Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"


La producción de nueva ciudad frente a la intervención en el tejido existente

13
Junio
2017
Valora este artículo
(0 votos)

La construcción de edificios lleva asociado un consumo energético y una generación de residuos que impacta de manera negativa en el medio ambiente. En cambio la rehabilitación de edificios puede ser una estrategia más sostenible que permita reducir dicho impacto ¿Por qué es mejor opción rehabilitar? ¿Qué beneficios aporta? ¿Qué tipo de intervenciones se puede plantear?

Ya lo dice el preámbulo de la Ley 8/2013 de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas. La legislación urbanística se ha centrado en la producción de nueva ciudad generando un desequilibrio en las ciudades. Desequilibrio entre nuevas zonas urbanas y las existentes que requieren de intervenciones para garantizar el bienestar económico y social además de garantizar la calidad de vida de sus habitantes.

“... el camino de la recuperación económica, mediante la reconversión del sector inmobiliario y de la construcción y también la garantía de un modelo sostenible e integrador, tanto ambiental como social y económico, requieren volcar todos los esfuerzos en aquellas actuaciones, es decir, las de rehabilitación y de regeneración y renovación urbanas”. Preámbulo de la Ley 8/2013 de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas.

 

ciudades-estrategias-edificios-rehabilitación

 

La rehabilitación, la regeneración y la renovación urbana representan la manera inteligente de intervenir en la ciudad. La generación de vivienda nueva por ejemplo o la transformación de suelos no desarrollados no debe ser la prioridad. Sencillamente porque no es sostenible desde el punto de vista social, económico y del medio ambiente.

Desequilibrio entre nuevas zonas urbanas y existentes

En el contexto actual se advierte que por un lado no hay previsión de incremento de la demanda en los próximos años en suelos reservados al crecimiento urbanístico. A esta situación hay que sumar además que existe un parque de más de 700.000 viviendas vacías (Preámbulo Ley 8/2013). Del otro lado nos encontramos con que a escala de ciudad existen áreas de suelo urbano que requieren de intervenciones urgentes de regeneración del espacio público y que se están convirtiendo por esta y otras circunstancias en áreas degradadas y problemáticas. Especialmente las grandes promociones de vivienda social construidas 50 años atrás. A una escala menor, la de edificio, nos encontramos con que más de un 55% del parque edificatorio español necesita de intervenciones de rehabilitación para garantizar su adecuado estado de conservación y garantizar el derecho constitucional de una vivienda digna y adecuada.

La intervención en el entorno urbano y la rehabilitación de edificios mejora la calidad de vida para sus usuarios. La intervención en el espacio público existente para su regeneración puede ser una herramienta integradora que favorezca la cohesión social garantizando las accesibilidad, la movilidad o el acceso a los servicios básicos. Por otra parte la intervención en los edificios existentes permite, en mayor o menor medida, su adecuación a las exigencias de calidad de la normativa actual mejorando la eficiencia energética, la accesibilidad, la salubridad, el aislamiento acústico, la estabilidad o el estado de conservación del edificio. Por todos sus beneficios, tanto a nivel de ciudad como de edificio, la rehabilitación es una estrategia sostenible que con toda probabilidad será cada vez más común en nuestras ciudades.

Propuesta de estrategias sostenibles de intervención en edificios existentes

De entre las diversas herramientas para la certificación de la sostenibilidad nos vamos a fijar esta vez en LEED. Una herramienta (sello ambiental) que incluye la rehabilitación de edificios como estrategia sostenible y que la encuada dentro de la categoría de Materiales y Recursos. ¿Y por qué en esta categoría y no en otra? Pues porque el objetivo de todas las estrategias incluidas en esta categoría consiste en reducir la energía embebida en los materiales de construcción y el impacto negativo asociado a los mismos sobre el medio ambiente. Un impacto que se deriva de la extracción de los recursos, su transformación, el transporte de los productos manufacturados, su mantenimiento y fin de vida. Y que mejor forma de cumplir con estos objetivos que rehabilitando edificios existentes.

 

 ciudades-rehabilitación-estrategias-edificios

Si profundizamos un poco más en esta categoría, la de materiales y recursos, observamos que para alcanzar los objetivos anteriores de reducción del consumo energético y del impacto negativo sobre el medio ambiente, la clave se encuentra en la gestión de los recursos. Una gestión que se traduzca en el uso eficiente de los recursos durante todas las etapas del ciclo de vida de los edificios: diseño, construcción, mantenimiento y fin de vida. Y precisamente es en esta última etapa de fin de vida, donde también se pueden plantear estrategias de reducción de residuos, reutilización y de reciclaje.

A continuación puedes comprobar qué estrategias (créditos) propone LEED para la rehabilitación de edificios existentes, o bien al menos para la re-utilización de sus materiales.

1. Recuperar un edificio histórico

Consiste en la rehabilitación de un edificio que esté calificado como histórico. Sólo se demolerían aquellas zonas que se encuentren muy deterioradas y por lo tanto que pueden suponer un peligro teniendo en cuenta la seguridad del edificio. Este crédito valora de forma positiva el aprovechamiento de la estructura, de la envolvente y de los elementos interiores no estructurales en el proceso de rehabilitación del edificio.

 

ciudades-estrategias-rehabilitacion-edificios

2. Recuperar un edificio abandonado

Esta estrategia consiste en mantener al menos el 50% de la superficie de un edificio que se encuentre abandonado. En el cómputo total se contabilizaría tanto elementos de la estructura del edificio como de la envolvente. La rehabilitación debe de devolver al edificio a un estado de completa ocupación. Para perseguir este crédito sólo se puede excluir hasta un máximo de un 25% de la superficie. El motivo de exclusión debe de ser que su estado sea muy defectuoso o ruinoso.

 

rehabilitacion-ciudades-edificios-estrategias

 

3. Recuperar materiales de construcción

Cuando las dos opciones anteriores no son viables, LEED v4 propone la re-utilización de los materiales de construcción. Materiales recuperados en la propia obra. Pero también materiales recuperados de otras actuaciones fuera de la propia parcela. Como material recuperable se incluyen aquellos que forman parte de la estructura. Pero también se pueden recuperar materiales de la envolvente y materiales instalados de manera permanente en el interior de los edificios. Por ejemplo: suelos, puertas, techos, elementos que formen parte de la cubierta, etc. Lógicamente tienen que ser materiales aprovechables. Se descartan los materiales peligrosos o aquellos elementos que no puedan alcanzar los estándares de la normativa actual.

Fuente: LEED v4 for Building Design and Construction; Ley 8/2013, de 26 de junio, de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas.

Autoría
Paula Serrano Yuste
Arquitecta
Postgrado Calificación y Certificación energética de edificios
LEED AP BD+C
Desarrollo contenido sobre eficiencia energética y sostenibilidad en

www.certificadosenergeticos.com

 

 

Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Publicidad

Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

REGALO-NUEVO e-book Ayudas 2017 ¡Suscríbete a la Newsletter!

Publicidad

Agenda

28
Nov
2017

Empresas destacadas

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas