Nueva Red de Economía baja en Carbono: REBECA

Para el período 2014-2020 se ha creado una Red de Economía Baja en Carbono llamada REBECA.

Esta red se configura como un mecanismo de coordinación, impulso y apoyo a la gestión y evaluación de actuaciones en materia de Economía baja en Carbono cofinanciadas por Fondos Estructurales.

Además de  un instrumento necesario para compartir buenas prácticas y difundir los resultados de los proyectos en eficiencia energética, renovables y redes de energía. Que reciben financiación europea para una Construcción Sostenible.

Los principales integradores de esta Red de Economía Baja en Carbono son:

-Los órganos responsables de los Fondos Comunitarios de la Administración General del Estado (DGFC: SG Programación y SG FEDER).

-Órganos responsables de las políticas de Economía baja en Carbono de la Administración General del Estado (IDAE, Oficina Española de Cambio Climático, Secretaría de Estado de Energía, Dirección General de Arquitectura, Vivienda y Suelo).

-Los órganos responsables de los Fondos Comunitarios de las Comunidades Autónomas.

-Órganos responsables de las políticas de Economía baja en Carbono de las Comunidades Autónomas.

-Representantes de las Entidades Locales (FEMP).

-Los representantes del resto de redes sectoriales (Red de Autoridades Ambientales, Red de iniciativas Urbanas, Red de I+D+i y Red de Igualdad).

-Representantes de otros Fondos (FEADER, FSE y FEMP).

Comisión Europea (DG REGIO y DG ENER).

El objetivo primordial de esta nueva red es ahorrar en el consumo de Carbono (OT4). La programación española FEDER 2014-2020 está perfectamente alineada con estos nuevos requisitos.

Y ha incrementado extraordinariamente la asignación al OT4. Multiplicándola por 10 con respecto a la del período 2007-2013.

Han sido muchos los Programas Operativos Regionales y Programas Operativos Plurirregionales de Crecimiento Sostenible. Los que han ofrecido actuaciones incluidas en el OT4 para mejorar su desarrollo ecológico.

Funciones del Programa

El programa que ha sido adoptado hasta el 2020, ha causado un gran revuelo ya que responde a los principios de coordinación, partenariado y gobernanza multinivel y cumplen las siguientes funciones:

-Coordina la gestión de fondos de la política de cohesión, entre los distintos actores e instrumentos al objeto de eliminar duplicidades.

-Potencia los enfoques integrados entre los Fondos.

-Fomenta sinergias.

-Favorece la coordinación.

-Analiza la contribución de los Fondos EIE al desarrollo de los sectores y su coordinación con otras políticas comunitarias y nacionales.

-Sirve de intercambio de experiencias y difusión de buenas prácticas en su ámbito.

-Analiza problemas técnicos suscitados por la aplicación de la legislación comunitaria y nacional en las actuaciones financiadas con Fondos EIE.

Para sacarle el máximo partido posible a REBECA, la Comisión Europea ha creado una Red de Autoridades de Gestión de Fondos y de Energía (EMA Network) compuesta por Fondos Comunitarios de los 28 Estados miembros.

Además, esta se encargará de intercambiar información sobre la aplicación de los Fondos Comunitarios al ámbito energético y mayormente a la Economía baja en carbono en el periodo 2014-2020.

¿Qué opinas sobre esta nueva red sostenible implantada? ¿Conoces más mecanismos de coordinación en materia de Economía baja en Carbono? Cuéntanoslo aquí.

Si te ha gustado… ¡Comparte! 😉
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin