¿Merece la Pena Invertir más Dinero en una Casa Pasiva?
motivos-invertir-casa-pasiva

¿Merece la Pena Invertir más Dinero en una Casa Pasiva?

Categorías: Casas Pasivas, Casas Pasivas de Hormigón, Casas Pasivas de Madera, Magazine
Tags: Ideas, Tendencias

Una casa pasiva es un tipo de casa ecológica con una serie de características en su construcción que la hacen idónea para invertir. Estas permiten el aprovechamiento óptimo de los recursos naturales y reduce drásticamente el consumo de energía.

Construcciones de Passivhaus

Una vivienda pasiva se construye haciendo un estudio bioclimático de la zona en la que se va a construir la casa. De esta forma se diseña de tal manera que aproveche al máximo los recursos naturales.

Con este estudio se pretende saber las horas de sol de la zona y así regular el uso de huecos en la fachada. Además, se estudia la orientación óptima e incluso los materiales con los que se va a construir.

También hay que invertir en un buen sistema de aislamiento térmico para la vivienda. Así, si no hay pérdidas de calor o frío no será necesario preocuparse por la climatización del edificio.

Para este tipo de casas se necesitará también la instalación de un recuperador del calor. En una casa pasiva el aire se está renovando continuamente. Por ello es necesario un recuperador del calor que hace que el aire nuevo que entra frío se caliente al cruzarse (y no mezclarse) con el aire caliente interior que sale.

Estos, y otros aspectos como el correcto sellado en las uniones de los distintos materiales o la instalación de ventanas de altas prestaciones, hace que el coste de una casa pasiva sea algo mayor que el de una casa tradicional.

Pero “el precio no es realmente un handicap decisivo, ya que el coste de construcción de una vivienda pasiva es ligeramente superior (entre el 3% y el 8%) al de otra convencional”, ha afirmado la Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP) en una entrevista para theluxonomist.es, y añade que “el precio se amortiza entre los primeros 5 y 10 años de uso”, dependiendo del tamaño de la edificación y gracias al elevado ahorro en consumo energético que proporciona una casa pasiva.

motivos-casa-pasiva-bcn
Interior casa pasiva de Barcelona | Fuente: PEP

Beneficios y Ventajas de las Casas Pasivas

La respuesta a esta pregunta es SÍ. Aquí te mostramos cinco motivos por los que debes invertir un poco más de presupuesto para construir una casa pasiva.

1. Ahorro de energía. Tu factura de luz bajará hasta un 90% puesto que una casa pasiva gasta solo un 10% de lo que lo hace una casa tradicional. Esto es posible a que la casa se calienta sola sin necesidad de un sistema de calefacción.

2. Confort. El clima interior de tu vivienda pasiva es el idóneo. Consigue aislarse totalmente de los factores externos como el ruido y las filtraciones de aire no deseadas. Además, la calidad del aire es mejor, pues está en continua renovación y filtrado.

3. Conciencia medioambiental. El no consumir casi nada de energía es sinónimo también de producir menos gases de efecto invernadero. Por lo que si estás comprometido con el medioambiente una casa pasiva es la mejor opción.

4. Rentabilidad. Ya hemos hablado de que construir una casa pasiva es más caro. Aun así, el ahorro de energía diario es tal, que la inversión se amortiza en aproximadamente en unos 10 años. A partir de ahí todo es ahorro.

5. Cumplir con la exigencia europea de consumo en edificios. La Directiva europea 2010/31/UE, aún pendiente de transponer en España, establece que a partir del 31 de diciembre de 2020 todos los edificios sean de consumo de energía casi nulo, y las casas pasivas cumplen con los requisitos de esta directiva. Por ello, es necesario invertir en este tipo de construcciones.

En relación al cumplimineto de la Directiva de Eficiencia Energética, la Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP) es optimista y afirma en su entrevista a theluxonomist.es que el sector está dando respuesta adecuadamente a las necesidades materiales y tecnológicas para construir mucho mejor de lo que establece la normativa actual, pero igualmente indica que estamos aún lejos de poder llegar a la línea de meta que marca la Directiva europea, porque solo el 1% de los nuevos edificios se construye con criterios Passivhaus.

Aunque queda mucho camino por recorrer, en España podemos encontrarnos muy buenos ejemplos de viviendas pasivas y cada vez son más los edificios que se construyen bajo el estándar Passivhaus, y no solo viviendas unifamiliares, sino que por fin se están empezando a construir edificios públicos y privados de usos diversos, edificios colectivos y promociones públicas de viviendas protegidas. Y esto se debe a que cada vez más se es más consciente de las ventajas de este modo de construir.

motivos-construir-casa-pasiva
Casa pasiva en Matadepera, Barcelona | Fuente: PEP

Certificado Passivhaus para Casas Pasivas 

Según el PEP en España hace dos años sólo había 53 obras construidas con los parámetros Passivhaus de las que, solamente 34 habían logrado obtener el Certificado del Passivhaus Institut para edificios de obra nueva; el Aulario de la Universidad de Burgos y el Palacio de Congresos de Vitoria han logrado la Certificación Enerphit después de su rehabilitación, certificado expedido también por el Passivhaus Institut.

Para obtener el Certificado Passivhaus, una casa pasiva debe poseer las claves en el diseño y construcción Passivhaus, limitar la demanda de calefacción o de refrigeración es una de estas claves, pues debe ser de un máximo de 15 kilovatios hora por metro cuadrado al año, la energía primaria tiene su tope en 120 kWh/m² al año y la barrera al paso del aire menor o igual a 0,6 renovaciones/hora (el volumen de aire de un edificio pasivo debe renovarse un 60 por ciento cada hora).

Además, la certificación no se consigue cuando está construido el edificio, sino que supone un elevado rigor en la ejecución de la obra y en muchos casos se subestima, bien por los técnicos, por el promotor o por la empresa constructora.

Es fundamental que todos los implicados en el proceso de construcción de unas casa pasiva estén comprometidos y alineados con el objetivo final de lograr la máxima eficiencia energética, ya que sino no merecerá la pena invertir en ellas. Además, este es el motivo principal por lo que algunos edificios no alcanzan la certificación.

Suscríbete a Nuestra Newsletter

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí los Términos de uso, privacidad y cookies. Si continúa navegando, está aceptándola.