Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"


Ahorra en tu factura sin renunciar al aire acondicionado este verano

15
Junio
2015
Valora este artículo
(0 votos)
Se acerca el verano y, con él, la necesidad de encender casi a diario el aire acondicionado.

Las altas temperaturas  de algunas regiones de España obligan a mantener durante horas encendido el aire acondicionado, con el notable aumento en la factura de la luz que eso conlleva.

Un uso eficiente de estos aparatos de refrigeración puede ayudar a reducir un poco las facturas durante los meses de verano, sin renunciar al confort de una vivienda fresca.

Pero para ello es necesario seguir una serie de consejos que nos facilitarán mantenernos frescos durante la época estival sin desembolsar grandes sumas de dinero.

Elegir el equipo de refrigeración más adecuado para nuestro hogar nos puede ayudar a reducir el recibo de la luz. El aparato más potente o con más frigorías no siempre es el más adecuado. Todo dependerá de la orientación de la vivienda, el número de personas que vivan en la casa o el clima de la región. En zonas donde las temperaturas no alcanzan cotas altas el aire acondicionado puede ser sustituido por sistemas de enfriamiento por evaporación. Estos sistemas evaporativos, que humedecen la estancia y la enfrían con el uso del vapor de agua, consumen muy poca energía y logran bajar la temperatura unos cuantos grados.

Otro consejo que nos ayudará a controlar el gasto de electricidad es elegir un modelo de aire acondicionado con termostato y lectura numérica, además de no ajustar el termostato a una temperatura inferior a la que se desea conseguir. Marcar menos grados en el termostato no hará que la habitación se enfríe antes, pero sí se elevará considerablemente el consumo de energía. Además, por cada grado que se baja en el termostato, el consumo de energía aumenta en un 8%.

Mantener una temperatura de entre 22 y 25 grados, y una humedad que oscile entre el 40% y el 60% ayudará a evitar un consumo excesivo de energía.

Pero para alcanzar nuestro objetivo de ahorro también deberemos adoptar ciertos hábitos diarios como encender el aparato de aire solo cuando sea necesario, no abrir puertas o ventanas mientras esté en funcionamiento o apagarlo siempre que se salga de la vivienda.

Otro punto a destacar es la colocación del sistema de refrigeración en un lugar adecuado. Lo más recomendable es instalarlo en un lugar donde el sol le dé lo menos posible, no haya excesiva acumulación de calor y las condiciones de circulación del aire sean buenas.

Mantener los filtros del aparato limpios hará que este no tenga que hacer un sobreesfuerzo para emitir aire frío y, por tanto, el consumo de energía para realizar el mismo trabajo será inferior.

 

Para saber más, consulta:

25 consejos de Ahorro Energético en Refrigeración

 

Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal

Publicidad

Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

REGALO-NUEVO e-book Ayudas 2017 ¡Suscríbete a la Newsletter!

Publicidad

Agenda

Empresas destacadas

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas