Not registered yet?

Join the system.

Create an account

"El primer portal para los profesionales y empresas de los EDIFICIOS SOSTENIBLES"


20 Trucos para Ahorrar en la Calefacción de tu Hogar

8
Abril
2020
Valora este artículo
(0 votos)

Seguro que en muchas ocasiones te has preguntado cómo puedes sacar el mayor rendimiento a tu calefacción sin que eso suponga un derroche de energía y un gran coste en la factura de la luz o en el consumo de gas natural.

 

En este artículo te contaremos varios trucos que puedes aplicar en tu casa para que puedas ahorrar hasta un 30% en calefacción, independiente del sistema que utilices.

Trucos para Ahorrar en Calefacción a Gas Natural

El gas natural es un combustible eficiente, limpio y económico que nos ayuda, en el uso doméstico, a la climatización del hogar, a calentar el agua y para el funcionamiento de algunos electrodomésticos, como los fogones o parrillas.

 

Su coste no es elevado si lo comparamos con otro tipo de energías. Aunque dependerá de la tarifa contratada, en líneas generales su consumo depende el tamaño de la vivienda, del número de integrantes, del tipo de caldera, cocina o incluso del aislamiento y del tipo de clima que haya en la zona donde se encuentra la vivienda.

 

Según la OCU, el gasto en calefacción en invierno puede suponer hasta un 46% de la factura energética, por lo que pueden tenerse en cuenta una serie de trucos para ahorrar gas natural a la hora de usar la calefacción en casa, los cuales te contamos a continuación.

 

ALT: coste-gas-natural

Fuente: nedgia.es

 

Compara Tarifas

Es muy importante saber qué cantidad de gas natural de consumimos para saber exactamente cuál es la mejor tarifa que podemos contratar para nuestro hogar. Para ello, puedes mirar las tarifas de tu compañía o compararlas con otras diferentes en comparadores de tarifas.

 

Apaga la Calefacción cuando Ventiles tu Casa

Una buena forma de no derrochar la energía es apagar la calefacción si vamos a ventilar la casa, lo cual es completamente necesario para la renovación del aire.

 

Eso sí, es conveniente que en invierno se evite ventilar la casa en las horas más frías, siendo el mejor momento el medio día. En cuanto al tiempo óptimo para ventilar la casa, este no debe ser de más de 10 minutos o la casa se enfriará por completo en muy poco tiempo.

 

ALT: Ventilar-casa

Fuente: actitudsaludable.net

 

Mantén tu Caldera en Perfectas Condiciones

Para que la calefacción de nuestro hogar funcione de forma eficiente es necesario hacer revisiones cada cinco años. De este modo, se evitarán incidentes y se asegurará su correcto funcionamiento.

 

Además, se recomienda sustituir las calderas después de 15 años, ya que su funcionamiento deja ser eficiente y puede causar problemas.

 

Limpia los Radiadores

Al igual que hay que realizar un buen mantenimiento a manos de un experto, también es primordial purgar los radiadores cuando estos lleven tiempo sin usarse, ya que sus conductos se llenan de aire, el cual provoca que algunas partes de los radiadores no calienten.

 

Esta tarea no es complicada, ya que lo único que hay que hacer es encender la caldera y, empezando desde el radiador más cercano a la caldera, colocar un vaso debajo del purgador del radiador y abrirlo para dejar que salga todo el aire acumulado. Una vez que del mismo salga solo agua, habrá que volver a cerrarlo y continuar con el siguiente radiador.

 

 

Pásate a una Caldera de Condensación

Las calderas de condensación aprovechan el calor que se genera al enfriarse el vapor de agua que contienen los humos durante sus combustión, antes de que sean expulsados por la chimenea, cosa que no ocurre en las calderas tradicionales.

 

Este poder calorífico puede usarse, por tanto, para precalentar el agua del circuito de calefacción, lo que hace que se precise un menor consumo de gas natural.

 

En cuanto a su coste, son algo más caras que una caldera tradicional, aunque cuentan con la ventaja de que se puede aprovechar la instalación antigua y que ahorran un 30% de gas, además de emitir menos humos contaminantes, por los que son una opción que se amortiza con el tiempo.

Trucos para el ahorro con Calefacción Eléctrica

Aprovechar el Calor del Sol

Usar menos tu calefacción depende en gran medida del aprovechamiento de los recursos naturales a tu alcance.

 

En este caso, el sol puede ser tu gran aliado, así que debes procurar tener las persianas subidas y las ventanas abiertas en los momentos en los que haga calor fuera de casa, de modo que la temperatura interior aumente unos grados sin tener que encender la calefacción.

 

Cierra las Habitaciones Vacías

Si la habitación está vacía es recomendable cerrar la puerta para que los radiadores encendidos no pierdan energía, al chocar el flujo de aire caliente con el frío de la estancia.

 

Del mismo modo, si se está en una habitación y no se quiere tener encendidos el resto de radiadores, es recomendable cerrar de igual forma la puerta, de modo que el radiador no tendrá que consumir más energía para funcionar al querer aumentar la temperatura de las zonas frías.

 

ALT: radiador-termostato

Fuente: archiexpo.es

 

Elige el Tipo de Radiador más Eficiente

Existen varios tipos de regulaciones para los radiadores. La analógica es la más básica y permite regular la temperatura por medio de una rueda.

 

También existe la posibilidad de regular la temperatura por medio de una pantalla digital, donde se seleccionará la temperatura adecuada. Por último, también se permite la regulación de la temperatura a través de dispositivos móviles por medio de una conexión Wi-Fi. En ambos casos, los radiadores son programables.

 

La mejor opción es elegir un radiador con termostato programable con el que puedas ajustar las horas de uso de los radiadores y, en consecuencia, controlar el consumo de energía de una forma más eficaz.

 

Escoge un Radiador con Emisor de Fluido

El ahorro de energía vendrá dado también por el tipo de emisor que tenga nuestro radiador. En el mercado, existen dos tipos de emisores, los secos y los fluidos.

 

Los emisores secos alcanzan la temperatura seleccionada rápidamente, pero por otro lado, la pierden de forma rápida también, lo que requiere tenerlos encendidos durante más tiempo.

 

Por ello, se recomienda su uso en espacios que se usen de forma esporádica o que no requieran estar calefactadas durante mucho tiempo, como por ejemplo los baños.

 

Por otro lado, los emisores de fluido son más eficaces, ya que, aunque necesitan más tiempo para alcanzar la temperatura elegida la mantienen durante mucho más tiempo en la habitación, lo que supone un gran ahorro de energía en la vivienda.

 

Al contrario que los emisores secos, estos radiadores sí se recomiendan para aquellas estancias en las que se use frecuentemente la calefacción eléctrica.

 

ALT: termostato-radiador

Fuente: Pixabay.com

 

Aprovecha el Calor Residual

Actividades como una simple ducha o cocinar subirán la temperatura del hogar, lo que nos permitirá bajar la temperatura de la calefacción y, por tanto, aprovechar ese calor residual a nuestro favor, reduciendo el consumo energético.

 

Trucos para Optimizar el Consumo de tus Radiadores

Otra medida a tener en cuenta para ahorrar el máximo de energía a la hora de usar la calefacción son los radiadores, por lo que te daremos varios consejos para que su rendimiento no afecte en una gran medida a tu consumo de energía.

 

Usa Paneles Reflectantes

Colocar paneles reflectantes puede ayudar a conseguir una mayor eficiencia con los radiadores. Al estar colocados en paredes que dan al exterior, una parte del calor se filtra en dichas paredes y se desperdicia.

 

Con el uso de paneles reflectantes entre la pared y el radiador se consigue reflejar el calor que se dirige a la pared hacia la habitación donde está colocado, lo que supone un ahorro de energía al no perderse a través de los muros.

 

Alt: panel-reflectante-radiador

Fuente: Amazon.es

 

No Tapes los Radiadores

Es muy común ver ropa mojada o húmeda encima de los radiadores para que seque antes, aunque es una práctica que debes evitar a toda costa.

 

Esto se debe a que, colocando ropa u otros objetos sobre un radiador, estos cortan el flujo de aire que genera, por lo que la casa no se calienta de la misma manera que lo haría si el radiador estuviese al descubierto.

Por tanto, evitar este sencillo gesto es muy importante si quieres evitar que tus radiadores consuman más energía y, por tanto, aumente el consumo eléctrico o de gas en tu vivienda.

Alt: secar-ropa-radiadores

Fuente: HogarMania.com

 

Programa tu Radiador con la Temperatura Adecuada

Es recomendable que la temperatura de tu casa ronde los 20º durante el día y los 17º durante la noche. Un aumento de la temperatura supondrá un aumento exponencial del coste de la energía.

 

¿Es Conveniente Apagar un Radiador si no estoy en esa Habitación?

Aunque parezca contraproducente, es mejor mantener los radiadores de las diferentes habitaciones encendidos, siempre que estén las puertas abiertas.

 

Un truco para no consumir mucha energía es dejar esos radiadores de las habitaciones en las que no hay nadie con una potencia reducida, ya que de esta manera no habrá corrientes de aire frío que interfieran con la corriente caliente principal, que en caso de chocar con un ambiente frío, se detendría, deteniéndose el flujo de aire o perdiendo intensidad.

Permanece Cerca de los Radiadores

En muchas ocasiones pecamos de subir la temperatura de la calefacción en lugar de pensar en otras opciones más eficientes y que consumirán menos energía.

 

Una de esas opciones es despejar la zona en la que se encuentran los radiadores, de modo que ningún mueble interfiera entre ellos y la estancia donde están colocados. Una vez hecho eso, podrás colocarte cerca de ellos ubicando mesas y sillas, de modo que no pases fríos con una temperatura media o, incluso, teniendo menos tiempo encendida la calefacción.

Cómo ahorrar en Calefacción en Chalets o Viviendas Grandes

En este artículo ya hemos visto diversas medidas que te ayudarán a ahorrar con la calefacción de tu hogar y, en el caso de chalets, se pueden aplicar además otros consejos como los siguientes.

 

Elige el Sistema de Calefacción que Mejor se Adapte a tus Necesidades

Si vives en una casa grande, ya sea de una o dos plantas es muy importante que elijas bien qué tipo de calefacción instalar, ya que el coste será muy diferente dependiendo de la elección que tomes.

 

La opción más común es instalar calderas de gas, para las que te hemos dado varios consejos muy útiles en este mismo artículo.

 

Con este tipo de sistema de calefacción el calor se distribuye por medio de circuitos de agua caliente que distribuyen el calor a través de radiadores colocados en cada unas de las habitaciones.

 

Considera los Suelos Radiantes

Si lo deseas, puedes conectar tu caldera de gas natural a un circuito de suelo radiante, lo que permite que no haga falta calentar el agua a la misma temperatura que con los radiadores.

 

Aunque este sistema calienta la casa de forma más lenta, es más uniforme que otros sistemas y aporta una mayor sensación de confort al subir el calor desde el suelo. Es perfecto para viviendas en las que se pasen muchas horas al día.

 

Aísla Totalmente las Ventanas de tu Casa

Es muy importante que las ventanas cuenten con un buen aislamiento que haga que no se pierda el calor generado por la calefacción.

 

Para ello, se pueden instalar burletes de caucho y espuma que mejoren la estanqueidad, instalar dobles ventanas o, directamente, sustituir las ventanas por unas que cuenten con los últimos sistemas de aislamiento.

 

Alt: aislamiento-ventanas

Fuente: tancaments.cat

 

Cierra la Escalera

Si vives en un chalet de dos plantas el calor puede perderse por el hueco de las escaleras, por lo que, aunque parezca una locura, una buena medida para conseguir una eficiencia energética es colocar una puerta que separe ambas plantas.

 

De este modo, no se hará un consumo tan grande de energía en el hogar, calentando solo la parte del chalet en la que se esté.

 

La Importancia de las Persianas

Durante el día y si hace sol, es necesario tener las persianas subidas, de modo que se caliente la casa. En caso de que haga mal día y esté nublado, habrá que bajarlas por completo, al igual que por la noche o cuando las temperaturas bajen.

 

También es importante colocar cortinas en las ventanas, ya que actúan como elemento aislante.

 

Alt: importancia-persianas-calefaccion

Fuente: ibarraventanas.com

 

Como has visto a lo largo de este artículo, reducir el consumo de energía derivado de la calefacción no tiene que ser una excusa. Ventilar la casa, aislarla correctamente o, incluso ir abrigados, ayudarán a una mayor eficiencia con un menor consumo.

Esperamos que esta información te haya servido de ayuda y apliques estos trucos para que poner la calefacción en casa no sea un lujo.

Si te ha gustado, suscríbete a nuestra Newsletter semanal
Puede que te interese

Publica un Contenido

Aumenta la visibilidad de tu Empresa, tus Productos y Servicios

Más información

Para Profesionales y Empresas

Registro gratuito

Alta Empresas

Inicia sesión para enviar comentarios

Suscríbete a nuestra Newsletter


Contenidos exclusivos AYUDAS y SUBVENCIONES.

He leido y acepto la Política de Privacidad

Publicidad

Agenda

No hay eventos en el calendario

Calendario

Junio 2020
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies propias y ajenas