolvente térmica en la que se produce un cambio.

Estos cambios pueden ser por la uniformidad de la construcción, por cambios en el espesor de los aislantes o debido a los materiales empleados.

El problema que provocan es que se reduce la resistencia térmica en esos puntos, siendo diferente a la del resto de la envolvente.

También es de vital importancia en la construcción de casas pasivas prestar atención a todo el proceso constructivo de la vivienda.Hay que cuidar al detalle la instalación de todos los elementos y la ejecución de todas las uniones, esquinas, juntas u otros componentes.

Estos son también puntos críticos por los que las viviendas pierden gran parte de su energía.

Las ganancias o pérdidas de temperatura indeseadas pueden provocar la aparición de moho, perjudicial para la salud de los habitantes de la vivienda.

Hermeticidad del Aire

Las casas pasivas deben ser lo más herméticas posibles, primando la ventilación mecánica sobre la manual.

Para conocer la hermeticidad de la vivienda será necesario realizar una prueba de presión, también llamada ensayo Blower Door.

Con este proceso, se crea un diferencial de presión entre el interior y el exterior de la vivienda mediante la colocación de un ventilador en la entrada de la casa.

El resultado del ensayo debe ser de menos de 0,6 revoluciones de aire por hora si se quiere obtener la certificación Passivhaus.

Ventilación Controlada con Recuperadores de Calor

Las casas pasivas priman la renovación del aire mediante la ventilación controlada de sus espacios.

Mediante sistemas de recuperación de calor se consigue que la vivienda tenga un aire de gran calidad, libre de partículas contaminantes gracias a los filtros y depuración que incluye este sistema.

Los recuperadores de calor aprovechan el calor contenido en el aire antes de expulsarlo de la vivienda.

Esto garantiza una temperatura de confort y un ambiente saludable en todas las estancias.

Ventanas y Puertas de Altas Prestaciones

Las puertas y las ventanas los puntos más críticos en una vivienda, ya que pueden suponer puntos de mayor fuga de energía.

Para evitar esto, lo adecuado será utilizar carpinterías de baja transmitancia térmica y ventanas con doble o triple vidrio rellenas de un gas inerte.

Respecto al vidrio empleado, este ser bajo emisivo, de modo que refleje el calor al interior de las estancias en invierno y lo mantenga fuera en verano.

Por tanto, el estándar passivhaus no exige seguir ningún sistema constructivo en concreto.

El principal requisito es que este tipo de viviendas no genere una gran demanda energética, reduciendo sus necesidades de climatización en torno a un 75%.

Cómo Conseguir la Certificación Passivhaus

A la hora de conseguir una certificación que acredite que tu vivienda o edificio es pasivo, es necesario ponerse en contacto con un técnico Passivhaus.

Aunque actualmente existen varias certificaciones para casas pasivas, el estándar Passivhaus es el más extendido

Para la concesión de dicha certificación, un técnico valorará el proyecto y enviará los documentos que acreditan que se cumplen los objetivos a Passivhaus Certifier, al Passive House Institute (PHI) o a otras entidades certificadoras.

Los requisitos para conseguir este certificado son los mostrados en la siguiente imagen.

requisitos-certificacion-passivhaus

Precio de los Certificados Passivhaus

Desde 2014, Energiehaus Arquitectos se encarga de acreditar a las viviendas con la certificación passivhaus en España.

Este estándar es toda una referencia internacional en edificios de bajo consumo energético, conocidos como nZEB.

Aunque no es necesario, la certificación passivhaus ofrece una garantía, al reflejar que la vivienda se ajusta a los requisitos del estándar y aseguran su nivel de confort y la eficiencia energética.

El certificado supone además un seguro ante bancos y compañías de seguros, ya que garantiza un exhaustivo rigor durante el diseño y ejecución del proyecto.

Además del documento, a aquellos proyectos que son certificados se les otorga una placa de vidrio, la cual se puede colocar en la fachada del edificio para reflejar su certificación como passivhaus.

Al tratarse una entidad homologada, se garantiza también que el proyecto es almacenado en la base de datos internacional del Passivhaus Institut.

Cuál es el Precio de una Casa Pasiva

Construir bajo el estándar passivhaus no tiene por qué ser extremadamente caro, ya que la inversión se amortizará con el paso de los años, gracias a la eficiencia energética de estas viviendas.

En cuanto a su coste, este puede ser un 15 o 20% mayor que el de una vivienda tradicional, ya que además de los elementos destinados a la propia construcción, parte del presupuesto se dedica a la obtención del proyecto técnico y a su certificación.

Concretamente, el precio por metro cuadrado de una casa pasiva puede costar de unos 1000 a 1300 euros por metro cuadrado, frente a unos 900 o 100 euros por metro cuadrado que cuesta de media la construcción tradicional.

Entre estos gastos se incluirían los mencionados anteriormente, relativos a la inversión en unas puertas y ventanas adecuadas, al aislamiento o el mecanismo de ventilación mecánica, entre otros.

Para conocer con más profundidad el precio de la casa pasiva que buscas, te recomendamos consultar más artículos de nuestra web.

Qué Materiales se Usan en la Construcción de Casas Pasivas

Las casas pasivas pueden estar construidas con cualquier tipo de material, ya que este estándar no tiene en cuenta los materiales a la hora de definir su sistema constructivo.

Por lo tanto, a no ser que se trate de casas pasivas ecológicas, las passivhaus pueden realizarse con diversos materiales, los cuales variarán dependiendo de la zona geográfica donde se ubique la vivienda.

Entre los materiales tradicionales, se encuentran el hormigón o el ladrillo.

Si optamos por materiales ecológicos para casas pasivas, hay alternativas como la madera, bloques de tierra estabilizada o barro cocido.

La elección de uno o material vendrá escogida tanto por las preferencias personales del propietario como de las características del entorno.

Las características del entorno podrán condicionar la construcción con uno u otro material para lograr la mayor eficiencia energética.

Si después de leer este artículo te gustaría estudiar la posibilidad de vivir en una casa pasiva, recomendamos visitar nuestra guía de empresas.

En ella encontrarás a los mejores profesionales en la construcción bajo el estándar Passivhaus.

Si te ha gustado… ¡Comparte! 😉

Passivhaus: Requisitos, Certificado, Precio y Materiales

Categorías:

Otros Artículos Recomendados

Elije como Registrarte

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí los Términos de uso, privacidad y cookies. Si continúa navegando, está aceptándola.