Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"


Bombillas LED, ¿Qué Tipo Elijo?

29
Julio
2020
Valora este artículo
(0 votos)

Si estás pensando en cambiar tu viejas bombillas por una opción más sostenible y eficiente energéticamente, seguro que te has planteado el uso de bombillas LED.

 

Pero, ¿conoces todo acerca de este tipo de iluminación? No te despegues de la pantalla porque en este artículo te contamos todo lo que debes saber para escoger correctamente tus bombilla LED.

Características de la Iluminación LED

Si en algo pensamos al hablar de iluminación LED es en el ahorro que este tipo de bombillas genera frente a otras opciones, y es que una bombilla LED puede suponer un ahorro de energía de un 85% frente a luces incandescentes o halógenas, o un 50% respecto a fluorescentes, lámparas de descarga o bombillas de bajo consumo.

 

Las bombillas LED se caracterizan también porque trabajan a muy baja tensión, por lo que el consumo de energía es bastante bajo. Además, al no tener filamentos, son insensibles a las vibraciones y a las subidas y bajadas de tensión, lo que las hace mucho más resistentes y duraderas.

 

Por supuesto, sus puntos fuertes no se quedan ahí, ya que estas luces, además de su larga vida útil y bajo consumo, reducen al máximo la emisión de calor y de rayos ultravioleta y no contienen gases ni metales pesados, lo que las convierte en una alternativa poco contaminantes.

 

En cuanto a su vida útil, por lo normal, una bombilla LED tendrá entre 10.000 y 15.000 ciclos de conmutación o, dicho de otra forma, durará unas 20.000, 30.000 o 50.000 horas, dependiendo del número de ciclos de encendido - apagado.

 

Destaca también que se encienden al instante a su máxima potencia, lo que las hace también más duraderas que otras alternativas en el mercado.

 

Otra de las ventajas de las luces LED es que son mucho más brillantes y nítidas que otros tipos de bombillas, además de ser adaptables a cualquier espacio y de ofrecer distintas tonalidades de blanco fácilmente regulables.

 

En este vídeo se pueden ampliar las ventajas y características de las luminarias LED.

 

 

Tipos de Bombillas LED

Dependiendo del tipo de bombilla, del casquillo o del color de luz que emiten, las luces LED se pueden clasificar de la siguiente forma:

Según el Tipo de Bombilla

Según la forma de la bombilla, las luces LED pueden ser:

 

 

  • Estándar. Son tal vez las más utilizadas, ya que su forma las hace perfectas para cualquier tipo de aplique, para lámparas colgantes o incluso para colocarse en el interior de plafones.

 

 

  • Esféricas. Su uso es adecuado para lámparas de sobremesa, pero también son una buena opción para plafones y apliques.

 

  • Globo. Su tamaño, algo más grande que el de las anteriores, la hace ideal para lámparas de mesa, sobremuros y farolas.

 

  • Vela. Al igual que las estándar, son adecuadas para las lámparas de colgar y para apliques. También quedan muy vistosas en lámparas de sobremesa.

 

  • GU10 y MR16. Este tipo de bombilla LED es el utilizado en focos empotrados, normalmente colocados en baños o cocinas, aunque también se pueden instalar en el exterior de la vivienda.

 

Según el Casquillo o Rosca

Las luces LED también se pueden diferenciar teniendo en cuenta los tipos de bombillas según su casquillo o rosca. Por tanto, a la hora de elegir entre una u otra bombilla hay que saber qué casquillo tiene nuestra lámpara.

 

Con esta clasificación, nos encontramos los siguientes tipos, donde la letra indica el tipo de rosca y los números se refieren al diámetro de la misma:

 

 

  • Casquillo E27. Es el más común y se conoce también como rosca grande, debido a que tiene un tamaño de 27mm.

 

 

  • Casquillo E14. Denominado rosca pequeña, ya que tiene un menor tamaño que el anterior, concretamente de 14mm.

 

  • Casquillo GU10. Este tipo de rosca tiene una conexión de dos pines y son utilizados tanto en hogares como en negocios. El casquillo toma su nombre porque ambos pines están separados por 10mm de distancia el uno del otro. Para colocarlos, hay que encajarlos en los focos y girarlos un cuarto de vuelta para asegurarlos.

 

  • Casquillo GU5.3 o MR16. Muy similar al anterior, esta rosca tiene también dos pines como conexión, esta vez tipo aguja. Ambos pines están separados por 5,3mm de distancia y se encajan en el foco únicamente apretando. Su voltaje es de 12V, seguro para áreas húmedas, por lo que requieren de un transformador.

 

  • Casquillo G4. Este tipo de bombilla funciona igual que las de casquillo MR16. Se trata de un modelo más compacto utilizado en lámparas de oficina, de pie o de mesa, ya que son más decorativas. Para su utilización, es necesario un transformador.

 

  • Casquillo G9. Este casquillo tiene una conexión tipo alambre doblado por medio de dos lengüetas, las cuales se encuentran una de la otra a 9mm de distancia. Se encajan en los focos apretando y son idóneas para apliques y plafones.

 

  • Casquillo CX53. Son similares a los casquillos de las bombillas GU10, pero más planas. Por ello, son perfectas para lámparas compactas, focos de suelo o plafones. Para colocarlas, es necesario encajarlas en el foco y dar un cuarto de vuelta para que queden aseguradas.

 

  • Casquillo G53. Este casquillo es único de las bombillas AR111, las cuales son usadas en mayor medida para focos de gran tamaño o empotrados. Se encajan con abrazaderas a las bombillas y necesitan de un transformador para su uso, ya que su potencia es de 12V.

 

Fuente: lucesdeled.net

Según el Ángulo de Apertura de la Bombilla

A la hora de elegir las bombillas para nuestro hogar, es muy importante elegirlas correctamente para garantizar una iluminación precisa y homogénea, de modo que se evite la aparición de sombras. 

 

Para ello, habrá que tener en cuenta los ángulos de apertura de cada bombilla, ya que cada uno de ellos está pensado para espacios diferentes.

 

  • De ángulo cerrado. Pensadas para iluminar zonas concretas, ya que centran toda su intensidad en un único punto. Su apertura oscila entre los 12 y los 18º.

 

  • De ángulo abierto. Con una apertura que ronda desde los 60 a los 120º, este tipo de bombillas son perfectas para iluminar toda clase de estancias ya que, con ellas, se evita la creación de sombras.

 

Según la Potencia que Necesitamos

En esta tabla, se puede ver una equivalencia entre los vatios y los lúmenes que se necesitan según la potencia de las bombillas LED.

 

Fuente: llumor.es

 

Según la Temperatura de Color de la Luz

Según el efecto que se quiera conseguir en la estancia donde se colocan las bombillas, puede escogerse entre varios tonos de luz que existen.

 

En el interiorismo, los colores tienen una gran importancia y lo mismo ocurre con la luz, ya que esta influye también en el bienestar de las personas, por lo que nunca está de más conocer qué atmósferas o ambientes se pueden crear con cada tonalidad.

 

  • Luz cálida. Tiene entre 2200 y 2700 grados kelvin, lo que significa que se trata de una tonalidad suave y tenue, idónea para iluminar zonas de forma moderada, algo que sin duda, refleja confort e invita al descanso. Por tanto, es muy usada en dormitorios o salones que normalmente se destinan al descanso. Del mismo modo, este tipo de luz es muy recurrente en establecimientos que buscan que el cliente se relaje, conformando un ambiente íntimo que aporta este tipo de luz.

 

  • Blanca o neutral. Con 4000 grados kelvin es la temperatura de color más natural de todas. En este caso, destaca por ser un tipo de luz que produce un efecto de pureza que anima a las personas que se encuentran en la estancia. Este tipo de tonalidad es muy socorrida en cocinas o zonas de estudio, donde es necesario una luz que no perjudique la vista y que ayude, por otro lado, a mantener la concentración.

 

  • Blanca fría. Es una luz blanca con un tono azulado que se encuentra en un ratio de entre 5000 y 6500 grados kelvin. Este tipo de color no debe emplearse en la iluminación de una vivienda, ya que los objetos pueden adquirir tonalidades pocos naturales que pueden ser incluso perjudiciales. Por el contrario, es perfecta para iluminar oficinas o centros de estudio donde puede suponer un estímulo para las personas que están en la sala.

 

  • RGB. Son luces de colores, normalmente en tiras o lámparas LED que, mediante mandos o aplicaciones, permiten cambiar el tono gracias a un abanico de tonalidades que cubren todo el círculo cromático.

 

Fuente: apil.es

 

Cuéntanos, ¿tu casa cuenta ya con todas sus luminarias tipo LED? Si no es así, apunta estos también estos consejos de iluminación LED para tu hogar y sal a buscar tus nuevas bombillas eficientes.

Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal
Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

Suscríbete a nuestra Newsletter


Contenidos exclusivos AYUDAS y SUBVENCIONES.

He leido y acepto la Política de Privacidad

Publicidad

Agenda

No hay eventos en el calendario

Calendario

Agosto 2020
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas