Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"


¿Cuáles son las Reformas más Frecuentes en Comunidades de Vecinos?

22
Junio
2020
Valora este artículo
(0 votos)

Acometer obras en viviendas o comunidades de vecinos es un paso esencial para conseguir mejoras en los edificios, ya sean mejoras en eficiencia energética, de accesibilidad o, simplemente, para renovar el aspecto de los espacios comunes.

 

A pesar de que una obra puede tener problemas y ser tediosa por su coste, el ruido, la suciedad que genera o por su duración, en este artículo os contaremos la importancia de una buena puesta a punto de los diferentes elementos comunes de las comunidades de propietarios.

¿Por Qué son Importantes las Reformas en Comunidades de Vecinos?

Muchos edificios fueron construidos antes de los años 80, lo que hace que su procesos no tuviesen la misma calidad que en la actualidad.

Por ello, es importante actuar para adaptar estos espacios comunes a las exigencias actuales y es que incluso acciones muy simples, como sustituir todas las luminarias de las viviendas, puede suponer un gran gesto.

Seguramente, muchas veces has pensado por qué es necesario hacer obras en elementos comunes de tu comunidad de propietarios al ver el coste de la derrama, pero hay muchas acciones que no se pueden posponer, o supondrían más problemas a largo plazo para el edificio y, por tanto, para sus habitantes.

En cuanto a su sufragación, cada propietario debe contribuir en base a su respectiva cuota mensual, además de utilizarse el dinero acumulado de los pagos.

 

Tipos de Obras en Comunidades de vecinos

Cuando hablamos de obras en comunidades de vecinos, podemos encontrarnos con tres tipos, de los que ampliaremos la información a continuación.

Obras Urgentes

Dentro del artículo 10 de la Ley de Propiedad Horizontal se establece la diferencia entre las obras consideradas como necesarias y las que no lo son. Dentro de estas, nos encontramos las obras urgentes, que son las necesarias para mantener la seguridad y habitabilidad de un edificio y que, en caso de no realizarlas, podrían producir mayores daños.

 

Ejemplo de este tipo de obras urgentes son el desprendimiento de partes del edificio, como balcones o elementos de la fachada, que podrían dañar a personas, o la fisura o rotura de tuberías. lo cual provocaría humedades y acumulaciones de agua que podrían dañar la estructura de la construcción.

 

Por sus características se trata de obras de carácter obligatorio, por lo que no requieren del acuerdo de los miembros de la Junta de Propietarios.

 

Obras Necesarias

A este respecto, existen varios tipos de obras que son necesarias para la mejora de la habitabilidad y seguridad de los vecinos del edificio, las cuales vienen también recogidas en el artículo 10 de la Ley de Propiedad Horizontal.

 

Las obras consideradas necesarias serían las siguientes: 

 

  • De mantenimiento, las cuales implican que los propietarios velen por conservar de forma adecuada todas las instalaciones del edificio.
  • De regeneración del edificio, añadiendo nuevas plantas o modificando su estructura. En este caso, se trataría también de obras obligatorias que no requerirían acuerdo entre la Junta de Propietarios.
  • Eliminación de barreras arquitectónicas, facilitando la instalación de rampas de acceso o de ascensores, de modo que se garantice la accesibilidad a las viviendas a todas las personas del edificio. En este caso, si hubiese una persona solicitante de esta obra, tendría que pagar el sobrecoste si el precio fuese superior al coste de las 12 mensualidades de los pagos para la comunidad.

 

Obras de Mejora

Aunque hay obras que para algunas vecinos puedan suponer una necesidad, si no implica la conservación, habitabilidad, seguridad y accesibilidad del edificio, esta será siempre una obra de mejora.

 

Estas obras se podrían considerar como un capricho, un ansia o deseo de mejorar algún aspecto del edificio o de hacerlo más bonito pero que, por supuesto, no suponen una necesidad real.

 

Por tanto, este tipo de obras tienen que someterse a votación y, en caso de salir adelante, los vecinos tendrían el derecho de oponerse a su pago, siempre que votasen que no y en caso de que el coste superase el coste de tres meses de cuotas.

 

A este respecto, en caso de producirse finalmente la obra y que uno o varios vecinos no pagasen, la comunidad podría negar el uso y disfrute de los nuevos elementos a dichos propietarios.

 

Ejemplos de este tipo de obras serían la instalación de sistemas de encendido de luces por sensor de movimiento o la instalación de puertas con cerraduras electrónicas.

Permisos Necesarios para las Reformas en Zonas Comunes en Comunidades de Vecinos

Antes de realizar cualquier obra de gran envergadura, es necesario que la comunidad de propietarios solicite una licencia de obras en su Ayuntamiento correspondiente.

Únicamente no se requiere de licencia para casos en los que se quiera pintar, alicatar, cambiar solados en los espacios comunes o reformar las instalaciones de agua, saneamiento, calefacción y electricidad de cada vivienda particular.

Volviendo a las licencias de obras que es necesario solicitar, estas pueden ser dos tipos:

 

  • De obras mayores. Cuando son trabajos complejos, como la modificación o rehabilitación de una fachada o los que tienen que ver con la modificación de la estructura del edificio, ya que alteran sus condiciones de seguridad.

 

  • De obras menores. Cuando no existe complejidad en su realización.

 

¿Zona Privada o Comunitaria?

Es muy importante conocer en detalle qué zonas de un edificio son totalmente privadas y por las que, por tanto, asumiría el propietario todo el coste en caso de problemas, y las zonas comunes.

 

  • Zona privada. Se trata de los pisos, locales, plazas de parking u otros elementos que son únicamente aprovechados por los habitantes de esa vivienda.

 

  • Zona comunitaria. Son los pisos, locales, trasteros, plazas de garaje u otros elementos que están a disposición de todos o de algunos de los propietarios. Ejemplos de ello serían trasteros para el almacenamiento de material, el espacio para el trabajo de un portero, etc.

 

Asimismo, también formarían parte de esta zona común los elementos, servicios e instalaciones que pertenecen a todos los vecinos del edificio.

 

Reformas Frecuentes en Comunidades de Vecinos

A continuación, y después de toda la información relativa a las obras en zonas comunes, os enseñaremos las obras más comunes en comunidades de propietarios.

 

Instalación de Ascensores

Fuente: grupo21.net

 

Rampas para Mejorar la Accesibilidad

Fuente: idealista.com

 

Arreglo de Balcones para Evitar Desprendimientos

Fuente: aparejadoramiriamvera.es

 

Rehabilitación de Fachadas

Fuente: habitissimo.es

 

Rotura de Bajantes

Fuente: netjet.es

 

Reforma de Portales

Fuente: pinterest.com

 

Aunque en un primer momento la derrama se haga cuesta arriba, los cambios supondrán mejoras en cuanto a seguridad y habitabilidad y, si se opta por una rehabilitación energética, un ahorro a lo largo del tiempo.

 

Si estás pensando en que tu comunidad de vecinos necesita algunas obras, te dejamos nuestra guía de empresas, donde puedes encontrar a los especialistas que estás buscando.

Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal
Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

Suscríbete a nuestra Newsletter


Contenidos exclusivos AYUDAS y SUBVENCIONES.

He leido y acepto la Política de Privacidad

Publicidad

Agenda

No hay eventos en el calendario

Calendario

Septiembre 2020
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas